MENÚ
MALDITA CIENCIA

37 bulos y mitos sobre las vacunas que nos están intentando colar

Publicado domingo, 7 febrero 2021
Comparte
Categorías
Vacunas
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus circulan desinformaciones sobre las vacunas en general y contra las de la COVID-19 en particular. Por ejemplo, se han viralizado vídeos y publicaciones que afirman que estas vacunas alterarán nuestro ADN, están fabricadas a base de células de fetos abortados, causan autismo, dañan el sistema inmune o aumentan el riesgo de infección por coronavirus. Ninguna de estas afirmaciones es cierta. Os lo explicamos. 

Por qué todas las vacunas pasan la fase 4 y por qué no es cierto que las vacunas aprobadas contra el coronavirus no sean ‘una vacuna al uso’ sino ‘una vacuna experimental’

Nos habéis preguntado por un vídeo de una entrevista en El Toro TV a Natalia Prego, de la que ya hemos desmentido varios contenidos desinformadores sobre el coronavirus, en el que dice sobre las vacunas comercializadas contra el coronavirus que “realmente la fase 4 no se ha completado y va a ser experimental en los humanos que vayan a ser vacunados. No es una vacuna al uso, es una vacuna experimental”. Pero no es así: todas los medicamentos y las vacunas tras aprobarse pasan por fase 4 o de estudios de seguimiento, también las del coronavirus.

No, el primer paquete de vacunas contra la COVID-19 que ha llegado a España no lleva el logo de una empresa de microchips

Ha circulado por redes sociales una imagen del primer paquete de vacunas contra la COVID-19 que llegó a España el pasado 26 de diciembre y en el que aparece el logo de la empresa Softbox. Esta foto va acompañada de una captura de la búsqueda en Google de una web denominada softboxsilverskin en la que aparecen las palabras "electrónica y microchips". Pero es un bulo que el paquete lleve un logo de una empresa de microchips.

El logo que aparece en el paquete de vacunas es el de la empresa Softbox, que se dedica al envasado con control de temperatura. La web que aparece en la imagen que se está moviendo es la de SilverSkin, que es la marca de Softbox especializada en la venta de cubiertas protectoras térmicas para el transporte de mercancías. Entre sus productos, cuentan con cubiertas térmicas para dispositivos electrónicos y microchips. Pero ni Softbox ni SilverSkin son marcas de "electrónica y microchips", sino de embalaje y contenedores.

No, la vacuna Sputnik V no ha provocado reacciones en la piel a una tal Sandra Romero

En los últimos días también se ha difundido un tuit con una foto de unas piernas con manchas rojas en la piel acompañada del siguiente mensaje: “Hola, soy Sandra Romero, DNI 37263954. Me puse la vacuna Sputnik V el martes por la tarde y el jueves me produjo reacciones en la piel". Es un bulo: se trata de una cuenta falsa que ha reconocido que su testimonio es "mentira"

Además, la imagen es antigua y no está relacionada con la COVID-19: circula desde al menos 2012, siete años antes de que se detectaran los primeros casos de SARS-CoV-2. El DNI que se menciona tampoco pertenece a una persona llamada Sandra Romero, sino a un hombre llamado Ignacio Rodrigo, tal y como ha comprobado Maldita.es a través del buscador Dateas.

La cuenta @sandraro62 aseguraba en su tuit que, además de las manchas en la pierna, presentó "un fuerte dolor de cabeza y malestar estomacal" dos días después de que le pusieran la vacuna Sputnik V. Sin embargo, el autor de la publicación, que ya ha sido eliminada, ha publicado un hilo reconociendo que su testimonio es "mentira" y que lo publicó a modo de "experimento social".

No, una cabo primera del Ejército argentino no ha muerto por la vacuna Sputnik V, puesto que no la recibió

También se han viralizado en redes sociales algunas publicaciones que indican que ha muerto una cabo primera enfermera del Ejército argentino, “con tan solo 29 años, tras recibir la vacuna transgénica rusa”. “Nos están matando. El genocidio ya es un éxito”, señalan los mensajes. Es un bulo. 

Las publicaciones mencionadas atribuyen la muerte de una cabo del Ejército argentino en Zapala, en la provincia del Neuquén, a un efecto adverso ocasionado por la vacuna rusa Sputnik V. Pero el Ejército argentino, a través de la Sexta Brigada de Montaña, ha difundido un comunicado donde explica que la joven murió por "una falla cardíaca" e inciden en que no se vacunó contra la COVID-19. 

También un coronel del Ejército argentino, así como una amiga de la fallecida han asegurado al diario local LM Neuquén que la joven no murió a causa de la vacuna, ya que nunca la recibió. Por otro lado, tanto la ministra de Salud de Neuquén, Andrea Peve, como el Gobierno provincial han negado que la muerte de una persona en la provincia esté relacionada con la vacuna Sputnik V.

No, esta imagen que sitúa a migrantes como grupo prioritario de vacunación contra la COVID-19 no es un documento oficial del Ministerio de Sanidad

“Si eres migrante tienes derecho por encima de los españoles a ponerte la vacuna en quinta posición. Y no se cortan al ponerlo, ahí tenéis el listado oficial". Con esta afirmación ha comenzado a circular de nuevo durante los últimos días esta captura en la que aparece, en orden de prioridad, un plan de vacunación contra la COVID-19 dividido en ocho grupos de personas. En ella, el quinto grupo prioritario en recibir la inyección serían las personas institucionalizadas y en riesgo de exclusión social entre las que se encontrarían los migrantes. La imagen se comparte en TikTok asegurando, como decimos, que es un “listado oficial”. Sin embargo, es un bulo que sea un documento oficial.

No, Nancy Pelosi no se ha vacunado con tapa y otros bulos del vídeo 'Vacuna Show'

Un vídeo viral, con el título 'Vacuna Show' y que comienza con imágenes de 'Los Simpsons', recopila numerosos bulos y desinformaciones sobre las vacunas contra el coronavirus. En él, se muestran supuestas vacunaciones falsas de políticos como Beni Ben Muvchar. Unas imágenes muestran cómo el político israelí fue supuestamente vacunado falsamente sin aguja, sin carga y sin apretar el émbolo.

Pero, como han verificado Les Observateurs del medio francés France 24, perteneciente al International Fact-Checking Network (IFCN) del que también forma parte Maldita.es, Ben Muvchar fue realmente vacunado contra el coronavirus. El vídeo viral fue grabado el 23 de diciembre. En él, una enfermera finge vacunarlo, pero anteriormente se grabó cómo fue realmente vacunado, tal y como muestra el vídeo que él mismo subió a su cuenta de Facebook.

Otra parte del vídeo viral muestra una imagen de la vacunación contra el coronavirus de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, supuestamente "con tapa". Pero es un bulo. Las fotografías de AFP muestran que lo que llaman "tapa" en realidad es una parte de la jeringuilla que precede a la aguja, que sí es visible en sus fotografías. 

No, la aguja de las vacunas contra la COVID-19 no desaparece: es una aguja retráctil

Está circulando un vídeo en el que aseguran que las agujas de las jeringuillas que utilizan para la vacunación contra la COVID-19 desaparecen. Pero es un bulo. Las agujas no desaparecen, son agujas retráctiles. 

La BBC, de donde salen las imágenes, ha negado que la aguja desaparezca. Por otro lado, en 2015, la OMS hizo un llamamiento a utilizar este tipo de agujas para proteger al personal sanitario.

No, la comunidad islámica de España no ha declarado que no se van a vacunar contra la COVID-19

También ha circulado una imagen que afirma que “la comunidad islámica española declara que no se vacunan de COVID-19 ni de nada”. Es un bulo. La Comisión Islámica de España, que es la entidad representativa de las comunidades religiosas islámicas en el país tras la firma del acuerdo de cooperación con el Estado en 1992, ha emitido una nota informativa en la que asegura que el cartel que se está moviendo es falso.

Este organismo recomienda a los musulmanes "seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias españolas e internacionales oficiales, también ahora sobre las vacunas". Del mismo modo, pide que se haga caso omiso a la imagen, que tiene como objetivo "difundir un bulo que provoque animadversión contra los musulmanes". 

Además, la fotografía que aparece en el cartel no está relacionada con la Comisión Islámica de España o con sus representantes. El que aparece es Abu Bakr al-Baghdadi, líder del autodenominado grupo terrorista Estado Islámico. Maldita.es la ha encontrado publicada por Associated Press (AP).

No, la vacuna de Pfizer no ha sido elaborada en China y esta foto es de un inhalador

En los últimos días se ha compartido por redes sociales una fotografía en la que aparece una supuesta vacuna de Pfizer contra la COVID-19 que está "fabricada en China". Pero es un bulo. Se trata de un montaje que muestra un inhalador de THC (un componente del cannabis). 

La imagen viral muestra una supuesta vacuna de Pfizer en un paquete en el que aparece el letrero "made in China". A pesar de que Pfizer cuenta con cuatro plantas de fabricación en China, ninguna de ellas se está utilizando para la elaboración de esta vacuna. Tal y como publicaron en una nota de prensa los laboratorios encargados de fabricar la inyección contra la COVID-19, sus centros de fabricación y distribución se encuentran localizados en Alemania, Bélgica y Estados Unidos.

No, la vacuna contra el coronavirus ‘no está produciendo SIDA’ en Australia

Se ha viralizado una publicación que afirma que en Australia “la vacuna está produciendo SIDA en la gente”. Pero es un bulo: ninguna vacuna contra el coronavirus, aprobada o experimental, está provocando sida.

En realidad, una potencial vacuna contra el coronavirus que estaba desarrollando la Universidad de Queensland (Australia) se descartó en la fase 1 por dar falsos positivos al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) entre sus voluntarios. 

Según cuentan desde la Universidad de Queensland, “la vacuna no puede causar infección de VIH” y los análisis confirman que no hay presencia de VIH entre los voluntarios de la vacuna descartada. Dicha universidad ha explicado a Maldita Ciencia que la vacuna no tiene VIH. Los falsos positivos se deben a que la posible vacuna generaba anticuerpos contra fragmentos de una proteína (gp41, que se usa para estabilizar la vacuna) y que precisamente esta proteína también está presente en la envoltura del VIH.

No, no se ha suspendido la vacunación contra la COVID-19 en toda la ciudad de Rosario (Argentina) “debido a la cantidad y severidad de las reacciones adversas presentadas”

También se han viralizado varias desinformaciones firmadas por el grupo negacionista Médicos por la Verdad Argentina que aseguran que se suspendía “la vacunación en toda la ciudad de Rosario", en la provincia de Santa Fe en Argentina, “debido a la cantidad y severidad de las reacciones adversas presentadas”. Es un bulo. 

El Ministerio de Salud de Santa Fe, provincia a la que pertenece Rosario, publicó en su perfil de Twitter el 1 de enero que “no se ha suspendido el operativo de vacunación contra el Covid19”. Y añadió que, “por el contrario, el mismo continúa realizándose dentro del cronograma previsto”.

También el pasado 1 de enero, tres días más tarde del inicio de vacunación en Argentina, la Secretaría de Salud Pública de Rosario publicó un tuit al respecto. “Ante la viralización de audios referidos a la vacunación en la ciudad de Rosario, desde @SaludRosario queremos informar que la campaña de vacunación para #covid19 continúa normalmente según el cronograma propuesto el próximo lunes 4 de enero”, tuiteó. 

No, en esta foto la alcaldesa de Marbella no está recibiendo la vacuna de la COVID-19

También se han viralizado algunos tuits que indican que la alcaldesa de Marbella y senadora del PP, Ángeles Muñoz, “se salta el protocolo de vacunación COVID-19 y prefiere ella ponerse la vacuna a que se la pongan a un anciano dependiente de una residencia”. Estas publicaciones circulan junto a una foto de la alcaldesa de Marbella mientras recibe una vacuna. 

Sin embargo, es un bulo. La foto no corresponde a la campaña de vacunación contra la COVID-19. Es una imagen publicada en octubre de 2020 durante la campaña de vacunación contra la gripe. Así lo muestra un tuit de la televisión pública de Marbella, RTV Marbella, publicado el 14 de octubre de 2020. En él se indica que “comienza la campaña de vacunación con la previsión de atender a unas 300 personas cada día”.

Además, la primera vacuna contra la COVID-19 en España se puso el 27 de diciembre de 2020. Es decir, más de dos meses después de que se publicase la foto de la alcaldesa de Marbella. 

No, no hay evidencia de que las vacunas contra el coronavirus provoquen esterilidad

En el momento en que en varios países ya han autorizado y empezado a vacunar contra el coronavirus, han aumentado los bulos y desinformaciones sobre supuestos efectos negativos de la vacuna como quedarse estéril. 

Estos contenidos se basan en el argumento erróneo de que la vacuna de ARN mensajero se une a la enzima angiotensina 2 (ACE2) de las células, que interviene también en la infección por parte del coronavirus, que está presente principalmente "en los testículos, en ovarios y no en los pulmones". Pero no hay pruebas de que sea así.

En Maldita Ciencia ya os hemos explicado por qué la enzima ACE2 no tiene relación con una hipótetica esterilidad por la vacuna (o el coronavirus). Jesús Pérez Martín, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Vacunología, explicaba a Maldita Ciencia que ni siquiera se ha descrito esterilidad en las personas infectadas supervivientes a la infección por COVID-19. "Por lo tanto, no sería lógico que ocurriera tras la vacunación. No está entre las hipótesis de trabajo y tampoco se ha descrito como efecto adverso en las 60.000 personas vacunadas en los ensayos clínicos".

No, la supuesta noticia que dice que la primera mujer en vacunarse contra el coronavirus en Reino Unido se encuentra en estado crítico no es real

Nos habéis preguntado por una captura de una supuesta noticia en la que se afirma que Margaret Keenan, la primera mujer en recibir la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 en Reino Unido, se encuentra en estado crítico debido a un “problema no relacionado con la salud”. Pero es un montaje. 

Se ha tomado como plantilla el formato de la web de la revista Mother Jones, pero el nombre del autor no coincide con ningún periodista de ese medio. Además, siempre circula la misma captura de pantalla sin añadir ningún link o medio al que acudir.

No, no ha muerto la enfermera que se desmayó tras ponerse la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19

Se ha viralizado la supuesta muerte de Tiffany Dover, una enfermera que se desmayó tras  ponerse la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 en un hospital de Tennessee (EE UU). Pero es un bulo

El hospital ha declarado a Maldita.es que la enfermera no ha fallecido, que está en su casa y “se encuentra bien”. El centro también ha publicado un vídeo donde se ve a Tiffany Dover con vida el 21 de diciembre.

No, la FDA no advierte de “la muerte” como posible efecto secundario de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus

Nos habéis preguntado por una imagen que circula por redes sociales que alerta de los “peligros” de la vacuna desarrollada por los laboratorios Pfizer y BioNTech. Según la publicación, la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos en Estados Unidos) informó en un documento que algunos de los posibles efectos adversos de la vacuna contra la COVID-19 eran el síndrome de Guillain-Barré, mielitis transversa, accidente cerebrovascular o incluso la muerte.

Pero es un bulo. El documento al que se refiere la publicación en redes hace referencia a un borrador sujeto a cambios que la FDA realizó en octubre sobre el monitoreo de la seguridad y efectividad de todas las candidatas a vacunas contra la COVID-19, no a la de Pfizer en concreto. Además, no se han notificado tales efectos secundarios en la vacuna de Pfizer.

No, 'el organismo regulador suizo' no ha prohibido 'la vacuna ARN que viene de Alemania'

Se ha difundido que "el organismo regulador suizo ha prohibido la vacuna ARN que viene de Alemania, por su peligrosidad". Es un bulo. El organismo suizo que se encarga de la vigilancia y aprobación de los medicamentos, Swissmedic, ha aprobado la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech el 19 de diciembre de 2020.

A fecha de 29 de diciembre Swissmedic tampoco ha rechazado las otras vacunas contra la COVID-19 que han presentado solicitudes ante este organismo. Por lo tanto, no han prohibido ninguna vacuna "por su peligrosidad".

No, las vacunas de ARN mensajero no alteran nuestro ADN 

En las últimas semanas se han compartido en redes sociales mensajes que afirman que las vacunas de ARN mensajero alteran nuestro ADN. Es un bulo. Las vacunas de ARN mensajero no podrían de ninguna forma interferir en la secuencia de ADN de nuestras células.

Por lo tanto, no es cierto que las vacunas de ARN mensajero puedan hacer que seamos "un ser transgénico", tal y como indica en un vídeo una persona llamada Fernando López-Mirones que se presenta como biólogo y divulgador. También está llena de falsedades la cadena de WhatsApp atribuida a Robert F. Kennedy Jr. que dice que las vacunas de ARN "representan la manipulación genética" y causan "daño genético irreparable".

Y tampoco son ciertas las afirmaciones del vídeo en el que 160 supuestos médicos "desaprueban la vacuna anticovid" porque "cambiará nuestro ADN". Además, dichas personas aparecen por videollamada en un programa y no son identificadas adecuadamente así que no es posible saber si realmente son médicos. En Maldita Ciencia os hemos explicamos con todo detalle qué son las vacunas de ARN y por qué no van a alterar tu ADN.

No, la vacuna del coronavirus no "se fabrica a base de células de fetos abortados" 

Algunos contenidos que se han compartido en las últimas semanas en redes señalan que las vacunas contienen células de animales y de "niños abortados". Por ejemplo, ha circulado una imagen que indica que la posible vacuna contra la COVID-19 que está desarrollando AstraZeneca lleva entre sus ingredientes "tejido pulmonar de varón caucásico abortado de 14 semanas".

Sin embargo, no es cierto que las vacunas contengan células de fetos abortados. Para generar la versión debilitada de los virus utilizados en las vacunas (los que harán que nuestro sistema inmune "aprenda a pelear" contra esa amenaza externa) hay que cultivarlos. Eso no puede hacerse en cualquier superficie, ya que estos necesitan células a las que infectar para sobrevivir.

La opción más eficiente para la producción de las vacunas es el uso de cultivos celulares, es decir, células (de procedencia animal o humana) que se cultivan en un medio artificial de forma controlada. Existen dos líneas celulares inmortalizadas que provienen de células extraídas durante el análisis de dos fetos resultado de dos abortos por motivos médicos en 1961 y 1966. Esas células, que se han utilizado en investigaciones para vacunas contra la polio, la rubeola o la varicela, nunca han formado parte de los fetos originales. 

De los microchips en las vacunas a la patente del coronavirus: los bulos que utilizan a Bill Gates para desinformar

Algunas desinformaciones intentan relacionar a Bill Gates y a su fundación con el origen del virus y con supuestas vacunas contra la COVID-19 creadas para controlarnos. Como ya os hemos contado en Maldita Ciencia, no es cierto que Bill Gates haya dicho que más de 700.000 personas morirán por la vacuna del coronavirus ni que haya financiado vacunas que portasen microchips o nanobots para "controlar la población mundial".

Para sostener este tipo de teorías, se sacan de contexto las respuestas que Gates dio en una sesión de preguntas que ofreció en la red social Reddit. En ella, uno de los usuarios  preguntó por los cambios que se tendrían que hacer en la forma en que operan las empresas para mantener la economía y proporcionar distanciamiento social. Gates respondió: “La cuestión de qué empresas deberían continuar es complicada. Ciertamente, el suministro de alimentos y el sistema de salud (...) Eventualmente tendremos algunos certificados digitales para mostrar quién se recuperó o se hizo la prueba recientemente o, cuando tengamos una vacuna, quién la recibió”. Esta fue la respuesta completa, sin ninguna mención a microchips ni nanobots, pero que se sacó de contexto para servir de soporte a diferentes teorías de la conspiración.

Además, no hay pruebas de que Gates sea el propietario de la patente del actual brote del coronavirus ni de que haya escrito una carta en la que diga que el coronavirus es "el gran corrector" y que "está aquí para enseñarnos unas lecciones que parece hemos olvidado". 

No, la vacuna de la gripe no aumenta el riesgo de infección por coronavirus 

Durante la pandemia también han circulado en las redes sociales mensajes que indican que la vacuna contra la gripe aumenta el riesgo de infección por coronavirus o de padecer  un caso de COVID-19 más grave. Tampoco hay evidencias científicas de que sea así. 

Uno de los estudios que se han utilizado para defender esta supuesta relación entre la vacunación y la COVID-19 ha sido realizado en el hospital de Barbastro (Huesca). Pero el estudio no dice que la vacuna de la gripe sea la causa de la COVID-19 y es un “texto científico de baja calidad, según contaba a Maldita Ciencia Jorge Carrillo, vocal de la Sociedad Española de Inmunología (SEI).

En Maldita Ciencia también os hemos hablado de tablas y gráficas que comparan vacunaciones y muertes por coronavirus. Lo primero que hay que aclarar ante este tipo de contenidos es que correlación no implica causalidad. Es decir, que haya relación entre dos fenómenos no significa que uno provoque el otro.

No, la vacuna de la gripe no está relacionada con el riesgo de padecer alzhéimer

No hay evidencias de que la vacuna de la gripe esté relacionada con un mayor riesgo de padecer alzhéimer. Por lo tanto, esta imagen que afirma que "si una persona recibe cinco vacunaciones de la gripe en su vida el riesgo de padecer alzhéimer aumenta un 600%” es un bulo. 

Tal y como os hemos explicado, el bulo nació por unas declaraciones del doctor Hugh Fudenberg (al que se le retiró la licencia) en la primera conferencia internacional de vacunación en 1997, y repetidas por el presentador Bill Maher en el programa de Larry King en 2005.

Por el contrario, lo que sí hay es un estudio publicado en la revista de la Canadian Medical Association que apunta hacia lo contrario: que la exposición a vacunas contra la difteria, el tétanos, la poliomielitis o la gripe podría proteger contra el desarrollo posterior de la enfermedad de Alzheimer.

No, no han muerto 97 ancianos en una residencia "madrileña" a causa de la vacuna de la gripe que se les puso "a principios de septiembre"

Desde el 29 de septiembre se difunde un texto en el que se afirma que en una residencia de mayores "madrileña" han muerto 97 de un total de 120 ancianos "en los últimos 20 días". En el mensaje se relaciona estos supuestos fallecimientos con la vacuna de la gripe, que supuestamente se les puso a principios de septiembre. Pero es un bulo.

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid aseguraron a Maldita.es que no se había vacunado frente a la gripe. Ya el 13 de octubre, la Comunidad de Madrid anunció que la campaña de vacunación empezaría al día siguiente, el 14 de octubre.

Además, no es la primera vez que circula desinformación sobre el polisorbato 80, que es una sustancia que se agrega como adyuvante en algunas vacunas ya que ayuda a que esta se mantenga en condiciones óptimas hasta que se aplica. En Maldita Ciencia ya os hemos contado qué es, por qué se usa en la vacuna antigripal y por qué no hay evidencias de que tenga relación con la COVID-19. 

No, la vacuna de la gripe no mató a 50 millones de personas durante la pandemia de 1918

En medio de la actual pandemia de coronavirus, están circulando por redes sociales publicaciones que aseguran que durante la pandemia de la mal llamada "gripe española" de 1918 "sólo murieron los vacunados" o que "sólo la vacuna mató a 50 millones de personas". Es un bulo.

Como explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, se calcula que murieron 50 millones de personas en todo el mundo por la "gripe española" de 1918, pero esta pandemia se afrontó "sin una vacuna para proteger contra la infección por influenza", por lo que es imposible que 50 millones de personas murieran por la vacuna durante la pandemia. De hecho, no fue hasta la década de 1940 cuando se desarrolló la primera vacuna contra la gripe en EEUU, como recuerdan los CDC. 

No, no es cierto que la primera ministra de Queensland (Australia), Annastacia Palaszczuk, evitara vacunarse

Nos habéis preguntado por un vídeo de la cadena 7 News de la primera ministra del Estado australiano de Queensland, Annastacia Palaszczuk, vacunándose en el que se ve que la jeringuilla lleva la tapa puesta. Estas imágenes se han utilizado para reforzar una teoría antivacunas y afirmando que la política en realidad no se vacunó. Pero es un bulo.

La cadena 7 News publicó otro vídeo en el que sí inyectan la vacuna de la gripe a la política australiana. El medio ha explicado que tras ser vacunada, un fotógrafo pidió que volvieran a representar el momento para sacar más fotografías. El vídeo que se ha viralizado es de esta representación, cuando la jeringuilla tenía la tapa puesta. 

No, no hay evidencias de que las vacunas causen autismo

Un bulo histórico que se ha viralizado durante años indica que las vacunas infantiles causan autismo. Esta idea resulta especialmente dañina: es uno de los motivos (aunque no el único) de que en algunos países estén bajando las coberturas de vacunación contra enfermedades que ya estaban controladas y en vías de erradicación. 

Pero en realidad no hay absolutamente ninguna evidencia científica de que las vacunas produzcan autismo. Como ya os hemos contado en Maldita Ciencia, es falso que un informe publicado en Estados Unidos demuestre que hay 89 casos "comprobados" de autismo por culpa de las vacunas. 

Las vacunas pueden tener algunos efectos secundarios que, en la enorme mayoría de los casos son leves y poco duraderos, pero el autismo no se encuentra ni siquiera entre los más graves. Antes de que una vacuna llegue a la población ha pasado por estrictos controles de seguridad y de eficacia. En Maldita Ciencia ya os hemos explicado todas las fases que tiene que pasar una vacuna antes de ser aprobada

No, el papa Francisco no ha asegurado que para ir al cielo será necesaria la vacuna contra la COVID-19

Está circulando un contenido que afirma que el papa Francisco ha asegurado que "para ingresar al cielo ahora será necesaria la vacuna contra el covid-19". Es un bulo. El contenido sale de una web satírica en inglés y la página que lo publicó en español lo ha borrado.

El mensaje que se ha compartido es una captura de un titular junto a una foto del papa Francisco, publicado el 2 de diciembre de 2020 en la web Prensa Notiglobo. Al realizar una búsqueda de ese titular hemos comprobado que esta web ya ha borrado el contenido, aunque hay una versión archivada. 

La búsqueda por palabras clave en español no da como resultado la publicación de estas supuestas declaraciones en medios de comunicación u otro canal. En cambio, si las buscamos en inglés encontramos este titular publicado el 30 de noviembre de 2020 en la web The Babyloon Bee. Pero si nos vamos al apartado "sobre nosotros" de esta web, podemos comprobar que se definen como "la mejor web satírica del mundo".

No, no hay pruebas de que siete niños senegaleses hayan muerto después de que les pusiera una vacuna contra la COVID-19

Nos habéis preguntado por una imagen en la que se asegura que "ayer se inició la vacunación masiva contra COVID-19 en Senegal y los primeros siete niños que la recibieron murieron en el acto". 

Sin embargo, en abril de 2020 (cuando nos preguntasteis por este bulo) ni siquiera existía una vacuna contra la enfermedad. Además, no hay pruebas de que siete niños senegaleses hayan muerto. 

La imagen se ha viralizado al mismo tiempo que un vídeo en el que supuestamente se mostraba la detención de quien habría aplicado la vacuna, pero las autoridades senegalesas han confirmado que lo detuvieron por un malentendido y que ni se administró ninguna vacuna ni murieron siete niños por ello.

No, esta no es una vacuna contra el coronavirus que causa la COVID-19: es una vacuna para un coronavirus canino

Nos estáis preguntando por una imagen de una vacuna para el coronavirus que se difunde con el mensaje "esto fue en 2001, díganme por qué 19 años después dicen que no hay vacuna". Esta imagen se difunde afirmando que la vacuna contra el coronavirus es contra el virus actual que causa la COVID-19. Es un bulo.

No es una vacuna contra el coronavirus que causa la COVID-19 sino contra un coronavirus en perros. Como ya os hemos contado en otras ocasiones, existen tres tipos de coronavirus caninos y el primero de ellos se descubrió en 1971.

Los coronavirus se identificaron por primera vez en los años 60, como recogen los CDC. Pero la cepa que ha causado el actual brote iniciado en Wuhan (China) fue descubierta a finales de 2019, tal y como aparece publicado en un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No, vacunarse en España no es obligatorio (salvo en situaciones excepcionales)

Nos habéis preguntado por un mensaje en el que se explica “cómo negarse legalmente a la próxima vacuna”. El texto, que se ha difundido por redes sociales, ha sido relacionado con el coronavirus en Twitter. 

En España, salvo en situaciones excepcionales, la vacunación es voluntaria (y recomendable). “Nuestro ordenamiento no incorpora explícitamente el deber de vacunación y nadie puede, en principio, ser obligado a vacunarse”, explicó a Maldita Ciencia el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP). 

No obstante, sí hay determinadas situaciones que permiten que las autoridades públicas competentes impongan la vacunación obligatoria, “fundamentalmente en caso de epidemias”, según el CAV-AEP. Pero incluso aunque fuera obligatorio vacunarse, los consejos que se comparten para negarse no servirían de nada.

No, la vacuna contra la COVID-19 no dejará a todos "enfermos y debilitados"

En los últimos meses también se han viralizado mensajes que cuestionan la seguridad de las vacunas, especialmente, las de la COVID-19. En Maldita Ciencia ya os hemos contado todas las fases por las que tiene que pasar una vacuna antes de ser aprobada para garantizar su seguridad. Es un bulo que la vacuna contra la COVID-19 "destruya el sistema inmunológico de forma permanente", tal y como afirma Joseph Mercola, osteópata que difunde teorías sin evidencias científicas.  

También es falso este contenido que afirma que “una vez vacunados, todos estaremos enfermos y debilitados”. Al vacunarnos nuestro sistema inmune se entrena para poder acabar con posibles amenazas microscópicas (ya sean virus o bacterias) en el caso de que entren en contacto con nuestro organismo de manera natural a partir del momento en el que recibimos el fármaco. ¿Cómo? "Engañando" al sistema inmune, como en un ensayo general, para que esté listo y actúe en el “estreno de la obra”, es decir, cuando de verdad entra en el organismo el virus o bacteria. A esto se le conoce como inmunización

No, una vacuna que presenta una mortalidad del 33 % nunca saldría al mercado

Nos habéis preguntado por una publicación que pregunta si te pondrías una vacuna con una tasa de mortalidad del 33 % para sentirte a salvo de un virus con una tasa de mortalidad del 0,6 %. 

Tal y como explicaba a Maldita Ciencia Jorge Carrillo, vocal de la Sociedad Española de Inmunología e investigador en IrsiCaixa, "ninguna vacuna puede causar muerte de forma directa". Si esto es así, la vacuna nunca llegaría al mercado. 

Todos los medicamentos tienen que ser autorizados antes de poder ser utilizados por la población general. Para que esto pase, tienen que pasar múltiples pruebas que garanticen su seguridad, inmunogenicidad en caso de ser una vacuna (es decir, la capacidad que tiene un antígeno de activar el sistema inmunitario y producir una respuesta inmune), y eficacia protectiva, como explica este artículo en el Journal of Postgraduate Medicine. Os lo contamos en Maldita Ciencia.

Por qué ningún componente de las vacunas supone un peligro para la salud en la cantidad en la que se utiliza

Algunos de los mensajes que se han viralizado advierten sobre varios supuestos componentes de las vacunas y detallan qué efectos negativos podrían tener en nuestro organismo. Pero ningún componente de las vacunas supone un peligro para la salud en la cantidad en la que se utiliza

Sus dosis suelen ser mínimas y cumplen una función específica en el fármaco. Por ejemplo, son necesarios para para garantizar la seguridad (evitan contaminaciones por microorganismos) y la estabilidad (que no pierdan eficacia con el tiempo) o mejorar las cualidades finales de las vacunas.

Las falsedades de la cadena de WhatsApp que dice que la UE quiere "relajar las regulaciones de la vacunación"

Nos habéis preguntado por cadenas de WhatsApp que decían que la intención de la Unión Europea era relajar las regulaciones de la vacunación para que la vacuna contra la COVID-19 estuviera disponible más rápidamente.

Es cierto que la Comisión Europea pretendía acortar los plazos de desarrollo de la vacuna contra la COVID-19 ante la emergencia de salud pública, pero esto no tiene nada que ver con que se fueran a "anular las normas", como afirma la cadena de WhatsApp. 

La Unión Europea se propuso lograrlo en un plazo de 12 a 18 meses, o incluso antes, sin que ello afectara a la seguridad, la calidad o la eficacia. El 21 de diciembre la Comisión Europea autorizó la comercialización condicional de la vacuna de Pfizer y BioNTech

No, el nuevo brote de coronavirus no está con nosotros desde hace siglos y la vacuna para el rotavirus-coronavirus bovino no es para este nuevo brote

Nos habéis preguntando por una publicación sobre el coronavirus que circula por redes sociales en la que se afirma que "el virus está con nosotros desde hace siglos, para nuestros animales hay vacunas! ¿Y para los humanos porque tardan tanto en distribuirlas?". 

Esta publicación va acompañada de una foto de una vacuna para el rotavirus-coronavirus bovino. Es un bulo: esta vacuna es para un brote diferente de coronavirus que el que ahora se ha extendido.

No, esta vacuna no es para el coronavirus que causa el COVID-19, ni demuestra que este coronavirus exista desde hace muchos años

Se está difundiendo una imagen de una vacuna en la que se ve la palabra coronavirus en el prospecto y se está difundiendo afirmando que el coronavirus no es nada nuevo y que existe desde hace décadas.

Es un bulo. Aunque los coronavirus se identificaron por primera vez en los años 60, como recogen los CDC, la cepa que ha causado el actual brote iniciado en Wuhan (China) fue descubierta a finales de 2019, tal y como aparece publicado en un informe de la OMS.

La vacuna que aparece en la imagen es una vacuna de la marca Merial para perros y no es sólo para un tipo de coronavirus, sino que también se usa para otras enfermedades como el parvovirus o la viruela del canario. 

No, Kissinger no dijo en el Consejo de Eugenesia de la OMS que "una vez que el rebaño acepta las vacunas obligatorias, aceptarán cualquier cosa"

También ha circulado en redes sociales una cita que le atribuyen al ex secretario de Estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger, en la que, entre otras cosas, se asegura que "una vez el rebaño acepta las vacunas obligatorias, se acaba el juego, aceptarán cualquier cosa", como la "donación forza (sic.) de sangre u órganos". 

Según la imagen, Kissinger habría realizado esas declaraciones el 25 de febrero de 2009 durante un discurso en el Consejo de Eugenesia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero es un bulo puesto que dicho consejo no existe y no hay rastro de las supuestas declaraciones.

Si quieres defenderte y desmentir estos y otros bulos que circulan sobre la vacuna contra la COVID-19, en Maldita Ciencia hemos hecho un manual para ayudarte.

* Iremos actualizando el artículo con los nuevos bulos sobre vacunas que se vayan viralizando.


Primera fecha de publicación de este artículo: 29/12/2020

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.