MENÚ








Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira




Muchas organizaciones de fact-checking quieren evitar que se las utilice para hacer 'fact-washing': ya hay plataformas digitales que sólo quieren pregonar públicamente que tienen acuerdos con uno o varios fact-checkers, aunque su trabajo con ellas sea poco opaco o tenga un efecto irrelevante en la protección de sus usuarios frente a la desinformación.