Maldita Ciencia
19/05/2020

Qué sabemos sobre la tabla que compara vacunaciones y muertes de mayores de 65 años por coronavirus

Nos habéis preguntado por una tabla que compara muertes por coronavirus con el porcentaje de personas mayores de 65 años vacunadas de la gripe. Os contamos lo que sabemos al respecto. 

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

La tabla ha sido publicada en una web en la que se solicita una investigación para conocer la relación entre la vacunación de la gripe y las muertes por Covid-19 y también ha sido compartida en redes sociales como Facebook. “Si comparamos los porcentajes de vacunaciones y las muertes por cada cien mil habitantes, puede observarse una relación entre ambas variables”, se explica en la web. 

Sí existe una correlación, pero no una relación causal

"¿Hay una relación entre la vacunación de la gripe y las muertes de COVID-19?", se pregunta en la web. Jorge Carrillo, vocal de la Sociedad Española de Inmunología e investigador en irsiCAIXA, explica a Maldita Ciencia que la trampa de la pregunta está en el uso de “correlación” para indicar causalidad. Sí hay una correlación entre el número de vacunados mayores de 65 años y los muertos por la COVID-19 “pero la correlación no implica causalidad”, algo de lo que ya os hablamos aquí.

Para explicarlo pone un ejemplo: “Si un país tiene una buena política de vacunación y muchas personas mayores de 65 años, como podría ser Reino Unido, tendrá muchas personas de más de 65 años vacunadas. Esto es normal porque a este grupo de edad se le recomienda la vacunación anualmente, debido a que son particularmente susceptibles a infecciones víricas, que muchas veces se les pueden complicar, como es la gripe. Se sabe que la COVID-19 es más severo en mayores de 65, especialmente con comorbilidades, que es lo normal a estas edades. Si te fijas solo en el número de personas vacunadas con más de 65 y muertes por COVID-19, te sale una correlación, aunque no tenga ninguna relación causal”. 

Pero si la pregunta es si existe una relación causal entre la vacunación por gripe y la posibilidad de morir por COVID-19, Carrillo asegura que la respuesta es no. “Los factores de riesgos asociados con la mortalidad por COVID19 están bien establecidos, es posible que falte alguno, pero desde luego la vacunación previa no será una de ellas”, afirma. 

Aún así, Carrillo considera que tiene sentido realizar estudios para establecer biomarcadores que pueden predecir la severidad de la infección. “Se están llevando estudios a este respecto, por ejemplo, con niveles de citoquinas, otras enfermedades, edad, sexo, hábitos de vida, alimentación… La vacunación podría ser un factor más a tener en cuenta. En cualquier caso estos estudios solo buscan correlación, la causalidad se tendrá que demostrar a posteriori”, añade.

De hecho, en España ya hay una investigación en marcha, según explica Luis Ignacio Martínez Alcorta, de la Asociación Española de Vacunología, a Maldita Ciencia. El Área de Investigación en Vacunas (AIV) de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO) coordina el ensayo clínico VIGIRA, que permitirá estudiar los efectos de la vacuna antigripal sobre otras infecciones respiratorias agudas y cómo puede interferir en la incidencia y severidad de la COVID-19. 

La tabla solo incluye datos de algunos países  

En la página web en la que aparece la tabla se menciona que “los países con mayor número de muertos  por la pandemia de COVID-9, son Inglaterra, Francia, Italia, España y Países Bajos” y se menciona que “estos  países tienen las tasas de vacunación más altas”.

Carrillo resalta la manipulación de los datos para mostrar solo países donde esta asociación pueda intuirse”. “Es una tabla con números donde ni su origen ni su utilidad están claros, faltan muchos países y los datos son incompletos, entre otras cosas porque la pandemia de COVID-19 no ha finalizado”, añade.

Tampoco se tienen en cuenta otras variables importantes como los factores de riesgo

Alcorta considera que "resulta evidente que la tabla pretende confundir al lector estableciendo una asociación espuria”: “De momento, ninguna agencia de salud pública ha constatado la relación que sugiere la tabla y, por lo tanto, no hay motivo alguno para generar preocupación en la población. Existen determinados grupos para los que está indicada la vacuna antigripal de forma sistemática, como las embarazadas, o los niños en determinados países, en los que no se han observado diferencias o un aumento en la incidencia o mortalidad”.

Según explica, la forma que tenemos para medir algunas variables puede hacer que los valores obtenidos no sean comparables entre ellos: “La tasa de mortalidad por ejemplo, dependerá de la definición de caso empleada en cada país”.

Además, subraya que a día de hoy conocemos diversas variables o condiciones de salud que llamamos factores de riesgo. Por ejemplo, la edad, la obesidad, las enfermedades crónicas o los hábitos tóxicos. Estos factores “condicionan un peor pronóstico a las infecciones producidas por diversos agentes biológicos, entre los que se encuentran el SARS-CoV-2”. 

Estas y otras variables pueden confundir la asociación existente entre el factor de estudio (vacunación antigripal) y la variable respuesta (muerte por COVID-19) al no ser consideradas en el análisis, obteniéndose una correlación que denominamos espuria, es decir, falsa”, sostiene.

No está claro de dónde salen los datos de la tabla 

No está claro de dónde provienen los datos de la tabla. En la web se indica que los datos provienen de fuentes como el Ministerio de Sanidad, la OMS, Eurostat, el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas (CSSE) en la Universidad Johns Hopkins (JHU) y RTVE. En concreto, incluye seis enlaces de dónde se supone que han salido los datos. 

Uno lleva a una web del Ministerio de Sanidad con información sobre la gripe como de qué forma se transmite o cuál es el tratamiento. Otro, a una página de la OMS en la que cada día publica un informe con el número de casos confirmados y muertes. Maldita Ciencia ha comprobado que en el caso de España, los datos ofrecidos del total de contagiados y de muertes por coronavirus corresponden al informe del día 5 de mayo. Pero en algunos de países citados hay datos que no son exactos, aunque la variación de las cifras no es especialmente destacable. 

De hecho, se citan otras fuentes que también dan datos sobre la situación generada por el coronavirus. Una es el mapa en tiempo real que elabora el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas (CSSE) en la Universidad Johns Hopkins (JHU) y otra, el mapa mundial del coronavirus de RTVE. 

Por último, se enlaza a esta página y esta de Eurostat. Una hace referencia a la tasa de dependencia de las población mayor de 65 años en la Unión Europea. La otra lleva a una búsqueda de “tasa de vacunación contra la gripe en ancianos” en el portal de estadísticas de la Unión Europea en la que aparecen 29 resultados. 

Maldita Ciencia ha contactado con el creador de esta tabla, que no ha revelado a qué se dedica alegando que “esto lo puede hacer cualquiera que sepa donde están los datos”. Al preguntarle por las fuentes originales de los datos de cada columna de la tabla, nos ha remitido solo a dos enlaces: el mapa de RTVE que ya hemos mencionado y esta web en la que se ofrecen porcentajes de personas mayores de 65 años vacunadas contra la gripe en diferentes países en 2017. 

Algunos datos de esta última web no concuerdan con los que aparecen en la tabla. Por ejemplo, en Reino Unido en la tabla se indica que un 76,6% de personas mayores de 65 años han sido vacunadas contra la gripe y en la web figura que se trata de un 72,6%. Además, hay países como Islandia cuyos datos sí que aparecen en la tabla, pero no en la web a la que nos han remitido como fuente de la misma. 

Países como Malta, Islandia o Finlandia rompen esta ficticia asociación"

Incluso suponiendo que los datos fueran ciertos, Carrillo considera que no aportan nada: “Países como Malta, Islandia o Finlandia rompen esta ficticia asociación. Y faltan países de Asia, América y África, donde la cobertura de la vacunación con gripe es mucho menor”.

Por ejemplo, entre los países incluidos que no cumplen con esta supuesta asociación está Portugal. Según la tabla, es uno de los países con más porcentaje de personas mayores de 65 vacunadas (el 60,8%), por encima de España (55,74%). Sin embargo, el número de muertes por COVID-19 por cada 100.000 habitantes que indica la tabla en Portugal es mucho inferior (10,34) que en España (54,34).

¿Hay vacunas que podrían reducir las tasas de mortalidad por COVID-19?

La Sociedad Española de Microbiología subraya a Maldita Ciencia la importancia de que los mayores se vacunen porque “la gripe debilita las defensas respiratorias y nos hace más vulnerables a otros patógenos como el coronavirus”. “Si se solapa el pico epidémico de gripe estacional con un repunte de COVID-19 la presión sobre el sistema de salud puede ser tremenda”, añade. E insiste en que solo una vacuna frente al SARS-CoV-2 puede prevenir la COVID-19.

Aún así, en la actualidad hay proyectos de investigación en marcha que tratan de demostrar si algunas vacunas contra la tuberculosis pueden ayudar a las personas que padecen la COVID-19. Por ejemplo, en este se estudia la correlación entre la política de vacunación universal de BCG y la reducción de la morbilidad y mortalidad por COVID-19.

Carrillo considera que podría tener sentido que algunas vacunas puedan reducir las tasas de mortalidad por la COVID-19, pero insiste en que aún se tiene que demostrar que esto ocurra. En el caso de la vacuna BCG, según sostiene, produce una fuerte respuesta inmunitaria que podría hacer que el sistema inmunitario respondiera mejor frente al SASR-CoV-2 de forma indirecta. En este sentido, explica que la BCG también se utiliza en el tratamiento del cáncer de vejiga, con la misma finalidad: potenciar la respuesta inmunitaria, en este caso contra el tumor.

Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Otros artículos de Maldita.es