MENÚ
MALDITO BULO

No, la vacuna de Pfizer no ha sido elaborada en China y esta foto es de un inhalador

Publicado martes, 29 diciembre 2020
Comparte
Categorías
Salud
Recursos utilizados
Búsqueda inversa de Google
Búsqueda en otros idiomas (traductor)
Observación
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Circula por redes sociales y nos habéis preguntado a nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 22 93 19) por una fotografía en la que aparece una supuesta vacuna de Pfizer contra la COVID-19 que está "fabricada en China". Pero es un bulo: se trata de un montaje que muestra un inhalador de THC (un componente del cannabis). La vacuna tampoco se está elaborando en China: Pfizer y BioNTech utilizan su red de fabricación combinada situada en Alemania, Bélgica y Estados Unidos. Además, la fotografía muestra un "cartucho" para ser vapeado en forma de cigarrillo electrónico (vaporized cartridge, en inglés), sin embargo, la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer no se inhala, sino que se administra como una inyección en el músculo de la parte superior del brazo. El usuario que publicó la imagen en Twitter señaló que "apostaba a que todo el mundo se pondría la vacuna si viniera así".

Los centros de distribución de Pfizer y BioNTech se encuentran en Bélgica, Alemania y Estados Unidos

La imagen viral en redes sociales muestra una supuesta vacuna de Pfizer en un paquete en el que aparece el letrero "made in China". A pesar de que Pfizer cuenta con cuatro plantas de fabricación en China, ninguna de ellas se está utilizando para la elaboración de la vacuna. Tal y como publicaron en una nota de prensa los laboratorios encargados de fabricar la inyección contra la COVID-19, sus centros de fabricación y distribución se encuentran localizados en Alemania, Bélgica y Estados Unidos. Concretamente, la compañía posee sus localizaciones específicas de fabricación y distribución de esta vacuna en Puurs (Bélgica), Pleasant Prairie y Kalamazoo (Estados Unidos) y Karlsruhe (Alemania), respectivamente.

Captura de la página web oficial de la compañía Pfizer.

Consultados de nuevo por Maldita.es, desde Pfizer aseguran que han aumentado su capacidad de producción y han añadido nuevas plantas de fabricación en Saint Louis y Andover (Estados Unidos), en Mainz (Alemania) y en Austria, pero la vacuna contra la COVID-19 sigue sin fabricarse en China.*

La vacuna de Pfizer contra la COVID-19 no se inhala, sino que se administra a través de una inyección

La supuesta vacuna que aparece en la imagen viral se trata de un "cartucho vaporizado" en forma de cigarrillo electrónico (vaporized cartridge, en inglés). Sin embargo, tal y como aparece en la ficha técnica de la vacuna publicada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), la vacuna no se inhala, sino que se trata de una solución inyectable que se debe administrar por vía intramuscular, preferiblemente en el deltoides del brazo, en una serie de dos dosis. Además, el propio laboratorio estadounidense afirmó a los compañeros del equipo de verificación de Reuters que la imagen viral se trata de un montaje y de una vacuna falsa.

Captura de la ficha técnica de la vacuna publicada en la AEMPS.

La imagen muestra en realidad un inhalador de THC (un componente del cannabis). El usuario que publicó la fotografía señaló que "apostaba a que todo el mundo se pondría la vacuna si viniera así", refiriéndose al cigarrillo electrónico utilizado para inhalar el cannabis.

Comparación entre el inhalador de THC publicado en la imagen viral (a la izquierda) y el publicado en Google para la inhalación del THC Delta 8 (a la derecha).

Además, el cartón en el que está empaquetado el inhalador está manipulado. El eslogan que utiliza para describir al laboratorio Pfizer es "makers of boner pill" (fabricantes de viagra, en español), haciendo referencia a la pastilla que la compañía descubrió a finales de los años 90. Sin embargo, el eslogan de la compañía es "working together for a healthier world" (trabajando juntos por un mundo más sano, en español).

Comparación entre los eslóganes de Pfizer. A la izquierda, el publicado en la imagen viral. A la derecha, el real utilizado por la compañía.

Por lo tanto, como decimos, la vacuna contra la COVID-19 no ha sido elaborada en China como señala esta imagen. Se trata de un montaje en el que aparece un inhalador de THC. Los centros de fabricación y distribución de los laboratorios encargados de la elaboración de la inyección se encuentran en Estados Unidos, Bélgica y Alemania. Además, la vacuna no se inhala por vapor, sino que se debe administrar por vía intramuscular a través de una inyección.

Este bulo ya ha sido también desmentido por otros verificadores miembros, al igual de Maldita.es, de la IFCN, como Factly, News Mobile, Fact Crescendo o Reuters.

* Esta pieza ha sido actualizada el 05/04/2021 con nueva información sobre las plantas de fabricación de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech.


Primera fecha de publicación de este artículo: 29/12/2020

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.