Desde que cerraron las urnas el pasado domingo no han parado de moverse alertas de presuntos fraudes electorales llevados a cabo supuestamente durante las elecciones generales del 28 de abril.

Estos son algunos de los que hemos desmentido en Maldita.es:

Los bulos sobre TVE y las elecciones: ni dio los resultados electorales “antes de hacer el recuento de votos”, ni los “clavó” en un sondeo anterior

La web Movimiento por España ha cuestionado la legitimidad de los resultados electorales diciendo que TVE emitió a las 20:30 los resultados de las elecciones cuando aún no se había hecho el recuento de votos. No es cierto.

Lo que publicó RTVE antes de que se empezaran a conocer los resultados oficiales fue un sondeo elaborado por GAD3 para el ente público, que se había elaborado a partir de 12.000 entrevistas telefónicas realizadas desde el 12 de abril hasta el pasado sábado. No eran los resultados.

En ese mismo contenido y en una cadena de WhatsApp por la que también nos habéis preguntado se preguntan cómo es posible que en el sondeo de TVE y en el último barometro preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) “clavaran” los resultados finales, lo cual tampoco ocurrió, como ya os contamos en Maldita.es.


El bulo del vídeo de la “mujer de izquierdas” pillada con un taco de solicitudes de voto por correo”: es de 2015 y está relacionado con el PP de Melilla

También se está moviendo el vídeo de un altercado relacionado con el voto por correo fechado como actual y con el siguiente texto: “pillan a una mujer de izquierdas con un taco de solicitudes de voto por correo”.
Pero ni el vídeo de las elecciones de este 28 de abril ni tiene que ver con la izquierda. Es de 2015 y está relacionado con el Partido Popular de Melilla.

Las imágenes transcurren en el interior de una oficina de Correos y en ellas se ve como una mujer increpa otra por supuestamente entregar “un tocho de votos” a una funcionaria de Correos. El vídeo se ha vuelto a subir a Internet tras las elecciones del 28A pero no tiene ninguna relación con estos comicios. De hecho, ya podía verse en YouTube desde mayo de 2015, como os contamos aquí.

Seguidores de Coalición por Melilla acusaron entonces a miembros del PP de haber depositado 40 o 50 votos en Correos y de intentar “una compra masiva de votos por correo”, como dijo entonces a Efe Hassan Mohatar, miembro de Coalición por Melilla.

Sin embargo, el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, el popular Juan José Imbroda, afirmó que lo que se hizo fue “depositar votos legalmente que han sido previamente depositados en la sede del Partido Popular”.

El bulo de la “empresa catalana” Scytl: no ha sido la encargada de las elecciones del 28A y no “recuenta votos”

Han empezado a circular varias publicaciones en redes que cuestionan los resultados del 28A al asegurar que la “empresa catalana” Scytl, encargada según ellos del “recuento de votos”, tiene “relación con Soros”, un inversor de origen húngaro que protagoniza numerosas teorías de la conspiración. No es cierto.

Como ya os contamos en mayor profundidad, ni Scytl ha sido la encargada de las elecciones del 28A, ni las empresas adjudicatarias “recuentan votos”, ni hay pruebas de que tengan “relación con Soros”.

Son los miembros de las mesas electorales quienes hacen el recuento. Después, los representantes de la administración envían los datos a la empresa adjudicataria, que a su vez da los datos provisionales al Gobierno y a los medios de comunicación.

Por lo tanto, la función de la empresa correspondiente se limita a la provisión y distribución de los datos provisionales, no al recuento.

La falsa alerta de pucherazo por el voto nulo en las elecciones generales

En los últimos días también han circulado muchos mensajes que alertan sobre un supuesto pucherazo basándose en los votos nulos registrados en las elecciones generales del 28A. En Maldita.es ya os hemos explicado que esos datos no son muy diferentes (y en algunos casos incluso inferiores) a los de comicios anteriores.

Según los resultados provisionales, el 28 de abril se registraron 275.410 votos nulos, un 1,04% del total de votos emitidos. En las anteriores elecciones al Congreso de los Diputados, en junio de 2016, la cifra de votos nulos fue de 225.504, un 0,93% de los votos emitidos, según los datos de Interior.

Gráfico y datos extraídos de la web de resultados del 28A del Ministerio del Interior

En diciembre de 2015 se registraron 227.219 votos nulos, lo que equivale a un 0,89% del total depositados. En los comicios de noviembre de 2011 la cantidad de votos nulos superó la del 28 de abril tanto en cifra como en porcentaje: se computaron 317.555 votos nulos, un 1,29% de los emitidos.

La falsa alerta de pucherazo en las elecciones autonómicas de Valencia por “40.000 votos nulos”

Otra de las alertas de pucherazo que está difundiéndose muchísimo se basa “40.000 votos nulos” en la Comunidad Valenciana. En realidad se trata de 38.301 votos nulos, no de 40.000, y se refiere a las elecciones autonómicas valencianas del 28 de abril, no a las generales.

La realidad es que esa cantidad de votos nulos y el porcentaje respecto a votos emitidos (1,43%) son muy similares a los de elecciones anteriores e incluso inferiores a los del año 2011, como ya os hemos contado aquí. Además, no hay datos sobre si los votos nulos registrados en las elecciones autonómicas valencianas corresponden a VOX, que es algo que afirman muchos de esos mensajes.

En 2015 se registraron 35.196 votos nulos, un 1,40% del total de votos depositados, según los datos oficiales.

Datos de la web oficial de la Generalitat Valenciana para las elecciones autonómicas del 28A

En cuanto a las votaciones autonómicas de 2011, el porcentaje de votos nulos fue superior al de este año. En 2011 se registraron 40.716 votos nulos, un 1,63% del total de votos depositados, frente al 1,43% de votos nulos de 2019.

Los otros “fraudes electorales” que no han ocurrido el 28A

Antes de la celebración de las elecciones ya se movieron otros supuestos electorales de los que no había pruebas, como el supuesto intento de “pucherazo” del Gobierno mediante un sistema “anti-hackeo” creado por el Ministerio del Interior, la ausencia deliberada de papeletas de Vox en las mesas electorales, o la modificación de las papeletas.

*Este artículo se va actualizando con los nuevos desmentidos.