Ya empiezan a circular conspiraciones de "pucherazo" sin pruebas. Horas después de la victoria electoral de Pedro Sánchez, han empezado a circular varias publicaciones en redes que cuestionan los resultados del 28A al asegurar que la "empresa catalana" Scytl, encargada según ellos del "recuento de votos", tiene "relación con Soros", un inversor de origen húngaro que protagoniza numerosas teorías de la conspiración. No es cierto.

Para empezar, fue Indra y no Scytl la que se hizo con la adjudicación de la difusión del escrutinio provisional para estas elecciones generales del 28 de abril, como se puede comprobar en la Plataforma de Contratación:

Adjudicación by Bryden Jiménez on Scribd

Scytl sí consiguió la adjudicación de la difusión del escrutinio provisional de las elecciones locales y las del Parlamento Europeo del 26 de mayo tras ofertar el servicio por 8,7 millones de euros a través de una Unión Temporal de Empresas (UTE) con Vector, pero no es cierto que por ello vayan a llevar a cabo el "recuento de los votos" en dichos comicios, ni que Indra lo haya hecho en las del 28A.

Ni Scytl ni Indra hacen el "recuento de votos"

Los tuits dicen que Scytl hizo el "recuento de votos" del 28A, pero no sólo no ganó el concurso para dicha votación, sino que la empresa adjudicataria no lleva a cabo esa función –son los miembros de las mesas electorales las que hacen el recuento–.

*Son los miembros de las mesas electorales quienes hacen el recuento. Después, los representantes de la administración envían los datos a la empresa adjudicataria, que a su vez da los datos provisionales al Gobierno y a los medios de comunicación.

Por lo tanto, la función de la empresa correspondiente se limita a la provisión y distribución de los datos provisionales, no al recuento.

Es un bulo que vuelve con cada proceso electoral, como ya os contamos en Maldita.es:

Tanto los tuits como un contenido publicado anteriormente por Alerta Digital que ya desmentimos en Maldita.es afirman que Scytl está "vinculada a Soros", pero en ninguno de los casos aportan pruebas de ello, ni especifican cuál es ese vínculo que supuestamente une a la empresa con dicho inversor.

*Hemos actualizado el artículo con una mayor explicación de las funciones de las empresas responsables de la difusión de los datos provisionales.