MENÚ
MALDITA CIENCIA

Por qué sí hay alimentos buenos y alimentos que incluso en pequeñas cantidades no son recomendables*

Publicado jueves, 22 julio 2021
Comparte
Categorías
Alimentación/Alimentos
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

Probablemente hayas oído en alguna ocasión que no existen alimentos buenos o malos y que cualquier producto, si se consume con moderación, es apropiado dentro de una dieta saludable. Pero, ¿es esto cierto? Pues no. Según varios expertos consultados por Maldita.es, desde el punto de vista nutricional sí es posible calificar unos alimentos como objetivamente saludables y otros como insanos.

Es un mensaje falso. Hay alimentos cuyo consumo reiterado sí se relaciona con el incremento de enfermedades no transmisibles (obesidad, diabetes, enfermedad cardiovascular), mientras que el consumo de otros como las frutas y las verduras se asocia a un menor riesgo”, afirma a Maldita.es Beatriz Robles, tecnóloga de los alimentos y nutricionista. 

El consumo de frutas y hortalizas reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, cáncer y mortalidad por todas las causas, según concluye una revisión publicada en la revista científica International Journal of Epidemiology. 

“Desde el punto de vista científico, está claro que existen alimentos que mejoran la salud y otros que la perjudican, incluso en pequeñas cantidades”, asegura a Maldita.es el dietista-nutricionista Julio Basulto. El experto hace referencia a unas declaraciones que hizo en 2011 el cardiólogo experto en nutrición Dariush Mozaffarian: “La afirmación de la industria alimentaria de que no existe esa cosa llamada ‘alimentos malos’ no es cierta. Hay alimentos buenos y malos, y el consejo debe ser comer más alimentos buenos y menos de los malos. La noción de que está bien comer de todo con moderación es simplemente una excusa para comer lo que nos venga en gana”.

La dietista-nutricionista Verónica de la Fuente considera importante hacer una distinción entre los alimentos, con un mínimo procesamiento y un buen aporte de nutrientes, y los productos alimenticios que “han sufrido un gran procesamiento y que, en muchos casos, son bombas de calorías, grasas poco saludables, azúcares, edulcorantes o sal, y muy poco nutritivos”. 

Según indica, los productos alimenticios que no son saludables “no lo son en ningún caso, lo cual tampoco quiere decir que estén prohibidos o no deban consumirse nunca, pero sí lo menos posible”. “El problema es que se ha distorsionado la recomendación de ‘consumo ocasional’, y lo que debería ser ‘cuanto menos mejor’ ha acabado siendo ‘no hay alimentos buenos ni malos”, afirma. 

De los ultraprocesados a las bebidas alcohólicas: alimentos que perjudican a nuestra salud

Pero, tal y como os comentábamos, sí que hay algunos alimentos que son perjudiciales para la salud incluso en pequeñas cantidades. Un reciente metaanálisis publicado en la revista British Journal of Nutrition indica que un alto consumo de alimentos ultraprocesados está asociado con un aumento de enfermedades no transmisibles, obesidad y sobrepeso.

Basulto asegura que el consumo de ultraprocesados se relaciona con obesidad, enfermedad cardiovascular, cáncer, diabetes tipo 2, síndrome del intestino irritable, depresión y condiciones de fragilidad. En niños y adolescentes “se relaciona con riesgos cardiometabólicos (daños al corazón o los vasos sanguíneos cuando se tienen factores de riesgo) y asma”. Según una revisión publicada en 2020 en la revista Nutrients, ningún estudio ha reportado una asociación entre los alimentos ultraprocesados y beneficios para la salud.

Al dietista-nutricionista Daniel Ursúa no le gusta la clasificación de alimentos buenos o malos “porque es demasiado categórica”. Pero subraya que existen productos que, aunque son comestibles, “no nos aportan nada interesante a nivel nutricional”. Se trata de alimentos pensados única y exclusivamente para generar placer al comerlos. En este grupo se podrían incluir “los refrescos azucarados, los snacks, las bebidas alcohólicas (incluyendo vino y cerveza) y un largo etcétera que la industria alimentaria se encarga de ir engrosando cada vez más”.

Estos productos “suelen estar hechos de ingredientes de baja calidad nutricional y un consumo elevado de los mismos puede estar relacionado con una serie de problemas como hipercolesterolemia, diabetes, hipertensión…”.

Alba Santaliestra Pasías, presidenta del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Aragón, indica a Maldita.es que “siempre va a ser recomendable consumir alimentos lo más frescos y naturales posibles prescindiendo de los productos procesados".

Pero, según resalta la experta, no todos los procesados son igual de perjudiciales. “En ese sentido, seleccionar buenos procesados como son las conservas vegetales o de pescado, o incluso los congelados pueden ser una estupenda opción”, señala Santaliestra, que también es secretaria Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas y presidenta del Comité Científico de la Academia Española de Nutrición y Dietética. Sin embargo, la experta recomienda evitar “los productos con un alto grado de procesado”, ya que son “poco saludables”.**

“Ejemplos más concretos serían el de las carnes procesadas por su relación con el incremento de riesgo de cáncer, por lo que entidades como el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer o la Organización Mundial de la Salud recomiendan eliminar su consumo”, indica Robles. En Maldita.es ya os hemos explicado con todo detalle por qué la carne procesada y la carne roja perjudican nuestra salud.

Entre los alimentos que es recomendable evitar también están las bebidas alcohólicas. “Cualquier consumo es perjudicial para la salud puesto que el alcohol es tóxico en cualquier cantidad. Además, al tratarse de una sustancia adictiva no podemos asegurar que haya un consumo seguro”, comenta Ursúa. En Maldita.es ya os hemos explicado por qué ninguna cantidad de alcohol, aunque sea moderada, es saludable.

¿Existen alimentos buenos o malos para una determinada persona en un determinado momento?

Algunos contenidos que circulan en redes sociales indican que "los alimentos pueden ser buenos o malos para una determinada persona en un determinado momento”. Para Ursúa, “jugar la carta de la moderación o hablar de que cada situación es distinta es la mejor arma que tiene la industria para seguir vendiendo este tipo de productos”.

El experto indica que “es cierto que no es lo mismo la situación de un anciano, que la de un adolescente o la de un deportista de élite”. Pero “para cualquiera de ellos un refresco azucarado, un snack o una cerveza será, en el mejor de los casos, poco interesante para su salud”. 

“Claro que no va a ser lo mismo un consumo ocasional en una persona que tenga buena salud y en la que el resto de la dieta y los hábitos de vida sean adecuados que en otra que tenga otros factores de riesgo y, además, consuma una gran cantidad de productos”, señala Robles. Pero, desde el punto de vista nutricional, desde luego podemos calificar unos alimentos como objetivamente saludables y otros como insanos.

Robles indica que este tipo de mensajes “se han repetido desde determinado sector de la industria alimentaria y ha calado muy profundamente”. Pero insiste: “Es un mensaje obsoleto y plagado de conflictos de interés que ya no es aceptable desde un punto de vista científico”.

* Hemos corregido el titular de "Por qué sí hay alimentos que incluso en pequeñas cantidades son malos para la salud" a "Por qué sí hay alimentos buenos y alimentos que incluso en pequeñas cantidades no son recomendables".

** Hemos eliminado la mención al mínimo de ingredientes que puede o debe contener un producto ultraprocesado.

Este contenido es apoyado por la iniciativa “Alimentando el cambio” de DANONE EDP en el que Maldita.es colabora elaborando contenidos independientes según su metodología.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.