MENÚ
MALDITA CIENCIA

Curas, cicatrices y suturas: lo que hemos explicado en Maldita Ciencia sobre las heridas y cómo tratarlas

Publicado miércoles, 21 julio 2021
Comparte
Categorías
Piel/dermatología
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes

¿Es el agua oxigenada lo mejor que podemos usar para desinfectar una herida? ¿Y si la sumergimos en agua de mar se curará antes? ¿Sirve el aceite de rosa mosqueta que las cicatrices se vean lo menos posible? Puesto que heridas y cortes leves son cosas que a todos nos pasan en algún momento, nos habéis hecho muchas preguntas sobre remedios, supuestas curas y consejos para tratarlos. Aquí recogemos todo lo que hemos explicado en Maldita Ciencia sobre heridas y cómo tratarlas.

Primeros auxilios: qué hacer ante un corte o herida

Tener claros algunos pasos básicos en caso de accidentes comunes es algo muy útil, y aquí dábamos algunos consejos, incluido qué hacer si tú o alguien que está contigo se corta con un objeto afilado o se hace una herida.

Lo primero es evaluar la gravedad y si es necesario que se den puntos (ahora te explicamos cómo saberlo). Si es así, tendrás que acudir a un centro sanitario. Si no, debes asegurarte de limpiar bien la herida con agua y jabón y cubrirla con una gasa limpia que hay que cambiar a menudo para no se humedezca o se ensucie.

Cuándo y por qué necesita puntos una herida

Ante un corte más serio de lo habitual, puede que te preguntes si es necesario que acudas a un centro médico a que te den unos puntos de sutura que ayuden a que se cierre y cicatrice antes. Aquí explicábamos cuándo una herida necesita que la cosan. Si "el tejido roto no puede curar de forma natural, debe ser reparado manteniendo sus bordes unidos por medios mecánicos hasta que haya cicatrizado lo suficiente para resistir tensiones sin necesidad de estos soportes", ha explicado a Maldita Ciencia Guadalupe Fontán, enfermera del Instituto de Investigación del Consejo General de Enfermería.

Agua oxígenada, ¿sí o no?

El primer paso ante una herida abierta es desinfectarla para evitar que lo que es solo un problema superficial se agrave, y para ello el recurso más a mano del botiquín es el agua oxigenada. Es cierto que se utiliza como desinfectante, pero también es un compuesto que puede retrasar la cicatrización, según nos explicaba aquí Juanjo de la Fuente, médico de urgencias en el Área Sanitaria Norte de Córdoba. Lo más recomendable, como ya hemos dicho, si se puede, es utilizar agua y jabón con toques suaves y sin frotar.

Aceite de rosa mosqueta para atenuar cicatrices

Otro producto por el que nos habéis preguntado es el aceite de rosa mosqueta, que se promociona por sus supuestas cualidades para tratar las cicatrices y hacer que sean menos visibles. Es cierto que puede tener ese resultado, aunque no es lo más eficaz, según nos explicaban aquí los expertos. Eso sí, debe utilizarse siempre cuando la herida ya está cerrada, y no antes.

Algunas cosas que no debes echarte en las heridas, como pimienta o agua de mar

Dentro de vuestras dudas sobre el tratamiento de heridas y cortes hay algunas ideas que no serían muy recomendables. Una de ellas es la de echar pimienta en una herida abierta para que deje de sangrar. Esto sería, al mismo tiempo, bastante doloroso, ineficaz en su supuesto objetivo y poco recomendable porque podría originar una infección.

En cuanto al agua del mar, es otra de esas cosas que tradicionalmente se ha defindido que curan las heridas. "Si pica es que está curando", ¿os suena? Y es verdad que tiene sales minerales y otros compuestos con cierta acción antiinflamatoria, pero ojo porque también está llena de microorganismos que pueden causar una infección. En general no es peligroso bañarse con rasguños o cortes leves, pero si tienes una herida más grande y profunda es mejor que evites el agua del mar hasta que se cierre.

¿Y la miel? Tiene propiedades antibacterianas, pero no es un remedio mágico ni toda la miel es igual

Otra de las cosas que nos habéis preguntado si puede servir para curar las heridas es ponerles miel. La miel lleva siglos utilizándose para el tratamiento de heridas, especialmente úlceras o heridas resultado de intervenciones quirúrgicas que tienden a infectarse y que no se cierran con facilidad. Esto se hace porque la miel contiene algunos compuestos químicos que impiden que proliferen la mayoría de los microorganismos y por lo tanto tiene propiedades antibacterianas. También se cree que estimula el funcionamiento del sistema inmune y por eso ayuda a que esas heridas abiertas cicatricen antes.

Ahora bien: ni la miel es un remedio mágico ni toda la miel es igual, así que nadie debería aplicar en cualquier herida la miel del primer tarro que se encuentre en el supermercado. Aquí hablamos en más detalle de esto.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.