MENÚ
MALDITO DATO

El apoyo de los jóvenes de 18 a 24 años a la democracia en mínimos históricos según el CIS: son los que menos creen que "la democracia siempre es preferible"

Publicado viernes, 24 septiembre 2021
Comparte
Recursos utilizados
Literatura científica
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Los jóvenes apoyan menos a la democracia que el resto de generaciones, según los datos disponibles del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Y no es algo que haya pasado siempre: durante los años 80 y los 90 eran uno de los grupos que más la preferían como forma de gobierno. La tendencia empezó a cambiar en los años 2000 y actualmente son el grupo que más responde que en ocasiones es mejor un régimen autoritario.

Además, los jóvenes apoyan ahora menos que nunca que “la democracia siempre es preferible a cualquier otra forma de gobierno”. En el barómetro de febrero de este año el 70,8% de los jóvenes entre 18 y 24 años eligieron esta opción. En cambio, el porcentaje asciende hasta el 84,7% en la franja entre 55 y 64 años y el 83,9% en la de los que tienen más de 65 años. De hecho, uno de cada diez jóvenes responde que “en algunas circunstancias un régimen autoritario es preferible a un sistema democrático”.

Y no es sólo que los jóvenes apoyen menos la democracia que el resto de grupos de edad, sino que lo hacen menos que nunca. El 70,8% de jóvenes que siempre prefieren la democracia es el menor apoyo en este grupo de edad desde que el CIS preguntó por primera vez por este tema en noviembre de 1985. La otra vez que menos dijeron preferirla frente a cualquier otra forma de gobierno fue en octubre de 2010, cuando el 72,7% de los encuestados en esta franja de edad respondió esta opción. Ahora este apoyo ha bajado 1,9 puntos porcentuales más.

El apoyo a la democracia también ha bajado en el resto de grupos de edad con respecto a la última vez que se preguntó por él en 2019, pero en ninguno de ellos se ha alcanzado el mínimo histórico durante los últimos tiempos. En los grupos de mayor edad los mínimos se alcanzaban cuando el CIS comenzó a hacer esta pregunta en 1985. Los jóvenes de entre 25 y 34 años, por su parte, cuando menos pensaban que la democracia siempre era el mejor sistema fue en 2012 y 2013, durante los años posteriores a la crisis económica de 2008.

Los grupos de mayor edad apoyan más la democracia ahora que hace 36 años. En 1985 el 61,3% de las personas que tenían entre 55 y 64 años y el 47,8% de los que tenían 65 o más la preferían siempre. En 2021 estos porcentajes han aumentado al 84,7% y al 83,9%, respectivamente, aunque ha habido una ligera bajada desde 2019.

Las mujeres aseguran más que “lo mismo les da un gobierno que otro” que los hombres

El CIS también permite ver cómo ha evolucionado el apoyo a la democracia por sexo. Las mujeres responden en mayor cantidad que los hombres que “a la gente como yo, lo mismo nos da un gobierno que otro”.

Históricamente los hombres han respondido más que las mujeres que “la democracia siempre es preferible a cualquier otra forma de gobierno”: las únicas veces que ha pasado lo contrario han sido en los barómetros de noviembre de 2017 y de abril de 2018.

El que más mujeres afirmen que a la gente como ella lo mismo les da un gobierno que otro puede explicarse con diversos estudios sobre sociología y ciencia política que afirman que las mujeres, por lo general, están menos politizadas.

Uno de esos estudios, ‘Bridging the enduring gender gap in political interest in Europe: The relevance of promoting gender equality’ de Marte Fraile y Raúl Gomez, señala que el interés de las mujeres europeas por la política es un 16% menor que el de los hombres y que la diferencia es menor en los países con más políticas de igualdad de género.

Otro estudio que trata el tema es ‘The gendered effects of electoral institutions’ de Miki Caul Kittilson y Leslie A Schwindt-Bayer. Dice que, pese a que esta diferencia en el interés por la política entre géneros existe, las brechas son menores en los países con sistemas electorales más proporcionales y en los que existen cuotas de género.

Igualmente en ambos sexos el apoyo a la democracia ha aumentado desde 1985: 5,9 puntos porcentuales en los hombres y 12,2 en las mujeres.