MENÚ
MALDITO BULO

No, no ha fallecido una niña de dos años en Virginia (EEUU) tras recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra la COVID-19

Publicado lunes, 26 abril 2021
Comparte
Categorías
Salud
Recursos utilizados
Observación
Hablar con fuentes oficiales
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Están circulando contenidos que afirman que ha fallecido una niña en Virginia (EEUU) que recibió la segunda dosis de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer sólo 6 días antes de morir. Se basan en una notificación que se registró en el Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) de EEUU. Actualmente, la vacuna contra la COVID-19 sólo se aplica a personas mayores de 16 años por lo que, según los contenidos, la niña recibió la vacuna al participar en un ensayo clínico. Sin embargo, se trata de un bulo.

No se estaba realizado ningún ensayo clínico de las vacunas contra la COVID-19 en niños en el momento en el que supuestamente se le administró la segunda dosis de la vacuna a la niña.

Desde el Departamento de Salud de Virginia aseguran a Maldita.es que no han encontrado evidencias de que este incidente haya ocurrido. Y señalan que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, responsables junto a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de monitorizar las notificaciones registradas en VAERS, han determinado que se trata de un informe falso.

Como explica la FDA a Maldita.es, VAERS es un "sistema de notificación pasivo" en el que se registran notificaciones "no verificadas" de eventos adversos que sucedieron tras la vacunación. Cualquier persona, no solo los sanitarios, pueden enviar una notificación a VAERS. Y no hace falta presentar pruebas de que la vacuna causó el mencionado evento para que VAERS acepte el informe.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

El Departamento de Salud de Virginia asegura que no hay evidencias de que este caso se haya dado y los CDC afirman que es un informe falso

En los contenidos que están circulando se adjuntan capturas del informe de VAERS acerca del supuesto fallecimiento de una niña de dos años tras recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer. Lo podemos consultar con la herramienta de búsqueda WONDER de los CDC, el ID (identificador) del informe es 1074247-1.

Según este informe, la niña de dos años de Virginia supuestamente recibió la segunda dosis de la vacuna el 25 de febrero y falleció el 3 de marzo. Y, supuestamente, también estuvo hospitalizada 17 días:

Capturas del informe de VAERS

Desde Maldita.es nos hemos puesto en contacto con el Departamento de Salud de Viriginia para preguntarles por este caso y aseguran que no han encontrado evidencias de que este incidente haya ocurrido. Además, afirman que lo han consultado con los CDC y estos han determinado que se trata de un informe falso.

Respuesta del Departamento de Salud de Virginia

La FDA explica a Maldita.es que se toman "en serio" todos los informes de eventos adversos posteriores a la administración de vacunas. En el caso de las vacunas contra la COVID-19, que han sido aprobadas bajo Autorizaciones de Uso de Emergencia (EUA), trabajan junto a los CDC para vigilar la seguridad de las mismas. Para ello no sólo hacen uso del sistema VAERS, sino también de otros que se pueden consultar en la web de los CDC.

Desde la FDA afirman que "cualquier informe de muerte después de la administración de vacunas es investigado de manera inmediata y rigurosa de manera conjunta por la FDA y los CDC". Esa investigación, según la agencia, "incluye trabajar con proveedores de atención médica para obtener historiales médicos e información de seguimiento clínico. La revisión de casos clínicos está a cargo de la FDA y los CDC".

En este sentido, los CDC aclaran en su web que, hasta la fecha, "VAERS no ha detectado patrones en causas de muerte que puedan indicar un problema de seguridad con las vacunas contra la COVID-19". Y, como decimos, los CDC afirman que el caso de la niña de 2 años de Virginia es un informe falso.

Cualquiera puede enviar una notificación a VAERS sin que el sistema pida pruebas de que el evento adverso notificado fue causado por la vacuna

La FDA indica a Maldita.es que VAERS es un "sistema de notificación pasivo" en el que se registran notificaciones "no verificadas" de eventos adversos que se dieron tras la vacunación. Según la FDA, que exista una notificación de un evento adverso en el sistema VAERS no prueba de por sí que la vacuna lo causara. Lo mismo explican los CDC en su web.

En la web de VAERS también se alerta de ello. Además, se explica que el sistema VAERS acepta todos los informes "sin juzgar si el evento fue causado por la vacuna", ya que no se requieren pruebas. Las notificaciones pueden ser presentadas "voluntariamente por cualquier persona", no solo sanitarios. Y los informes registrados pueden variar en cuanto a su calidad: "A menudo carecen de detalles y, a veces, pueden tener información que contiene errores".

Según señalan los verificadores estadounidenses de Snopes, medio que forma parte del International Fact-Checking Network (IFCN) al igual que Maldita.es, activistas antivacunas han aprovechado en otras ocasiones el hecho de que cualquiera puede notificar un evento adverso a VAERS para desinformar.

En Maldita.es ya hemos desmentido otros bulos que implican al sistema VAERS, como el que dice que ha muerto más gente en EEUU por las vacunas contra la COVID-19 en 2021 que por otras vacunas en la década anterior o el que dice que ha aumentado un 483% los abortos entre las mujeres que se vacunaron contra la COVID-19 en EEUU.

No se estaban realizando ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 en niños cuando supuestamente se le aplicó la segunda dosis a la niña de dos años

Actualmente, las vacunas contra la COVID-19 están aprobadas en EEUU para personas mayores de 16 años, como se indica en la web de los CDC. Por lo tanto, no se están aplicando a niños.

Según los contenidos que están circulando, la niña de dos años que supuestamente falleció había participado en un ensayo clínico de la vacuna contra la COVID-19. Sin embargo, no había ensayos clínicos de este tipo en marcha en el momento en el que supuestamente se le aplicó la segunda dosis a la menor, el 25 de febrero. Como indica Snopes, fue mediados de marzo cuando Pfizer y Moderna anunciaron sus planes para reclutar a adolescentes y niños para participar en ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19.

Y en Maldita Ciencia ya os hemos explicado por qué los ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 en niños y adolescentes son necesarios y seguros. En el caso de España, los ensayos clínicos en niños son revisados y aprobados por un comité de ética y por la  Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). A nivel europeo, tienen que ser aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.