MENÚ
MALDITA EXPLICA

Preguntas y respuestas sobre la ley de amnistía: de las negociaciones a su publicación en el BOE

Publicado
Actualizado
Claves
  • La ley de amnistía fue uno de los ejes centrales de la negociación del PSOE con Junts y ERC en los pactos de investidura
  • El 13 de noviembre de 2023, el PSOE registró en el Congreso la proposición de la ley orgánica de amnistía y empezó su tramitación parlamentaria por la vía de urgencia, que acorta los plazos
    Finalmente, el texto se aprobó el 30 de mayo de 2024 tras varias modificaciones a través de enmiendas y tras el veto del Senado, y el 11 de junio se publicó en el BOE
Comparte

El PSOE registró en el Congreso de los Diputados una proposición de ley de amnistía el 13 de noviembre de 2023 titulada “Ley orgánica de amnistía para la normalización institucional, política y social en Cataluña”. Se trata de un texto que, durante su recorrido parlamentario, quedaba abierto a cambios en su tramitación, como así ha ocurrido.

El texto definitivo ha sido aprobado por la Cámara Baja el 30 de mayo de 2024, con 177 votos a favor y 172 votos en contra (los diputados PP, Vox, UPN y Coalición Canaria). Con este resultado se levanta el veto impuesto por el Senado en el mes de marzo.

 

El 11 de junio de 2024, la ley de amnistía salió publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por lo que entró en vigor en ese mismo momento. Ahora serán los jueces los que tengan que aplicarla en las causas que investigan, relacionadas con el procés. En su artículo 10 se establece que tendrán dos meses como máximo para hacerlo, sin que un recurso en contra de la ley de amnistía paralice ese plazo.

Este navegador no soporta mostrar archivos PDF. : Descárgalo para poder verlo.

Sobre el texto definitivo de la ley de amnistía

Sobre la amnistía y las negociaciones

¿Cuándo se ha aprobado la ley de amnistía?

El Partido Socialista presentó el 13 de noviembre de 2023 la proposición de ley de amnistía en el Congreso de los Diputados. Un texto que la Mesa del Congreso admitió a trámite ocho días después, para que se iniciara así su debate parlamentario. En la Comisión de Justicia se aprobaron varias modificaciones a la ley, entre ellas dos enmiendas transaccionales que, como explicamos en Maldita.es, están relacionadas con los delitos de terrorismo y al artículo sobre las medidas cautelares. 

La Comisión de Justicia envió su dictamen, junto a la proposición de ley al Pleno, pero el voto en contra de Junts a la ley (votó a favor del dictamen), hizo que ahora la proposición de ley de amnistía vuelva a la Comisión de Justicia para seguir negociándose. El 23 de enero de 2024, se aprobó un segundo dictamen que recogía dos enmiendas transaccionales acordadas entre PSOE, Sumar, ERC, EH Bildu, PNV, Junts y Podemos. Se aplicaron más cambios en el mes de marzo, tras acuerdos entre PSOE, Junts y ERC.

El 16 de mayo, el Senado aprobó un veto a la ley de amnistía. Esto supuso el rechazo de la Cámara a la proposición de ley, que volvió al Congreso; donde se aprobó por mayoría simple (177 votos a favor y 172 en contra) el 30 de mayo. Consulta aquí la cronología completa de la tramitación de la ley de amnistía.

El 11 de junio, el texto ha sido publicado en el BOE tras la sanción del rey. Ahora, la ley de amnistía marca un plazo máximo de dos meses para que los jueces la apliquen. Aunque los expertos consultados por Maldita.es explican que la ley podría quedar en suspenso en algunos procesos si los jueces consideran que es contraria a la Constitución o al derecho de la Unión Europea.

¿A quién afectaría la amnistía según el texto definitivo?

El texto definitivo aprobado por el Congreso de los Diputados el 30 de mayo de 2024, tras las diferentes enmiendas a la proposición presentada por el PSOE en noviembre de 2023, exonera la responsabilidad penal, administrativa o contable de los actos producidos en el marco del procés.

En el artículo 1 del texto se detalla los delitos y procedimientos que se van a amnistiar siempre que hubieran ocurrido entre el 1 de noviembre de 2011 y el 13 de noviembre de 2023. Entre las causas afectadas se incluyen:

  • Actos cometidos con la intención de reivindicar, promover o procurar la secesión o independencia de Cataluña.

  • Actos cometidos con intención de reivindicar, promover, procurar o convocar la celebración de las consultas del 9-N de 2014 y el 1-O de 2017.

  • Actos de desobediencia, desórdenes públicos, atentado contra la autoridad o funcionarios públicos o resistencia con el objetivo de permitir la celebración de las consultas, mostrar apoyo a los objetivos independentistas o a los encausados y condenados por el procés.

  • Acciones policiales dirigidas a dificultar o impedir la realización de los actos amnistiados.

Por lo tanto, esta ley de amnistía no sólo beneficia a quienes promovieron actos relacionados con el proceso independentista, sino también a los policías que intentaron impedir este tipo de actos, como los procesados por las cargas del 1-O. En este artículo también se dice que estos actos serán amnistiados cualquiera que sea grado de ejecución, incluidos los actos preparatorios, y cualquiera que fuera la forma de autoría o participación.

¿Cuándo podrían beneficiarse de la amnistía?

La ley de amnistía entra en vigor de manera inmediata, aunque como explica a Maldita.es Gerardo Pérez Sánchez, profesor de derecho constitucional en la Universidad de la Laguna, al tener efecto sobre procedimientos judiciales en marcha, “se necesita la resolución del juez para, en aplicación de la norma, proceder al archivo de las causas y a la anulación de las medidas cautelares vigentes o de las órdenes de detención que estén operativas”. Por lo tanto, explica Pérez Sánchez, los jueces y tribunales deberán dictar resoluciones judiciales para aplicar la ley. Para este proceso, el texto aprobado marca en su artículo 10 un plazo máximo de dos meses, “sin perjuicio de los ulteriores recursos, que no tendrán efectos suspensivo”.

¿Puede suspenderse la aplicación de la ley?

El jurista Gerardo Pérez Sánchez establece tres escenarios que tienen sobre la mesa los jueces con la ley de amnistía:

  • Aplicar sin más la ley si no dudan de su constitucionalidad o de su adecuación al derecho comunitario, procediendo a dictar la resolución judicial de archivo.

  • Si dudan de su constitucionalidad, antes de aplicar la ley, deben presentar una cuestión de inconstitucionalidad, suspendiendo el proceso de aplicación de la ley hasta la resolución por parte del Tribunal Constitucional.

  • Si dudan sobre la adecuación de la norma legal española al derecho comunitario, presentar una cuestión prejudicial ante el TJUE, suspendiendo el proceso de aplicación de la ley hasta la resolución de este tribunal.

¿Qué períodos abarca la amnistía?

El texto definitivo fija en su artículo 1 un periodo por el que los delitos relacionados con las consultas del 9 de noviembre de 2014 y del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, y comprendidos entre el 1 de noviembre de 2011 y el 13 de noviembre de 2023, queden amnistiados [pág 11].

Aunque como contamos en Maldita.es, la proposición de ley abre la puerta a que los delitos anteriores al 2012 que terminaran ya dentro de esa horquilla temporal y los delitos posteriores a noviembre de 2023 que se iniciaran durante las fechas marcadas, queden también cubiertos por la amnistía.

¿Aparece el término ‘lawfare’ en la ley de la amnistía?

En el texto definitivo no aparece el término ‘lawfare’, que como ya explicamos en Maldita.es, sí se incluyó en el acuerdo entre Junts y PSOE que presentaron el 9 de noviembre y que hace referencia a los casos de procedimientos judiciales con fines de persecución política. Tampoco se incluyó en la proposición de ley registrada el 13 de noviembre no aparece el término ‘lawfare’, 

Según explicó Europa Press, esta exclusión podría hacer que quedaran fuera de la amnistía algunas personas como Laura Borràs, Gonzalo Boye o el clan de los Pujol, porque tienen causas judiciales no relacionadas por el procés:

En el texto definitivo se detalla que la amnistía sólo alcanza a los actos vinculados directa o indirectamente al proceso independentista o a sus líderes, aunque también a quienes hubieran prestado asistencia, colaboración, asesoramiento, representación, protección o seguridad a estas personas en relación al proceso secesionista.

Fuente: Captura de pantalla del texto definitivo aprobado por el Congreso el 30 de mayo de 2024.

¿Qué puede pasar con Puigdemont?

Carles Puigdemont, a 11 de junio de 2024, entres otras causas: está condenado por malversación y desobediencia por los hechos del 1-O, se ha dirigido una investigación en su contra por el caso de Tsunami Democràtic en 2019 tras la sentencia del procés y tiene pendiente un juicio ante el Tribunal de Cuentas por los gastos derivados del 1-O y la acción exterior.

De las tres, según el texto le afectaría la amnistía en lo relacionado con la primera y la tercera de las causas que hemos enumerado.

  1. El artículo 4 de la ley de amnistía detalla que “quedarán sin efecto las órdenes de busca y captura e ingreso en prisión de las personas a las que resulte de aplicación esta amnistía, así como las órdenes nacionales, europeas e internacionales de detención”.

  2. El texto registrado obligaría a suspender las medidas cautelares, también si hay recursos o cuestiones de inconstitucionalidad por parte de jueces.

  3. Puigdemont contaba con una orden europea de detención por su salida de España tras el referéndum del 1 de Octubre y que está, a 30 de mayo de 2024, paralizada cautelarmente a la espera de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminara si debía retirarle o no la inmunidad a Puigdemont, y los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí, actualmente eurodiputados en Bélgica.

Respecto a segunda de las causas, sobre el caso Tsunami Democràtic, el auto del juez de la Audiencia Nacional Joaquín García Castellón hablaba de que los hechos podrían ser indiciarios de terrorismo, aunque a 30 de mayo de 2024 aún no hay una acusación concreta contra Puigdemont. El departamento federal de Justicia y Policía de Suiza ha rechazado (por tercera vez) prestar auxilio judicial solicitado por García Castellón en esta causa al considerar que no hay indiciarios de terrorismo en la misma, según ha publicado El País. La jurisprudencia suiza considera que “las organizaciones que, utilizando medios que no son actos de violencia criminal, luchan por el poder político en el país” no pueden considerarse terroristas. Sí cataloga así a las Brigadas Rojas italianas, la ETA vasca y la red Al Qaeda.

Los actos tipificados como delitos de terrorismo estaban excluidos del paraguas de la amnistía, pero tras la aprobación de una enmienda transaccional en el Congreso, se quitó la mención a que haya sentencia firme y excluye los delitos de terroirsmocometidos “con intención directa” y que impliquen muertes o torturas.

El 14 de junio de 2024, la jueza del Tribunal Supremo (TS), Susana Polo, ha acordado “suspender temporalmente” la solicitud de asistencia judicial y la orden de investigación europea (OIE) remitidas a Suiza. Con estas solicitudes, Polo buscaba citar al expresidente catalán Carles Puigdemont y al diputado de ERC Ruben Wagensberg dentro de la causa 'Tsunami Democràtic'. Por el momento, no quedan suspendida la notificación de las resoluciones dictadas en la causa a Puigdemont por presuntos delitos de terrorismo dentro de la misma causa.

¿A cuántas personas beneficia la amnistía?

El texto definitivo de la ley de amnistía dice en qué casos se aplicaría pero no da cifras. Algunos medios, como El País, han publicado el cálculo del número de personas que estarían afectadas por la amnistía. Este medio dice que, según cálculos de los “negociadores” de la norma, afectaría a “más de 300 personas” que colaboraron con el procés, además de a 73 policías implicados en procesos por la represión violenta durante la consulta ilegal del 1-O.

Otros, como laSexta, sin embargo dicen que afectaría a “cerca de 400 personas” y “exactamente a 382 personas del independentismo y a 73 policías, según fuentes parlamentarias”.

¿Seguirá estando inhabilitado Oriol Junqueras?

Pese a que Oriol Junqueras, presidente de ERC, fuera indultado parcialmente en 2021 de los delitos de sedición y malversación, aún mantiene la pena de inhabilitación hasta julio de 2031, la cuál le impide aspirar a cargos públicos.

Según el artículo 4 del texto, la entrada en vigor de la ley supondrá la finalización de las “penas privativas de libertad, privativas de derechos y multa” impuestas por acciones que hayan sido amnistiadas y por lo tanto la pena de inhabilitación de Junqueras quedaría extinguida y podría optar a estos cargos públicos.

Junqueras también es uno de los encausados del procés por el Tribunal de Cuentas, entre los que también se encuentran Puigdemont y Artur Mas. La ley de amnistía también ampara a las personas que estén en procedimientos tramitados ante el Tribunal de Cuentas según el artículo 8, por lo que Junqueras también quedaría amnistiado de estos cargos.

¿Cómo afectará a los policías encausados?

Aparte de los representantes políticos y a los ciudadanos encausados por el procés independentista, la amnistía también beneficia a los policías nacionales y a los guardias civiles con procedimientos abiertos en la justicia, principalmente por las cargas policiales llevadas a cabo en octubre de 2017.

En el artículo 1 se dice que quedan amnistiadas “las acciones realizadas en el curso de actuaciones policiales dirigidas a dificultar o impedir la realización de los actos determinantes de responsabilidad penal o administrativa”.

Sin embargo, quedan fuera del ámbito de la amnistía los “actos dolosos contra las personas” que hubieran provocado “muerte, aborto o lesiones al feto, pérdida o inutilidad de un órgano o miembro o de un sentido” o también cuando hubieran causado ”impotencia, la esterilidad o una grave deformidad”. Es el caso, por ejemplo, de cinco policías encausados por la pérdida de un ojo de un manifestante a causa del impacto de una pelota de goma durante el 1-O que están siendo procesados en la Audiencia Provincial de Barcelona.

¿Qué es una amnistía?

Es una medida de gracia que se concede a un colectivo de personas. A diferencia del indulto, que también es una medida de gracia, constituye un olvido legal de los delitos y lo hace sin que haya existido juicio, sentencia o condena. También elimina los antecedentes legales de los afectados.

Su definición no está recogida en el ordenamiento jurídico español y en el pasado ha requerido de un acuerdo en el Congreso y se ha formulado mediante una ley en 1977 (un año antes de la Constitución) para represaliados políticos durante el franquismo. La ley eliminó la responsabilidad penal de estos delitos, estuvieran condenadas las personas o no.

¿Qué papel ha jugado la amnistía en las negociaciones entre el PSOE con Junts y ERC?

El debate sobre una posible amnistía ha sido el eje de la negociación del PSOE con Junts y ERC desde las elecciones del 23-J:

¿Hay miembros de ERC y Junts con causas judiciales abiertas por hechos relacionados con el ‘procés’?

Entre los encausados por el procés están algunos de los líderes de Junts y ERC como Carles Puigdemont o Marta Rovira. Verificat publicó en 2022 un recopilatorio de las causas judiciales del procés con base en un informe realizado por la asociación independentista Òmnium Cultural, que también incluyen a los implicados en la causa contra el Tsunami Democràtic o los procesados en la Operación Judas por su vinculación a los CDR acusados de terrorismo.

En el marco de las negociaciones para la investidura de Sánchez, ha habido movimientos en algunas de estas causas judiciales. El 6 de noviembre el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, ha reavivado la causa sobre el Tsunami Democràtic y ha presentado un auto en el que imputa a Marta Rovira y dirige la investigación hacia Carles Puigdemont.

¿Ha habido otras propuestas anteriores de leyes de amnistía?

En marzo de 2021, la Mesa del Congreso rechazó la tramitación de una proposición legislativa a favor de la amnistía, para lo cual se apoyó en el dictamen contrario que hicieron los letrados, que argumentaron que la norma podría interpretarse como un “indulto general” según refleja Servimedia, algo que va en contra del artículo 62 de la Constitución. Este artículo, aunque no menciona la amnistía, recoge el derecho de gracia y prohíbe “autorizar indultos generales”.

Los indultos son la única medida de gracia que se ha aplicado con los procesados del movimiento independentista. En junio de 2021 el Gobierno indultó parcialmente a nueve condenados por el procés librándoles de la pena de prisión, aunque estas personas mantienen las penas de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

En la actualidad también hay un debate abierto con posturas a favor y en contra del encaje constitucional de las amnistías en base a la jurisprudencia pasada. Sin embargo, el texto que se está negociando para la investidura de Sánchez ni es público ni ha sido registrado y mucho menos aprobado en el Congreso, por lo que no es posible consultar ni valorar su adecuación a la Constitución.

* Esta información se ha actualizado el 10/11/2023 para incluir el acuerdo alcanzado entre PSOE y Junts.

** Esta información se ha actualizado el 13/11/2023 para incluir el texto de la proposición de ley filtrada a medios de la proposición de ley de amnistía.

*** Esta información se ha actualizado el 14/11/2023 para incluir el documento del texto de la proposición de ley de amnistía registrado en el Congreso por el PSOE.

**** Esta información se ha actualizado el 21/11/2023 para indicar que la Mesa del Congreso ha admitido a trámite la proposición de ley.

***** Esta información se ha actualizado el 30/05/2024 para incluir la aprobación del texto definitivo de la ley de amnistía en el Congreso de los Diputados.

****** Esta información se ha actualizado a 11/06/2024 para incluir la publicación en el BOE de la ley de amnistía y los siguientes pasos.

****** Este texto se ha actualizado el 14 de junio de 2024 para incluir la suspensión temporal de las citaciones de Carles Puigdemont y Jorge Wagensberg en el caso ‘Tsunami Democràtic’.


Primera fecha de publicación de este artículo: 07/11/2023

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.