MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Cómo compartir una foto de nuestro DNI por internet de forma segura (nunca tal cual) y cuándo es mejor no hacerlo

Publicado
Claves
  • Es mala idea mandar una foto de nuestro DNI a cualquier persona por internet: corremos el riesgo de que nos suplanten, autoricen trámites y hagan actividades ilegales en nuestro nombre
  • Si en algún trámite nos piden mandar datos de nuestro DNI, mejor usar una foto en blanco y negro, con parte de la información pixelada y con una marca de agua que indique para qué uso se está autorizando
  • Hay situaciones, como al hospedarnos en alojamientos turísticos, donde estamos obligados a identificarnos, pero no es necesario que escaneen o hagan una copia de nuestro DNI
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes
Material producción propia

Nuestro DNI es un documento personal que nos identifica directamente. Con una imagen del mismo podrían suplantar nuestra identidad o autorizar trámites por nosotros, como pedir un préstamo a nuestro nombre. También perpetrar estafas. Para que nadie pueda usarlo con fines ilegítimos o delictivos, es importante no mandar fotos de nuestro DNI a la ligera por internet. Como hay situaciones en las que puede que sí tengamos que hacerlo, te contamos cuáles son esas ocasiones y cómo editar la imagen para no correr riesgos.

Cómo compartir una foto de nuestro DNI de forma segura

Si por las circunstancias nos vemos obligados a mandar por internet datos de nuestro DNI (por ejemplo porque si no nos quitan la reserva de un alojamiento o no podemos terminar una compra que nos interesa mucho), lo mejor es no mandar una foto completa del documento. Para protegerlo podemos hacer varias cosas, como recomienda en este vídeo Samuel Parra, abogado especializado en protección de datos:

  • Pixelar o tachar la información no relevante para la verificación de identidad, como la foto de nuestra cara, la firma, su validez, los nombres de nuestros padres o la dirección de nuestro domicilio.

  • Poner una marca de agua, un mensaje que atraviese todo el DNI e indique la finalidad de estar compartiéndolo. Por ejemplo, si lo estamos enviando para alquilar una habitación en Airbnb, podríamos poner por encima el texto “Envío de copia de DNI para el establecimiento X”. Así, si quisieran usarlo en otro contexto, tendrían que hacer un gran trabajo de edición.

  • Enviar el DNI en blanco y negro, ya que “esto hará que por ejemplo un banco no lo admita como mecanismo para identificar a las personas“, indica Parra.

Cuándo compartir y cuándo no datos de nuestro DNI

En general, el abogado especializado en derecho y nuevas tecnologías y maldito Miguel Vieito Villar recomienda que no proporcionemos el DNI sin más a quien nos lo pida. Si alguien nos solicita nuestra identificación, lo aconsejable “es pararse, respirar y reflexionar sobre la petición y preguntarse: ¿es realmente necesario este dato para lo que me están pidiendo? ¿Conozco a la persona o entidad que me lo pide? ¿Sé lo que hará con él y cómo lo custodiará?”. Parra lo secunda: “No enviar copia de tu DNI por internet, nunca, a nadie”.

Pero, habrá situaciones en las que nos lo pidan. Te contamos qué debemos dar y qué no en cada una de ellas:

  • En un hotel o para alquilar un apartamento. Los establecimientos hoteleros y plataformas de alojamientos (como Booking o Airbnb) están obligados a registrar la entrada de los viajeros a su llegada. Para eso necesitarán que nos identifiquemos y recoger algunos de nuestros datos personales, como nombre, apellidos o número del DNI, pero ni la firma ni la imagen ni otros datos son datos exigidos por la normativa (y además, los datos no se pueden almacenar ni utilizar para otros usos). Por eso no necesitan escanear o fotocopiar nuestro DNI; esto supone un tratamiento de datos personales “innecesario y desproporcionado", según la AEPD. Estos datos se pueden pedir de forma presencial u online; en ese caso, si es a través de plataformas o una web, debemos consultar que esa página web sea segura. Aquí tienes más información

  • En una búsqueda de trabajo. Durante un proceso de selección el empleador no necesita nuestra copia del DNI; si nos lo solicitan debemos desconfiar inmediatamente y preguntarles para qué lo quieren, nos explicó Verónica Alarcón, abogada especializada en protección de datos en ePrivacidad. Solo es necesario cuando se vaya a firmar el contrato de trabajo pero no durante las fases anteriores, y bastaría con dar el número, no una foto. En caso de participación en procesos de selección de una administración pública sí que puede ser necesaria la aportación del dato del DNI.

  • Desde el banco. Nuestra entidad bancaria nunca nos pedirá nuestros datos personales o bancarios, ni nuestras claves a través de SMS, correos electrónicos, enlaces o llamadas telefónicas; para eso están las notificaciones a las que se accede desde la web o la app del banco. Por eso, ojo si recibes una supuesta comunicación de tu entidad bancaria pidiendo que le mandes tu número de DNI o una fotocopia, seguramente sea un timo.

  • Para tramitar una baja de comunicaciones comerciales. Si queremos tramitar la baja de llamadas o emails comerciales no pueden pedirnos la fotocopia ni el número del DNI. Otra cuestión sería que queramos ejercer un derecho como el de rectificación o supresión de nuestros datos personales, por ejemplo si hemos dado nuestros datos para apuntarnos a un sorteo. Ahí puede que sea necesario que las empresas identifiquen a la persona que realiza la solicitud para comprobar si es realmente el titular de los datos o una persona autorizada por este. Aquí más información.

  • Para hacer una compra en una app online. Si estamos utilizando una aplicación como Wallapop o Vinted, a veces la otra persona puede pedirnos una garantía porque no se fía de nosotros; y puede ser una foto del DNI. Parra recomienda que no lo enviemos: “Casi con toda seguridad la persona al otro lado tiene malas intenciones y no hará un uso adecuado de tu DNI, y no es obligatorio que lo mandes”.

  • En el contexto de un accidente. Si nos solicitan nuestros datos por haber presenciado un accidente, por ejemplo de coche, podríamos dar solo nuestro número y no mandar una fotografía con toda la información.

  • Para acreditar nuestra edad online. Uno de los métodos más usados que aplican las redes sociales, las webs con contenido para adultos o plataformas de uso general como Google para controlar que un usuario tiene la edad mínima para utilizarlas es enviar una foto del DNI. Las plataformas deben establecer mecanismos suficientes para controlar la edad de los usuarios, así que si quieres usarlas y piden el DNI, tendrás que aportar estos datos si no hay otra alternativa. Como un DNI puede ser fácil de falsificar y suplantar, algunas piden además que se envíe una foto del documento y otra del usuario sujetando el DNI. Esto tampoco es una solución infalible, acreditar la identidad o la edad en plataformas digitales sigue siendo un problema y ahora se están presentando nuevas opciones, como la Cartera Digital del Gobierno de España

Igual que no es buena idea compartir el DNI a la ligera, que alguien lo comparta con nosotros no significa necesariamente que esa persona sea quien dice ser. Confiar en alguien solo porque nos mande una foto del DNI, por ejemplo si estamos negociando con una persona a través de internet para comprar o vender artículos o para otro tipo de transacción, no es buena idea: podrían estar suplantando la identidad de alguien.

En qué casos podemos denunciar, y cómo, si hacen un mal uso del DNI que hemos compartido

Si nos arrepentimos de haber enviado una foto del DNI a una persona que nos la pidió, no podremos poner una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) porque “se trata de una relación entre particulares, entre dos personas y no es un tratamiento comercial, por lo que no procede”, nos indicó Parra. Podríamos interponer una reclamación si, por ejemplo, “esa persona cuelga la foto de nuestro DNI en Twitter o en otra red social”, pero no solo por tenerla.

Tampoco podríamos poner una denuncia ante las autoridades porque sí. Podríamos hacerlo si han cometido un delito, como podría ser la suplantación, o si tenemos sospechas de que vaya a cometerlo. En ese caso, explica Parra, serían “compatibles las dos vías: la reclamación ante la AEPD y la denuncia a las autoridades”. Aquí tienes más información.

Sí puede pasar que al buscar nuestro número de DNI en Google aparezcan páginas o registros de documentos administrativos como el Boletín Oficial del Estado (BOE) que lo contienen. Por ejemplo, si se nos concedió una beca para estudiar, un premio o se notificó una sanción. Desde 2018 en adelante, los documentos de identidad no se pueden publicar completos, y en ningún caso deberían estar publicados en internet junto a nuestro nombre o algún otro dato personal: podemos pedir que se borren.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes el maldito Miguel Vieito Villar. Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de WhatsApp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.