Podrían parecer inocentadas pero no lo son. En Maldita Ciencia hemos respondido a muchas dudas científicas vuestras este año. Y algunas de ellas son muy peculiares. Este 28 de diciembre las hemos recopilado porque no son inocentadas pero podrían serlas.

No, oler pedos no previene el cáncer

No solo nos habéis preguntado si los pedos previenen el cáncer. También ha salido publicado en medios como El Confidencial y eldiario.es.

Este bulo, se origina en 2014 cuando diversos medios digitales anglosajones publicaron que científicos de la Universidad de Exeter (Reino Unido) habían descubierto que el ácido sulfhídrico presente en los pedos previene el cáncer.

El estudio en cuestión, que puedes leer en inglés aquí, trata sobre la capacidad citoprotectiva de las mitocondrias y el ácido sulfhídrico pero no menciona en ninguna parte nada sobre los pedos, sobre el cáncer, sobre el corazón ni sobre alargar la vida. Puedes leer más sobre este bulo en esta entrada.

via GIPHY

No, comer mocos no previene enfermedades

Otro bulo escatológico. De nuevo, se originó en un estudio que no decía lo que una posterior publicación anglosajona afirmaba que decía. De ahí saltó a medios en castellano.

Ese estudio supuestamente decía que “los mocos pueden tener muchos beneficios para la salud e incluso pueden ayudar a proteger los dientes”. La realidad es que el citado trabajo científico analiza el papel de las mucinas (unas proteínas) presente en la saliva en impedir la proliferación de las caries en los dientes. Nada que ver con comerse con los mocos de nuestra nariz. La explicación en mayor profundidad está aquí.

via GIPHY

Sí, del ano de los castores sale una sustancia que huele a vainilla

Nos preguntasteis si era verdad que el sabor a vainilla sale de una glándula en el ano de los castores. Y no, no es verdad. ¡Pero lo era! O casi.

El castóreo es una secreción que se genera en unos pequeños sacos contiguos a las glándulas anales de los castores, de textura aceitosa y olor dulce, que estos animales utilizan para acicalarse.

Esta sustancia se depuraba para obtener una esencia que se utilizaba en productos de sabor a vainilla y durante mucho tiempo fue más fácil y barato de obtener que el extracto de vainilla de verdad. Además, está homologado y es perfectamente seguro. Sin embargo, a día de hoy el castóreo también ha sido sustituido por extractos de vainilla sintético.

via GIPHY

¿Arrancarte los pelos de la nariz te puede matar?

¿Os hace gracia esta pregunta? A nosotros también nos la hacía hasta que nos dimos cuenta de que el vídeo de Facebook que asegura que esto es verdad se ha compartido hasta la fecha más de 400.000 veces. Creemos (¡esperamos!) que la mayoría hayan sido en tono de humor y nadie se lo haya tomado realmente en serio, pero por si acaso alguien tiene dudas, aclaramos que es un bulo: no es en absoluto probable que arrancarte los pelos de la nariz te vaya a matar.

El argumento de este vídeo es que arrancarte pelos de la nariz puede causarte una herida abierta que se infecte y cause un absceso en una zona, llamada el triángulo de la muerte (con los tres vértices ubicados en el entrecejo y las comisuras de la boca) donde hay muchos vasos sanguíneos que se comunican con la parte de atrás de la cabeza. Debido a la configuración de estos vasos venosos es posible, aunque altísimamente improbable, que una infección que se produzca en la nariz termine llegando al cerebro, causando una trombosis del seno cavernoso. Esta enfermedad es muy poco frecuente.

via GIPHY

No obstante, no hay evidencias de que arrancarse pelos de la nariz aumente el riesgo de que esta enfermedad más que explotarnos una espinilla, y no hemos encontrado un solo caso en el que alguien haya padecido este problema provocado por arrancarse pelos de la nariz. En esta entrada lo te explicamos en detalle.

No, comer pollo durante el embarazo no hará que tu hijo tenga el pene pequeño

Este verano ha reflotado un tuit de abril de 2016 de PETA Latino (Personas por el Trato Ético de los Animales) en el que un vídeo establecía una relación directa entre comer pollo durante el embarazo y el tamaño del pene del niño: cuanto más pollo, más pequeño.

La respuesta corta sería que no: comer más pollo durante el embarazo no hará que tu hijo tenga el pene más pequeño, pero como siempre, hay más miga de la que parece. 

PETA asegura que un compuesto presente en el pollo, los ftalatos, compuestos químicos que se añaden habitualmente a los plásticos para modular sus propiedades, estaban relacionados con un menor tamaño del pene de esos niños.

En resumen, el uso de ftalatos dentro de los niveles que recoge la legislación se considera perfectamente seguro, y mezclar todo esto con el consumo de pollo hasta decir que cuanto más pollo coma esa mujer, más pequeño será el pene de su hijo es una conclusión científicamente absurda. Si quieres saber más, lee nuestro artículo sobre los flalatos y el pene de los niños.

No, si guardas la cebolla cortada de un día para otro no se vuelve “altamente venenosa”

Circula por internet una historia (ahora convertida en la imagen), en la que se advierte de que es peligroso dejar cebolla cortada de un día para otro porque esta se convierte en “altamente venenosa”. Aunque es una historia antigua, ha vuelto a tomar fuerzay nos preguntasteis si es cierta o no.

El tecnólogo de los alimentos Miguel A. Lurueña (autor del blog Gominolas de Petróleo) considera que no hay fundamento para hacer esas afirmaciones. Si se ha manipulado con higiene, no es peligroso comer cebolla cortada el día anterior, aunque “es recomendable conservarla a temperaturas de refrigeración (en el frigorífico, vaya) pero no porque vayan a producirse sustancias tóxicas, sino porque a temperatura ambiente de estropea antes”, igual que ocurre con todos los vegetales.

De hecho, Lurueña añade que la cebolla, como el resto de verduras, no son alimentos que favorezcan especialmente el crecimiento de bacterias. Son mucho más peligrosos en ese aspecto los alimentos de origen animal, como la carne, el pescado o la leche. En esta entrada os explicamos en profundidad por qué es un bulo.

No, calentar la comida en recipientes de plástico no causa 52 tipos de cáncer

Un mensaje por el que nos habéis preguntado mucho que asegura que comer alimentos calentados en recipientes de plástico causa 52 tipos de cáncer. Aclaramos que no, comer comida calentada en plástico no tiene ese riesgo siempre que se utilicen los recipientes adecuados. Si quieres saber más, lo explicamos aquí.

Meter ozono por el ano o la vagina es una patraña anticientífica

Puede sonar gracioso pero primero tenemos que aclarar que hay distintas cosas a las que se llama ozonoterapia, algunas con base científica y otras sin ella.

La ozonoterapia consistente en insuflar gas de ozono en el interior del paciente, a menudo por vía rectal o vaginal, con la promesa de que ayuda a curar enfermedades como el SIDA, el cáncer o enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o la esclerosis múltiple es una pseudoterapia sin base científica. Se basa en la idea de que todas estas patologías están causadas en origen por una deficiencia de oxígeno en los tejidos y que al insuflar ozono (un gas cuyas moléculas están compuestas por tres átomos de oxígeno) se destruyen las células tumorales, se eliminan los patógenos y se estimula el metabolismo.

via GIPHY

Sí que hay, en cambio, estudios clínicos del uso de ozono para aplicaciones concretas, especialmente relacionadas con la medicina del dolor, por ejemplo para el tratamiento de la hernia discal lumbar. Es importante no confundir un tipo de ozonoterapia y otro. ¿Quieres saber más? Clica aquí.

No, no es peligroso mezclar vitamina C y marisco

“Alimentos, como el camarón contienen alta concentración de compuestos de potasio-arsénico 5. Estos alimentos por sí solos no son tóxicos para el cuerpo humano. Ahora bien, al ingerir vitamina C, el inicialmente no-tóxico potasio-arsénico 5 se convierte en el tóxico potasio-arsénico 3, también conocido como trióxido de arsénico, que es conocido como arsénico​”.

Esta es una cadena de WhatsApp viral por la que nos habéis preguntado. Es un viejo bulo pero, en resumen, os decimos que es verdad que, si se toma la mezcla en muy altas cantidades hace que el arsénico pentavalente del marisco se reduzca a arsénico trivalente, y que esta es una versión más tóxica del compuesto. Aquí te lo explicamos con más detalle.

via GIPHY

Sí, existen amebas ‘comecerebros’

Una mujer de 69 años en Seattle (Estados Unidos) falleció por una infección de una “ameba ‘comecerebros’ después de lavarse la nariz con agua del grifo”. Nos habéis preguntado sobre este episodio. Os lo explicamos.

La mujer ingresó por convulsiones en enero y un escáner mostró lo que parecía un tumor cerebral. Tras analizar el tejido cerebral, descubrieron que la ameba Balamuthia mandrillaris había infectado su cerebro y se estaban ‘comiendo’ las células cerebrales, según contó el neurocirujano que la operó al Seattle Times. Falleció un mes después.

Las infecciones cerebrales causadas por amebas no se limitan a Balamuthia mandrillaris. La más conocida es Naegleria fowleri, también llamada ‘ameba comecerebros’ en los medios de comunicación. Esta famosa ameba también tiene una mortalidad altísima: menos del 3% de los infectados en Estados Unidos han sobrevivido. Entra por la nariz y a través del nervio olfativo infecta el cerebro.

via GIPHY

Otras amebas con capacidad para infectar el cerebro son las del género Acanthamoeba. Aunque son casos más raros, hay más amebas que pueden matarnos al infectar nuestro cerebro: la Sappinia pedata Entamoeba histolytica. ¿Quieres saber más sobre estas amebas? Aquí te lo contamos.