MENÚ
MALDITA CIENCIA

Bulos, mitos y dudas sobre el cáncer de piel

Publicado viernes, 24 septiembre 2021
Comparte
Categorías
Enfermedades
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes
Literatura científica

En Maldita.es ya os hemos hablado de cómo la pandemia ha influido en el infradiagnóstico, el tratamiento y la supervivencia de los pacientes con cáncer. También os hemos resuelto dudas de muchos tipos de cáncer como el de pulmón, el de mama o el de páncreas

Esta enfermedad se produce por el crecimiento anormal y descontrolado de las células cutáneas, que se han alterado debido a la acción de la radiación ultravioleta procedente de la luz solar o de fuentes artificiales de radiación ultravioleta, según explica la Asociación Española Contra El Cáncer. Os contamos los bulos, mitos y dudas que hemos aclarado en Maldita.es sobre esta enfermedad.

Sí, el melanoma es un tipo de cáncer de piel (pero no el único)

Con la llegada de los meses más cálidos del año, nos exponemos más a la radiación solar. Nos habéis preguntado si el melanoma y el cáncer de piel son iguales y, en caso de no serlo, qué diferencias existen entre ambas. Pues bien, el melanoma es un tipo de cáncer de piel, pero no todos los tipos de cáncer de piel son melanomas.

En función de qué tipo de células sean las que se reproduzcan descontroladamente, hablaremos de un tipo u otro de cáncer de piel y, con ello, de sus diferentes características. "Aunque hay alguno más, los tipos de cáncer de piel más habituales son el carciroma basocelular, el carciroma escamoso y el melanoma", explicaba a Maldita Ciencia Sara Gómez Armayones, dermatóloga en el Hospital Clínic de Barcelona. El motivo principal por el que este último, el melanoma, es el más conocido, según Gómez, es que "si no se diagnostica y se trata a tiempo es, con diferencia, el más mortal y agresivo".

No hay pruebas de que el cáncer de piel lo cause el protector solar y no el Sol

Nos habéis preguntado si el cáncer de piel lo causa el protector solar y no el Sol. Pues no, no hay pruebas de que sea así. Sí que hay suficientes evidencias de la relación entre la exposición a rayos ultravioleta y un mayor riesgo de sufrir enfermedades de la piel, como por ejemplo melanoma. Por ejemplo, este estudio analiza la carga total de enfermedades asociadas a la exposición a radiación ultravioleta.

Además, varios estudios han demostrado que utilizar protector solar reduce ese riesgo. Uno publicado en la revista Journal of Clinical Oncology concluye que el melanoma en adultos se puede prevenir con el uso de protector solar.

Qué sabemos sobre las lámparas de manicura y el cáncer de piel

Nos habéis preguntado si las lámparas de luz ultravioleta que se utilizan en los salones de manicura (para acelerar el proceso de secado del esmalte y endurecer las uñas de gel) pueden incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de piel o melanoma. Es cierto que los rayos UVA son un factor de riesgo de esta enfermedad. Sin embargo, es muy poco probable que esto ocurra utilizando los aparatos de manicura, según las evidencias científicas al respecto.

Aun así, algunos investigadores recomiendan aplicar crema solar en las manos 30 minutos antes de recibir el tratamiento y evitar lavarlas con agua y jabón antes de comenzarlo, para no retirar la protección de la piel. En caso de personas con piel sensible, los expertos sugieren utilizar guantes con las puntas de los huecos para los dedos cortadas.

Una mancha en la piel que nos pica a menudo puede representar una señal de alerta de cáncer de piel

También os hemos explicado por qué a veces te pica de repente un punto de la piel. Puede haber muchos motivos. Por ejemplo, ese picor puede ser provocado por el roce con algún tejido, la sequedad de la piel, picaduras o diversas patologías cutáneas. 

Si el prurito es intenso y se mantiene en el tiempoM hay que prestarle atención. Natalia Jiménez, dermatóloga del Grupo Pedro Jaén, explicaba a Maldita.es. que un paciente debe consultar al dermatólogo cuando tiene un lunar o una mancha en la piel que le pica a menudo y sin motivo aparente, “ya que puede representar una señal de alerta de cáncer de piel”. “Esta precaución es especialmente importante si el picor va acompañado de cambios en el color, la forma, el tamaño o los bordes del lunar o si este sangra o supura”, señala.

Por qué los rayos solares pueden quemar la piel a la sombra (aunque estemos más protegidos)

Nos habéis preguntado por una duda muy común: ¿es posible quemarse también cuando estamos a la sombra? Nuestra maldita dermatóloga Inés Escandell explicaba a Maldita.es que es verdad que en la sombra recibimos menor cantidad de UVA y UVB, los dos tipos de rayos ultravioleta que nos alcanzan, pero eso no supone una protección absoluta.

Dependiendo de dónde nos encontremos, también a la sombra, recibiremos más o menos radiación. Por ejemplo, cada tipo de suelo refleja un porcentaje diferente de ultravioleta, y mientras que el asfalto solo refleja aproximadamente el 2% de la radiación, superficies como la arena (17%) y en especial la nieve (85%) reflejan porcentajes más importantes de radiación y en ese caso también podríamos quemarnos”. Por lo tanto, cuidado: en la sombra estamos más protegidas, pero no del todo.

 ¿Hay que echarse protector solar todos los días? 

Nos habéis preguntado si debemos o no aplicarnos factor de protección durante todo el año y si todo el mundo debe hacerlo por igual. La recomendación de las expertas consultadas por Maldita.es es proteger las zonas expuestas, como la cara o las manos, durante todo el año, para disminuir la posibilidad de carcinomas y fotoenvejecimiento a largo plazo. 

Además, según subrayan, la clave está en ser razonables y tener en cuenta tanto el índice de radiación como nuestro fototipo de piel (cuanto menor sea, mayor protección necesitaremos) y nuestra rutina. No es lo mismo una persona que no se exponga prácticamente a la radiación solar a lo largo de la semana (por trabajar dentro de casa o de una oficina) que alguien que pase varias horas en un coche o trabaje y practique actividad física al aire libre diariamente, que deberá prestar más atención a la protección solar a lo largo de todo el año. gom

¿Qué hacen las lociones aftersun tras quemarnos? 

Y hablando de torrarnos al sol: si lo hemos hecho y nos hemos quemado, ¿es útil utilizar lociones aftersun? Depende de la gravedad de la quemadura. Sí que puede ayudarnos si la lesión es leve. Según explica Escandell, dermatóloga, “estas lociones normalmente tienen agentes humectantes (ingredientes que introducen agua en la piel) y emolientes (que suavizan la piel) que mantienen la humedad y evitan que la piel se deshidrate y, por lo tanto, moleste o pique”. 

Ahora bien, si las quemaduras son de mayor importancia (por ejemplo, si hay ampollas), probablemente sea insuficiente y tengamos que recurrir a otros tratamientos que debe recomendar un dermatólogo. Lo que está claro es que este producto no revierte ni evita el daño que la radiación ultravioleta B (UVB) del sol causa en el ADN de las células cutáneas: sólo lo conseguiremos previniendo y no quemándonos de partida.

No, el FSP de las cremas solares no es el número de minutos que te protegen del sol

Nos habéis preguntado qué significa exactamente el número que aparece como factor de protector solar: ¿es el tiempo que se puede permanecer al sol? ¿La intensidad de la protección? ¿La frecuencia con la que debe aplicarse la crema de nuevo? ¿Es lo más importante al elegir un protector solar?

El FSP (factor of solar protection o factor de protector solar) influye en el tiempo que una crema solar nos protege del daño del sol, multiplicando el tiempo que nuestra piel podría estar expuesta al sol antes de empezar a quemarse. Es decir, si tenemos la piel clara y empezamos a quemarnos a los 5 minutos y utilizamos una crema con FSP 10, podremos estar hasta 50 minutos antes de que el sol empiece a hacernos daño. Pero al utilizar un protector solar es importante no fijarse solo en el FSP, también es importante fijarnos en que sea de calidad.

¿Hay que aplicarse protector solar en toda la cara, incluyendo la parte que nos tapa la mascarilla?

Nos habéis consultado si al salir a la calle hay que aplicarse protector solar en toda la cara, incluyendo la parte que nos tapa la mascarilla. No nos andamos con rodeos, en este caso la respuesta es clara: sí.

“El material con el que están hechas las mascarillas no protege de la radiación solar: son tejidos que no están preparados para proteger del sol", explicaba a Maldita.es Gómez, dermatóloga en el Hospital Clínic. "Lo correcto sería llevar fotoprotector en las zonas expuestas, sobre todo en la cara, todos los días. También en la zona que cubre la mascarilla", indicaba.


Primera fecha de publicación de este artículo: 13/06/2021