MENÚ

“Invertí más de 27.000 euros”: cómo los timadores de Tinder engañan a las víctimas para realizar falsas inversiones en criptomonedas

Publicado Monday, 27 May 2024
Claves
  • Una lectora de Maldita.es conoció al que parecía el hombre ideal a través de Tinder
  • Con la excusa de ganar dinero para tener un futuro juntos, la presionó para invertir en criptomonedas a través de Bitweles, una entidad que no está autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) 
  • La víctima perdió más de 27.000 euros en este timo financiero

Comparte
Recursos utilizados
Búsqueda inversa de Yandex

María José, una lectora de Maldita.es, hizo “match” en Tinder con Robert, un supuesto empresario de 40 años en busca del amor. La relación entre los dos avanzó rápido y Robert le insistió para que invirtiera en criptomonedas con el objetivo de ganar dinero para un futuro juntos. Nuestra lectora acabó invirtiendo más de 27.000 euros en Bitweles, una entidad que no está autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para prestar servicios de inversión. 

Estamos ante un caso de catfish: el timador utiliza una identidad falsa para acercarse a la víctima y estafarla. Las fotografías del perfil de Robert corresponden, en realidad, a un instructor de fitness estadounidense con más de 35.000 seguidores en Instagram

El primer paso: el timador trata de ganarse la confianza de la víctima

María José conoció a Robert en Tinder y enseguida comenzaron a hablar por WhatsApp. Desde el principio, él mostró mucho interés en conocerla y buscaba su complicidad. En Maldita.es ya hemos contado que este es el primer paso de las estafas amorosas: los timadores buscan crear un vínculo emocional con la víctima.

En esas conversaciones iniciales, que María José ha facilitado a Maldita.es, Robert le menciona que invierte en criptomonedas en su tiempo libre y que también puede enseñarle a ella para que gane un dinero extra. Conforme van pasando los días, Robert le dice que se ha enamorado y que quiere que tengan un futuro juntos. Sin embargo, no pueden conocerse en persona todavía porque supuestamente Robert está en Barcelona por motivos laborales y, después, se marcha a Lyon (Francia) a pasar las navidades con su familia. 

Durante ese tiempo, los cumplidos entre la pareja se intercalan con mensajes en los que Robert incita a María José a invertir en criptomonedas. Le pide que confíe en él y que se descargue la aplicación de Bybit una plataforma de exchange de criptomonedas—. Después, le indica que el dinero depositado en Bybit debe invertirlo en la página Bitweles.com, una supuesta entidad que no está autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para prestar servicios de inversión.

Captura del buscador de entidades de la CNMV

Los timadores pueden crear sitios web y aplicaciones falsas de inversión para engañar a las víctimas. En esas páginas, los usuarios ven cómo sus acciones y sus ganancias suben, pero es algo ficticio.

El primer depósito que realizó María José fue de 300 euros. “Luego hice una retirada de 60 euros para ver que podía devolver el dinero a mi cuenta y así fue, lo ingresé en mi banco”, explica. En Maldita.es hemos observado otros casos en los que los timadores permiten que las víctimas retiren una pequeña cantidad de dinero al principio para ganarse su confianza.

El estafador convence a la víctima para invertir y generar beneficios para un supuesto futuro juntos

“Él siempre me decía que todos los beneficios generados en la cuenta Bitweles serían para tener un futuro estupendo juntos”, explica María José. Supuestamente, con 5.000 USDT (criptomoneda que equivale a 1 dólar) podrían ganar 1.800 más en tan sólo unos minutos. “Siempre me decía que nunca apostaba, que invertía y que lo hacía sobre seguro, que nunca pondría mi dinero en peligro”, lamenta. No obstante, si nos prometen una inversión sin riesgo con una gran rentabilidad en poco tiempo, debemos sospechar.

Robert convenció a María José para ingresar 5.000 euros en la plataforma. Después, él realizó una supuesta transferencia de 25.000 euros a la cuenta para obtener más beneficios en común y le dijo que ella debía igualar la cantidad que él había ingresado.

 “Yo deposité otros 5.000 euros días después y me decía que era poco, que estábamos perdiendo dinero por no tener suficientes fondos en la cuenta, que él había ido al banco y no le daban más créditos”, explica.

Al final, fruto de la presiones que estaba recibiendo, María José invirtió otros 5.000 euros más. En ese momento, ya había ingresado más de 15.000 euros en la falsa plataforma, pero Robert seguía insistiendo para que llegara a la cantidad de 25.000 euros. “Me decía que se lo pidiera a mis padres o amigos y yo le decía que no”, afirma.

El timador inventa un supuesto problema urgente para presionar a la víctima y obtener más dinero

Transcurridas unas semanas, Robert le dijo a María José que su madre tenía tumores cerebrales y que necesitaba 10.000 euros de la cuenta de Bitweles para pagar los gastos de la operación en un hospital de Zúrich. Ella los intentó retirar, pero no la dejaron. “Pregunté en el chat de atención al consumidor y me dijeron que tenían sospechas de que mi retiro fuera blanqueamiento de capitales y que por eso no podía retirarlo”, explica. 

En Maldita.es ya hemos contado que las aplicaciones y sitios web falsos de inversión en criptomonedas no permiten que las víctimas retiren sus ganancias bajo alguna excusa. En este caso, a María José le dijeron que debía depositar más de 12.000 euros en 5 días para desbloquear la cuenta. Robert la presionó para que ella ingresara el dinero ya que supuestamente podría perder a su madre si no pagaba la operación.

María José, desesperada por la situación de Robert y con miedo de perder el dinero ya invertido, pidió un préstamo de 12.000 euros a un familiar y lo ingresó. Pero, de nuevo, la plataforma no le permitió retirar dinero. “Me dijeron que necesitaba hacer un depósito de 6.000 más en las siguientes 72 horas o, de lo contrario, la empresa cobraría una multa de 500 USDT por cada día posterior transcurrido”, afirma la víctima.

En ese momento, en el que María José ya había invertido más de 27.000 euros, Robert la seguía presionando para que depositara más dinero en la plataforma. Finalmente, tras hablar con una amiga sobre el problema, se dio cuenta de que se trataba de una estafa y acudió a denunciar su caso ante la Guardia Civil.

Las fotos de Robert corresponden a un instructor de fitness de Estados Unidos

María José explica a Maldita.es que no llegó a conocer a Robert en persona. De hecho, el timador le dijo que su hermana había fallecido en un accidente de coche en París mientras estaban hablando por videollamada. “Yo me sentí fatal y automáticamente descarté plantearle una videollamada por este motivo”, afirma.

Robert utilizaba las fotografías de otra persona suplantando su identidad, una técnica que se conoce como catfish. Al realizar una búsqueda inversa de las fotos de Robert, encontramos el perfil de Instagram de Halle Ahlin-Lyons, un instructor de fitness de Washington (Estados Unidos), que cuenta con más de 35.000 seguidores en la red social.

Comparativa entre las fotos que recibió la víctima y el perfil de la persona suplantada

Consejos para que no te la cuelen en aplicaciones de citas

Si te encuentras navegando por Tinder o por cualquier otra plataforma de citas, es importante que tengas en cuenta varios consejos:

  • Nunca proporciones dinero ni datos personales. El catfish es una de las muchas estafas que circulan en estas plataformas y las excusas también pueden ser múltiples.

  • Verifica que el perfil sea real: en Maldita.es os hemos explicado cómo verificar una imagen y ponemos a vuestra disposición nuestra caja de herramientas para que no te la cuelen. 

  • Si te piden dinero o ves algo raro, haz capturas de pantalla. Serán de gran utilidad en caso de que tengas que denunciar.

  • Usa una cuenta de email que no sea personal o profesional. También puedes registrarte de manera manual en la web de citas y no a través de otra red social, para evitar dar más información a un posible timador.

  • Si te han intentado estafar o has sido víctima, denúncialo ante la Policía Nacional o la Guardia Civil y repórtalo a Tinder o a la aplicación de citas por la que comenzásteis a hablar.

Si has caído en una estafa amorosa y estás sufriendo psicológicamente, recuerda que puedes buscar ayuda. También puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro buzón de timos ([email protected]) si quieres compartir tu historia.

Maldito Timo cuenta con el apoyo de: