Nos lo habéis preguntado muchísimo. Que si Suiza ha celebrado un referéndum para aprobar la homeopatía, que si está incluido en su sistema público de salud, que si un informe del gobierno prueba su eficacia… Veamos qué hay de cierto.

Para entender el embrollo suizo debemos remontarnos al año 1999, cuando por decisión del gobierno helvético se incluyeron de forma provisional y temporal en el seguro médico básico obligatorio disciplinas como la homeopatía, la fitoterapia y la medicina tradicional china. Para entender cómo funciona el sistema sanitario suizo puedes leer este artículo que lo explica.

Siguiente parada: 2005. Ese año estas pseudoterapias quedaron excluidas de ese seguro después de que la evaluación final del programa de “medicina complementaria” no considerase probada su eficacia.

El 17 de mayo de 2009 los ciudadanos suizos votaron en referéndum la propuesta “Futuro con medicina complementaria”, que proponía incluir en el artículo 118 de la Constitución dedicado a la protección de la salud, un añadido que insta al gobierno federal y a los cantones, dentro del alcance de sus competencias, a asegurar la consideración de la medicina complementaria. La decisión fue aprobada con el 67% de los casi dos millones de votos emitidos.

Ya en 2011 un “informe” supuestamente del gobierno suizo consideró la homeopatía eficaz y económica. Este informa es un argumento habitual de los defensores de la homeopatía como terapia reconocida oficialmente.

La realidad es que se trata de un libro publicado ese año por dos editores Alemanes en estudios publicados en 2005 y 2006 como parte un programa de evaluación de la “medicina complementaria” tras la decisión en 1999 del gobierno suizo incluirla provisionalmente en el seguro médico obligatorio. 

Este libro del 2011 no fue encargado por el gobierno suizo pero sí algunos de los informes en los que se basa el libro, que fueron recopilados “en nombre de la Oficina Federal Suiza de Salud Pública”. Una versión de ese informe, dedicado a la homeopatía, fue incluido en la evaluación final del programa de “medicina complementaria” junto con otros que consideraban los efectos clínicos de la homeopatía son efecto placebo. Esta evaluación final llevó al gobierno suizo a dejar de incluirlas en el seguro médico básico obligatorio por no ser capaces de probar su eficacia.

Ya que no se podía demostrar la eficacia de las pseudoterapias en general, en 2012 el gobierno suizo “decidió que siguiesen incluidas en el seguro obligatorio con el mismo criterio que los tratamientos médicos, es decir, que en caso de que se sospeche que un tratamiento concreto no es eficaz se revisará ese tratamiento concreto, pero no la práctica en su conjunto”, explica Fernando Frías, abogado y divulgador científico.

Esta nueva inclusión temporal de la medicina antroposófica, la medicina tradicional china y la fitoterapia en el seguro médico obligatorio suizo tenía como fecha de caducidad el año 2017 porque, como dijo el propio gobierno suizo, “falta la prueba de que estas cuatro disciplinas de medicina complementaria sean eficaces, adecuadas y económica” pero algunos cambios legales han permitido su permanencia en el seguro médico obligatorio suizo.

Aclarada la cuestión suiza, recordemos una vez más que según la evidencia científica actual la homeopatía no funciona más allá del placebo. No importa que el número de personas que lo crean, metan su voto en urna para defenderla o un gobierno que la incluya en un seguro de salud: la literatura científica no avala su eficacia.

En resumen: la homeopatía está cubierta por los seguros médicos obligatorios en Suiza y en 2009 en un referéndum se instó a las autoridades asegurar la consideración de la medicina complementaria pero no hay evidencias científicas de que la homeopatía sea realmente eficaz.

#FundaMaldita.

Te necesitamos para luchar contra la mentira. Llevamos un año detectando, comprobando, desmintiendo y viralizando la verdad con tu ayuda y queremos seguir construyendo Maldita.es contigo.

Queremos convertirnos en fundación para no ser propiedad de nadie y hemos empezado un crowdfunding. Dona si puedes y difunde en redes.

Hazte embajador/a de Maldita.es