MENÚ
MALDITA CIENCIA

Cuidado con los ‘Diet piggy’, muñecos para no saltarse la dieta que pueden fomentar una mala relación con la comida

Publicado
Claves
➝ Los ‘Diet piggy’ son unos muñecos con forma de cerdo que emiten un fuerte sonido al abrir la nevera o despensa
➝ Se comercializan como un método para hacer dieta, pero las expertas consultadas por Maldita.es aseguran que no son eficaces y pueden fomentar una mala relación con la comida
➝ Este producto se vendió como juguetes para niños de 8 a 11 años, aunque la marca lo retiró del catálogo 
Comparte

Abres la nevera para coger algo de picar y una figura con forma de cerdo empieza a gruñir. No parará hasta que vuelvas a cerrar la puerta. Así funcionan los ‘Diet piggy’, muñecos con forma de cerdo que imitan el sonido del animal en un volumen elevado para que “no nos saltemos la dieta” y que se muestran y recomiendan por redes sociales como TikTok. Las expertas consultadas por Maldita.es aseguran que estos supuestos métodos para evitar picar entre horas no son eficaces y pueden incentivar una mala relación con la comida, aumentando incluso el riesgo de trastornos de la conducta alimentaria.

Estos supuestos métodos para evitar la comida no son eficaces a largo plazo

Son varios los usuarios que han probado este sistema para evitar abrir la despensa o el frigorífico y han compartido imágenes en sus redes sociales. Las expertas consultadas coinciden en que estos métodos no son efectivos para la pérdida de peso u otros objetivos a largo plazo

“Estos dispositivos pueden actuar como incentivo inicialmente y puede que nos persuadan de comer momentáneamente, pero no cumplen ninguno de los objetivos de una dieta saludable para la pérdida de peso”, asegura Beatriz Robles, dietista-nutricionista, tecnóloga de los alimentos y maldita que nos ha prestado sus superpoderes. 

Según explica, una de las recomendaciones más importantes en relación a una alimentación saludable es evitar las restricciones alimentarias y las dietas estrictas. “Una dieta tiene que estar adaptada a cada persona, mejorar o mantener la salud y plantearse como un cambio permanente y no restringido a un periodo concreto”, aclara.

Mariana Álvarez, maldita que nos ha prestado sus superpoderes de nutricionista especializada en trastornos de la conducta alimentaria (TCA), coincide: “No sólo no son efectivos sino que son totalmente contraproducentes: que culpabilizan a la persona que se expone a ellos y la deja en evidencia”, explica.

Los ‘Diet piggy’ pueden incentivar una mala relación con la comida 

Estos sistemas para hacer dieta consiguen que al mero hecho de comer se le añadan connotaciones negativas. “Consiguen que entendamos el acto de comer con algo que no deberíamos estar haciendo. Se asocia comer con falta de fuerza de voluntad, con restricción…”, explica Robles. La restricción es una muy mala estrategia de cara a la relación con la comida. “El tiempo nos demuestra que tampoco ayuda a nivel fisiológico porque desencadena una serie de mecanismos que, a largo plazo, pasan factura”, asegura Mariana Álvarez.

Este tipo de estrategias también se relacionan con un sentimiento de vergüenza, ya que se estigmatiza a la persona que va a comer y se la considera alguien con poca capacidad de autocontrol o fuerza de voluntad. “El dispositivo hace un sonido escandaloso cuando se va a coger comida. Es como una alarma para que el resto de personas de la casa sepan que alguien está comiendo”, asegura Robles. “No deja de ser una manera de llamar ‘cerdo’ (con toda su carga cultural negativa -errónea, pero negativa) a quién lo usa”, añade.

“No podemos hablar de consecuencias directas y probadas, pero es razonable pensar que pueda incrementar el riesgo de sufrir trastornos que se asocian a esa mala relación con la comida, como trastornos de la conducta alimentaria, dismorfia corporal, etc.”, asegura Robles. 

Se vendió como juguete para niños de 8 a 11 años

Estos muñecos con forma de cerdo chillón llegaron a venderse como si fueran juguetes para niños de entre 8 y 11 años en 2022. Según las imágenes publicadas por varios usuarios en redes sociales, el producto tenía un coste de menos de 5 euros y en la descripción podía leerse: “Tus sueños con barritas de chocolate bien frías se esfumarán en cuanto abras la puerta del frigorífico y oigas los gruñidos del ‘cerdo ayuda dietas’. El regalo ideal para personas con poca voluntad”.

Fuente: Captura de pantalla de varios tuits en los que se publica la imagen del producto, la descripción y el precio.

Finalmente, la marca retiró los ‘Diet piggy’ de su catálogo por un “error en el etiquetado del producto”. Remarcaron que estaba “dirigido a adultos” y se enmarcaba dentro del catálogo Kidults. 

Todas las consecuencias que se mencionan en este texto se magnifican en el caso de los menores, según explican las expertas consultadas por Maldita.es

En este artículo han colaborado con sus superpoderes las malditas Beatriz Robles, tecnóloga de alimentos, dietista-nutricionista, y Mariana Álvarez, nutricionista especializada en trastornos de la conducta alimentaria.

Forman parte de Superpoderosas, un proyecto de Maldita.es que busca aumentar la presencia de científicas y expertas en el discurso público a través de la colaboración en la lucha contra la desinformación.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla:mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos yhazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.