MENÚ
MALDITA CIENCIA

Las afirmaciones falsas o sin evidencias del vídeo de Mike Yeadon en el que dice que los niños tienen 50 veces más probabilidades de morir por la vacuna contra la COVID-19 que por el virus

Publicado martes, 31 agosto 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales
Expertos
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

"Los niños tienen 50 veces más probabilidades de morir por la vacuna Covid que por el virus". Esta frase se le atribuye a Mike Yeadon, extrabajador de la farmacéutica Pfizer que ya ha difundido otras desinformaciones sobre la pandemia de la COVID-19. Las declaraciones proceden de una entrevista que concedió a Steve Bannon, exasesor del expresidente estadounidense Donald Trump, en el programa Warroom el pasado 9 de junio. Sin embargo, Yeadon no aporta ninguna prueba de su afirmación.

También dice que el número de notificaciones de la vacuna contra la COVID-19 en el Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) de Estados Unidos es entre 50 y 100 veces mayor que en el caso de otras vacunas. Sin embargo, según explica la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EEUU a Maldita.es, las notificaciones registradas en VAERS no son efectos secundarios confirmados. Además, según los expertos consultados, la comparación que hace Yeadon no es correcta.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

Mike Yeadon no aporta ninguna prueba de su afirmación respecto a la vacunación de niños y adolescentes *

Mike Yeadon trabajó en Pfizer entre 1995 y 2011, tuvo el cargo de jefe científico y vicepresidente de investigación respiratoria y de alergias. Durante la pandemia de la COVID-19, ha difundido otras desinformaciones sobre esta enfermedad que hemos desmentido en Maldita.es.

En la entrevista de la que os hablamos, Steve Bannon le pregunta a Yeadon qué opina sobre la administración de la vacuna contra la COVID-19 "particularmente" a adolescentes y niños (min. 18:25 aprox.). Entre otras cosas, Yeadon dice que es "una locura" vacunarlos con "algo que en realidad tiene 50 veces más probabilidades de matarlos que el virus en sí". Pero Yeadon no aporta ninguna prueba de esta afirmación. Durante la entrevista no proporciona la fuente del supuesto dato ni dice a qué región o país corresponde.

"Difícilmente se puede establecer esa comparación, ya que en los ensayos clínicos de 12 a 17 años y tras su uso en el mundo real, no hay ningún caso de fallecimientos asociados a la vacuna", explica a Maldita.es José Antonio Navarro Alonso, pediatra especializado en inmunología y miembro del comité editorial de la web de la Asociación Española de Vacunología (AEV).

Como ya os contamos en este artículo, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha aprobado las vacunas de Pfizer y Moderna para niños de 12 años en adelante. La agencia apunta que los efectos secundarios de estas vacunas normalmente son leves o moderados y remiten en pocos días. El comité de medicamentos humanos de la EMA (CHMP) considera que los beneficios de ambas vacunas para niños y adolescentes a partir de 12 años superan a los posibles riesgos "en particular en niños con afecciones que aumentan el riesgo de COVID-19 grave".

En España, por ejemplo, no hay datos que respalden que las vacunas estén causando más muertes en niños que el coronavirus. La pediatra Vanesa Llorente, que nos ha prestado sus superpoderes, indica que no hay ningún caso notificado en nuestro país de fallecimientos en el grupo de 12 a 19 años asociado a la vacunación con Pfizer y Moderna.

En cambio, sí hay fallecimientos de niños y adolescentes por la COVID-19. "Aunque todas las tasas clínicamente relevantes (infección sintomática, grave con ingreso, muy grave con ingreso en UCI y defunciones) relacionadas con la infección por SARS-Cov2 son mucho menores en niños y adolescentes (hasta 19 años), no se puede afirmar, como hace Yeadon, que 'no están en riesgo'. Según el informe nº 90 de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica de España, del 4 de agosto de 2021, desde junio de 2020 se han registrado 10 fallecimientos en menores de 10 años, y 16 en el grupo de 10 a 19 años", es decir, un total de 26 fallecimientos.

Ángel Hernández Merino, miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP), indica que la "experiencia de vacunación" en adolescentes es aún escasa y no se conocen datos de seguridad más allá de los ensayos clínicos y los casos de miocarditis y pericarditis asociados a las vacunas de ARN mensajero, Pfizer y Moderna. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU informaron de que la mayoría de los casos que han detectado con estas afecciones cardíacas corresponden a "adolescentes y adultos jóvenes de 16 años de edad o más de sexo masculino".

No obstante, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) sólo informó de un caso de un paciente que falleció, mayor de 60 años, "que presentaba causas alternativas que se han asociado con la aparición de miocarditis".

"Basándose en los ensayos y en la ya muy amplia experiencia en adultos, no se espera ningún efecto adverso serio en adolescentes, aparte de lo conocido", concluye Hernández Merino.

Yeadon utiliza los datos del sistema VAERS de EEUU para desinformar

En la entrevista, Yeadon señala que para comprobar que las vacunas no son seguras podemos fijarnos en los datos del sistema VAERS de EEUU. "Si miras desde enero de este año y comparas mes a mes con cualquier otro mes en los diez años anteriores, la cantidad de eventos adversos graves reportados después de las vacunas COVID-19 es simplemente enorme. Creo que es entre cincuenta y cien veces mayor que antes", afirma. También dice que las muertes registradas en VAERS en los primeros seis meses de 2021 han sido entre 4.500 y 5.000, mientras que "normalmente" hay 200 al año en total para todas las vacunas.

Sin embargo, el hecho de que se notifiquen más reacciones adversas en VAERS no significa que las vacunas contra la COVID-19 sean menos seguras que otras.

En primer lugar, la FDA de EEUU explica a Maldita.es que el VAERS es "un sistema de notificación pasivo" que recibe notificaciones "no verificadas" de reacciones adversas que se dan tras la vacunación. Es decir, que exista una notificación de una reacción adversa no significa que la vacuna la causara.

"VAERS recibe informes de muchos eventos que ocurren después de la vacunación. Algunos de estos eventos pueden ocurrir de manera coincidente durante el período de tiempo posterior a la vacunación, mientras que otros pueden ser causados ​​por la vacunación", explica la agencia de EEUU. Además, cualquiera puede notificar una reacción adversa al sistema, no sólo los sanitarios.

Estas notificaciones "en ningún caso implican causalidad pero sí coincidencia temporal", apunta el pediatra José Antonio Navarro Alonso. Según los CDC de EEUU, "casi siempre se requieren investigaciones científicas adicionales" para establecer una relación causa y efecto entre una vacuna y una reacción adversa.

En segundo lugar, comparar las vacunas contra la COVID-19 con otras no es correcto. Como explica Ángel Hernández Merino, el número de notificaciones enviadas al sistema VAERS "depende de varias razones, algunas ajenas a las propias vacunas implicadas". Por ejemplo, la "población-diana" de las vacunas contra la COVID-19 es "casi la totalidad de la población", mientras que otras vacunas sólo se aplican a niños.

También hay que tener en cuenta, según Hernández Merino, el grado de interés que despierta en la ciudadanía una determinada vacuna. "Es un hecho el enorme interés en las vacunas del COVID-19", señala. En esta misma línea, Navarro Alonso explica que las notificaciones a los sistemas pasivos (como VAERS) son "muy superiores" en los primeros años de introducción de una vacuna, como es el caso de las vacunas contra la COVID-19.

En cuanto a los informes de muertes tras la vacunación contra la COVID-19, los CDC explican que son "poco frecuentes". Entre el 14 de diciembre de 2020 y el 2 de agosto de 2021, se han administrado 346 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 en EEUU. Durante este periodo, el sistema VAERS ha recibido 6.490 notificaciones de casos de muerte.

La FDA explica a Maldita.es que cualquier informe de muerte tras la vacunación es investigado "de manera inmediata y rigurosa" por la propia agencia y los CDC. Esa investigación "incluye trabajar con proveedores de atención médica para obtener historiales médicos e información de seguimiento clínico". Según apuntan los CDC, "después de una revisión de la información clínica disponible, incluidos los certificados de defunción, informes de autopsias e historias clínicas, no se estableció una relación causal [de los informes de muertes] con las vacunas contra el COVID-19".

No obstante, los CDC aclaran que "hay informes recientes que indican la posibilidad de una relación causal" entre la vacuna de Johnson & Johnson (farmacéutica a la que pertenece la filial Janssen) y el síndrome de trombosis-trombocitopenia, que es una "reacción adversa grave y poco frecuente que ha causado muertes".

En Maldita.es ya hemos desmentido otros bulos que usaban el sistema VAERS de EEUU para desinformar, como el bulo que dice que ha muerto más gente en EEUU por las vacunas contra la COVID-19 en 2021 que por otras vacunas en la década anterior.


*Este artículo se ha actualizado para incluir las declaraciones de los expertos Vanensa Llorente y Ángel Hernández Merino.


En este artículo han colaborado con sus superpoderes la maldita Vanensa Llorente.
Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .


Primera fecha de publicación de este artículo: 11/08/2021