MENÚ
MALDITA CIENCIA

Biodramina y mareos, mascar chicle y su efecto en los dientes y qué hacer si te encuentras con un tiburón. Llega a Maldita Ciencia el consultorio 153º

Publicado viernes, 30 julio 2021
Comparte
Categorías
Animales
Alimentación/Alimentos
Medio ambiente/Cambio climático/contaminación
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

¡Cómo nos gustan los viernes! Y si vienen acompañados de nuestro consultorio científico, más aún todavía. Como cada día previo al fin de semana, venimos a dar respuesta a vuestras dudas. Esta semana os contamos qué deberías hacer si te topas con un tiburón, si mascar chicle daña los dientes, cómo funciona la biodramina para evitar que te marees y si es verdad que las cremas solares contaminan el agua.

Espera, espera... ¿Que aún tienes esa inquietud que te ronda la cabeza? ¡Plantéala, que para eso estamos! El cómo es fácil: puedes hacerlo por TwitterFacebook, correo electrónico ([email protected]) o a través de nuestro chatbot de WhatsApp (¡guárdate el número! +34 644 22 93 19). Por nuestra parte, todo dicho. ¡Al lío!

¿Qué deberías hacer si te topas con un tiburón? 

Seguramente sea uno de los mayores miedos inoculados por la televisión y el cine: encontrarse en el agua con un tiburón. La semana pasada ya nos preguntasteis si era verdad ese prodigioso olfato para la sangre que se les atribuye en muchas películas, y ahora nos habéis preguntado qué debemos hacer si nos encontrásemos con uno de estos animales en el mar y cómo diferenciar las especies más peligrosas para los humanos de las inofensivas. Lo que deberías hacer es salir con calma del agua y recordar que sólo los tiburones más grandes podrían, de forma excepcional, atacar a los humanos, que no son sus presas.

Claudio Barría, biólogo marino especialista en tiburones, señala a Maldita.es que “un animal salvaje no es en sí mismo peligroso para el ser humano porque no lo anda buscando” ya que no somos sus presas y sólo ocurren ataques por encontronazos en la misma zona. Barría también aclara que existen unas 540 especies de tiburones, desde especies que no pasan los 30 centímetros de longitud hasta tiburones que superan los 15 metros.

¿Cuándo puede darse entonces un encuentro peligroso con un tiburón? Cuando hay gran presencia de tiburones en el agua, las aguas son turbulentas y son especies más grandes que el ser humano que viven cerca de la costa como los tiburones blanco, toro y tigre. Esta combinación puede causar que el tiburón confunda al ser humano con una presa. Otro plus de peligrosidad es ser surfista, porque su silueta se parece mucho a la de las tortugas, indica el experto.

Si vislumbramos un tiburón al bañarnos o al surfear, el consejo de Barría es no acercarse si están están a cierta distancia y alejarse con calma en dirección a la playa. “Tenemos que dejar y respetar su ambiente como haríamos si nos cruzamos con un oso o un león. Es su ambiente, no el nuestro”. También lo señala a Maldita.es Sara Malosetti, bióloga, buceadora científica e instructora de buceo en Open Water La Herradura (Granada): cuando se bucea con tiburones lo más importante “es mantener la calma” para “evitar posibles ataques defensivos”.

¿Mascar chicle daña los dientes?

Ya os hemos contado que si te tragas un chicle no se te pega en las tripas y por qué faltan evidencias de que masticarlos sirva para mejorar la concentración. Ahora nos habéis preguntado si mascar chicle daña los dientes. Si no se realiza de forma compulsiva y el chicle no tiene azúcar, no tiene por qué ser perjudicial para la salud dental. Pero si se hace durante muchas horas y habitualmente puede producirse una descalcificación de las piezas dentales. Además, los chicles con azúcar favorecen la aparición de caries.

Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, subraya a Maldita.es que habría que hacer una diferencia entre los chicles que contienen azúcar y los que no. Los primeros “no son recomendables y entran dentro del grupo de golosinas a evitar”. Según explica, “los azúcares son metabolizados por las bacterias orales y transformados en ácidos que son los que producen erosión y caries dental”.

“No debemos olvidar que el azúcar es el mayor enemigo de la dentadura (y de la salud en general), pues aumenta mucho el riesgo de padecer caries”, comenta a Maldita.es Iria Abalde Salgueiro, experta en salud bucodental y maldita que nos ha prestado sus superpoderes.

Por el contrario, según cuenta Castro, los denominados “chicles sin azúcar” llevan sustitutos del azúcar común, no presentan el problema mencionado anteriormente y pueden tener algunos beneficios. Este tipo de chicles llevan edulcorantes artificiales: los más utilizados son “el sorbitol, la fenilalanina y el xilitol”. 

Dentro de la amplia gama de sustitutos del azúcar, “el xilitol es el que posee mejores avales científicos ya que interfiere con el crecimiento de algunas bacterias orales que son responsables de la caries”. Un  metaanálisis (una revisión sistemática de un conjunto de investigaciones publicadas) publicado en 2020 en la revista JDR Clinical and Translational Research indica que masticar chicle sin azúcar puede reducir el incremento de caries

Néstor Montesdeoca, jefe Asociado del Servicio de Cirugía Oral, Maxilofacial e Implantología del Hospital La Luz, afirma a Maldita.es que mascar chicle después de comer estimula la secreción de saliva, que tiene efectos antibacterianos y remineralizantes del esmalte dental, además de ayudar a arrastrar los restos de comida. Aunque insiste: no sustituye el cepillado dental.

El experto confirma que masticar chicle no daña los dientes siempre que no se realice “de forma compulsiva durante horas”. “Las personas que tienen el hábito de mascar chicle de manera habitual sobrecargan los músculos masticadores y la articulación de la mandíbula y favorecen el desgaste dentario o las fracturas de las restauraciones dentarias”. 

Abalde cuenta que si se mastica chicle de un modo compulsivo, “es posible que las sustancias conservantes y estabilizadoras de las que se compone el chicle (incluso aunque no tenga azúcar) provoquen descalcificación de las piezas dentales”.  “Asimismo, el abuso de la goma de mascar puede llegar a ser malo en procesos de bruxismo (patología que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula o incluso rechinar los dientes), si padeces dolores de estómago o llevas ortodoncia”, comenta.

Pero entonces, ¿qué consumo de chicles no es recomendable sobrepasar? Castro no recomienda masticar chicle más de 20 o 30 minutos al día para evitar un desgaste dentario. Además, indica que “todos los sustitutos del azúcar se absorben muy mal a nivel digestivo, razón por la cual pueden provocar una irritación intestinal e incluso diarreas si se consumen en exceso”.

¿Cómo funciona la biodramina para evitar que te marees?

La biodramina (también conocido como cinfamar o por el nombre de su principio activo, el dimenhidrinato) es un medicamento que actúa contra el mareo producido por los medios de transporte, ya sean de tierra, mar o aire. Es un fármaco indicado para prevenir y tratar los síntomas de este mareo o cinetosis, tales como náuseas, vómitos y/o vértigos. Nos habéis preguntado cómo actúa para cumplir esa función.

El dimenhidrinato pertenece al grupo de los medicamentos antihistamínicos para uso sistémico (esto es, que cuando lo tomas su efecto se produce en todo el cuerpo y no solo en un órgano o área determinada). Según aparece en la ficha técnica de este fármaco y confirma a Maldita.es María Jesús Escribano, directora técnica del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), no se conoce al 100% el mecanismo que provoca que, al tomar la biodramina, se mitiguen o reduzcan los mareos al viajar en coche, barco o avión. Pero se intuye que actúa sobre el sistema otolítico, el mecanismo que nos permite controlar el movimiento y el equilibrio del cuerpo, inhibiendo un poco la respuesta de que nos estamos moviendo demasiado, que sería la causante del mareo.

Escribano explica que este medicamento tiene acción antihemética, que evita los vómitos y mareos, y antivertiginosa, que evita los vértigos y mitiga la sensación de que nos estamos moviendo y perdiendo el equilibrio. De manera normal, esos vértigos y mareos son una especie de "protección" para alertar de que no estamos, por ejemplo, caminando en línea recta. "Como estamos en un barco, el sistema avisa de que nos movemos mucho y al final empiezas a segregar jugos gástricos y acabas vomitando", ilustra.

Juan Antonio Martín Jiménez, miembro del Grupo de Neurología de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), comenta a Maldita.es que este medicamento puede adquirirse sin receta, “pero es conveniente consultar con el médico o farmacéutico su indicación y dosis para cada persona”. 

Martín Jiménez insiste en que uno de los efectos secundarios más comunes del dimenhidrinato es la somnolencia, por lo que no debe usarse por la persona que vaya a conducir (o pilotar) el vehículo: “Tiene un inicio de efecto muy rápido, en muy pocos minutos, porque el medicamento pasa directamente a la sangre desde la mucosa oral”.

¿Funciona la biodramina en todos los transportes? La eficacia de este fármaco no depende del medio en el que nos movemos. Dependerá, más bien, de la persona que lo tome y su predisposición a marearse. También puede ser, explica Escribano, que tras tomar muchas dosis sin control, el organismo se acabe acostumbrando y no haga efecto.

Por este último motivo, es mejor tomar la biodramina cuando realmente se necesite, cuando aparecen los síntomas o unas dos horas antes de cuando se prevé que nos vamos a marear, como un viaje por carretera con muchas curvas o una travesía en barco. En el caso del transporte marítimo, la farmacéutica apunta a que en las embarcaciones más pequeñas y/o cuando el mar está picado, el movimiento se nota más dentro del vehículo y suelen darse más mareos.

¿Y qué más se puede hacer si vamos en barco y nos mareamos? Aunque ya sabemos qué puedes hacer si vas en coche y ocurre esto (en este artículo recogemos algunos consejos tanto para niños como adultos), en barco cambian ligeramente las recomendaciones. Escribano confirma algunos de los trucos que suelen dar los marineros o las personas habituadas a la mar. Lo más fácil es tumbarse en el camerino —si se dispone de uno— e intentar dormir. También ayuda no estar pendientes del horizonte o el mar, que es la principal referencia de movimiento en el agua. Y por supuesto: no estar moviendo la cabeza ni saltando, porque ya sería combinar el movimiento de la embarcación y el propio.

¿Es verdad que las cremas de protección solar contaminan el agua?

Si hace unos días nos preguntabais por los aceleradores de bronceado, ahora es el turno de las cremas de protección solar. ¿Es verdad que contaminan el agua? Pues sí. Pese a que son fundamentales para cuidar la piel y prevenir el cáncer cutáneo, algunos componentes de las cremas pueden contaminar el agua y dañar la fauna marina. Por eso es importante fijarse en el etiquetado de las que compremos, optar por las que se destaquen como "respetuosas con los océanos" y no echárselas justo antes de bañarnos para reducir la cantidad que se liberará en el agua.

Araceli Rodríguez Romero, investigadora de la Universidad de Cádiz experta en ecotoxicología y contaminación marina, explica a Maldita.es que la crema solar contamina los ecosistemas marinos. Se trata de “un cóctel químico” compuesto entre el 10% y el 15% por los llamados filtros ultravioleta (UV) que, según la experta, “garantizan una completa protección de la piel”. El resto de ingredientes de estas cremas incluyen “conservantes, agentes colorantes, controladores de la viscosidad, fragancias, etc”. 

El químico Miguel Ángel Muñecas Vidal, maldito que nos ha prestado sus superpoderes, explica que “los productos químicos que contienen las cremas no se quedan en nuestra piel y una parte son lavados por la acción del agua mientras nadamos o nos bañamos, pasando así al medioambiente marino”. Una vez en el agua, “acaban por afectar en mayor o menor grado a todos los seres vivos que habitan en los mares y océanos del planeta, siendo especialmente sensibles los corales”.

Cada vez que nos bañamos una gran cantidad de crema se libera directamente al mar, según confirma Rodríguez: “Se estima que entre 6.000 y 14.000 toneladas de crema solar se liberan cada año en áreas de arrecife de coral potenciando su blanqueamiento y consecuentemente, la muerte del coral”. Más del 25% de las especies marinas dependen de los arrecifes de coral durante al menos una parte de su vida, según indica a El País Mark Eakin, investigador de la Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos.

¿De qué otras formas afecta la crema solar al ecosistema marino? “Una de las principales consecuencias de la presencia de filtros UV orgánicos en el medio marino es su potencial para acumularse en los organismos (por ejemplo, mejillones o incluso delfines)”, comenta Rodríguez. El problema es que no solo se acumulan estos filtros en los organismos, sino que “se biomagnifican a lo largo de la cadena trófica (proceso de transferencia de energía alimenticia a través de una serie de organismos)”. Algunos estudios han constatado la presencia de filtros UV en diferentes organismos marinos. 

“Para que nos hagamos una idea del alcance de los filtros UV, su presencia ha sido detectada en los huevos de aves del Espacio Natural Protegido de Doñana”, comenta Rodríguez y recoge un estudio publicado en 2017 en la revista Environmental Science and Technology.

Otros efectos nocivos producidos por las cremas solares o por algunos de sus ingredientes son “la inhibición del crecimiento de algunas especies de fitoplancton, genotoxicidad (capacidad relativa de un agente de ocasionar daño en el material genético) en mejillones, malformaciones larvarias en erizos de mar o mortalidad y cambios en el comportamiento de distintas especies marinas”.

“La presencia de filtros UV se ha detectado tanto en lugares tan cercanos y conocidos como en playas de Mallorca como en sitios tan remotos como la Antártida”, indica Rodríguez, que participa en una investigación para valorar el impacto de las cremas solares en zonas costeras de Andalucía.

¿Y qué pasa con las piscinas? Sarah Montesdeoca Esponda, investigadora postdoctoral en Análisis Químico Medioambiental en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, indica a Maldita.es que hasta ahora no se han descrito efectos perjudiciales para las personas relacionados con la presencia de crema solar en las piscinas. “Lo que sí hay que tener en cuenta es que la descarga del agua de esas piscinas puede suponer una vía de entrada de estos productos al mar si previamente no se aplica un tratamiento eficaz para su eliminación”, comenta. 

No hay que olvidar que usar protector solar durante todo el año es importante para disminuir la posibilidad de carcinomas y el fotoenvejecimiento a largo plazo. Pero entonces, ¿en qué nos podemos fijar para elegir una crema que sea menos dañina para el medio ambiente?

Montesdeoca aconseja buscar productos libres de oxibenzona y octinoxato, “dos de las sustancias más dañinas en el medio ambiente y que han comenzado a prohibirse en algunos países”. También puede resultar útil no aplicarnos la crema justo antes de bañarnos, ya que se liberará en el mar más fácilmente, según Rodríguez.

Actualmente, hay compañías cosméticas que han lanzado nuevas gamas de protectores solares catalogados como “respetuosos con los océanos”. Aunque determinar la veracidad de esta etiqueta “es difícil”, Rodríguez aconseja optar por este tipo de cremas para fomentar que la industria cosmética siga invirtiendo en la búsqueda de un protector solar lo más respetuoso posible con el medio marino. 

Antes de que os vayáis...

Como todas las semanas llegados a este punto nos gustaría recordaros que estamos aquí para resolver todas las dudas y preguntas que tengáis respecto a información científica, pero que si lo que te inquieta tiene que ver con un diagnóstico, tratamiento o afección personal, lo único que podemos aconsejarte es que acudas a un profesional sanitario que conozca personalmente tu caso y pueda tratarte adecuadamente.

En este artículo han colaborado con sus superpoderes Iria Abalde Salgueiro y Miguel Ángel Muñecas Vidal.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla:mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapppréstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.