MENÚ
MALDITA CIENCIA

Alteraciones de regla y vacunas contra la COVID-19: de momento no hay evidencias científicas de una relación entre ambas pero se está investigando

Publicado
Actualizado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes
Literatura científica

Hace unos meses nos preguntasteis si las vacunas frente a la COVID-19 podían causar alteraciones menstruales como efecto secundario y os contamos que, hasta ese momento, no había evidencias científicas de que fuera así. Ahora, un equipo de la Universidad de Granada liderado por Laura Baena García, del Departamento de Enfermería de esa universidad, está investigando estas posibles alteraciones menstruales tras la inoculación de las vacunas después de que algunas personas notificasen haber notado cambios en su ciclo menstrual. Os contamos lo que sabemos al respecto.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

El objetivo es “determinar si existen esas alteraciones”

El objetivo de este estudio, según explica la propia Baena en una entrevista con Univadis, es “determinar si existen esas alteraciones y cuáles son las más frecuentes, establecer durante cuánto tiempo se mantienen y encontrar algún parámetro en las muestras de sangre que pudiera justificar esas alteraciones”. 

La investigación tiene una parte de cuestionario público (que puedes completar aquí si lo deseas) y otra que estudia analíticas de sangre de mujeres de 18 a 50 años. En estas analíticas se observa el hemograma (un análisis de los componentes y características de la sangre, como los glóbulos rojos o la hemoglobina), los niveles de diferentes hormonas —como la progesterona o el estradiol, relacionadas con el ciclo— y la coagulación de las participantes.

Entre las alteraciones más frecuentes, Baena García detalla (en Canal Sur y en Univadis) que puede haber un aumento del sangrado en las reglas posteriores a la administración de la vacuna, cambios en la duración del ciclo y sangrado coincidiendo con la ovulación. “Parecen ser leves y transitorios, pero es importante que se describa”, agrega. 

Estudios como este de la Universidad de Granada sirven para construir más evidencia científica sobre las vacunas contra la COVID-19 y esclarecer si estas alteraciones en la regla son anecdóticas o realmente tienen relación con la vacunación. 

Lo que se sabe hasta ahora: las alteraciones menstruales no aparecen como efecto adverso en las fichas de las vacunas

Ni en los prospectos ni en las fichas técnicas de las vacunas de AstraZeneca, Janssen, Pfizer o Moderna aparece ningún efecto adverso relacionado con la menstruación. Ya en abril la revista Time publicó que, según un portavoz de Janssen, los cambios menstruales no fueron rastreados como parte de su estudio. Es decir, que en el caso de esta vacuna no aseguran que los casos no se produjeran, sino que no se preguntó por ellos.

Sobre este asunto, la farmacéutica Pfizer responde a Maldita.es indicando que en el ensayo clínico de fase 3 de su vacuna “no se reportaron casos de menstruación anormal”, pero no aclara si se preguntó específicamente por ello o no. No obstante, aseguran que seguirán monitorizando la salud de las personas que recibieron las dos dosis de esta vacuna en el ensayo clínico durante dos años. Además de este seguimiento específico de los participantes del estudio, la fase 4 de los ensayos clínicos permite observar los efectos adversos que se detectan en cualquier persona que se haya vacunado.

Por su parte, la clínica ginecológica Dexeus señaló a Maldita.es que "no hay ningún estudio que demuestre la repercusión de la vacuna en la regla, pero que factores emocionales, como el estrés emocional ligado al hecho de vacunarse" sí pueden afectar. 

Vicent Carmona, ginecólogo y maldito que nos prestó sus superpoderes, no descartaba en este artículo una posible relación entre la alteración en la regla y la vacuna aunque señala que "en los estudios de farmacovigilancia que se han hecho (y se siguen haciendo) con las vacunas, no parece tratarse de un efecto frecuente ni grave". Además, indica que "es difícil encontrar un mecanismo fisiológico que explique estos efectos, que pueden estar relacionados también con el estrés debido al propio acto de la vacunación en el contexto de una pandemia como la que estamos padeciendo". El propio estudio de la Universidad de Granada podría ayudar a explicar estos efectos.

Por otro lado, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) llamaba a la tranquilidad porque “no hay, a día de hoy, evidencias de la asociación entre la vacuna de la COVID-19 y las alteraciones menstruales”. En declaraciones a Infosalus, el miembro de la SEGO y jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital General asociado Universitario de Requena (Valencia), Ezequiel Francisco Pérez, apuntaba a que estos cambios en ciclo “son muy frecuentes entre las mujeres” y pueden estar motivados por el estrés o la ansiedad que puede generar la vacunación.

Por último, la EMA ha evaluado, en su reunión mensual del Comité de Farmacovigilancia (PRAC), los casos de menstruación irregular reportados por personas que han recibido una vacuna contra la COVID-19. Así, el regulador europeo de medicamentos ha señalado que "hasta ahora, no se ha establecido ninguna asociación causal entre las vacunas COVID-19 y los trastornos menstruales". Esto es, que no hay datos científicos que aseguren que estas alteraciones en la regla tengan relación con las vacunas*.

"Las alteraciones mensturales son muy comunes y pueden ocurrir sin que exista un problema médico. Las causas pueden ir desde el estrés y el cansancio hasta condiciones médicas subyacentes, como los fibromas y la endometriosis", ha recordado la EMA, indicando que aquellas mujeres que experimenten una hemorragia vaginal inesperada (por ejemplo, las posmenopáusicas) o que están preocupadas por las alteraciones menstruales prolongadas o graves pueden acudir al médico.

La importancia de notificar las reacciones para saber si están relacionadas con las vacunas

A pesar de que no hay evidencias por ahora que vinculen vacunarse contra la COVID-19 y alteraciones en la regla, las notificaciones de las personas que menstrúan y que hayan observado estos cambios ayudan a esclarecer si se deben a un efecto adverso relacionado con la vacuna o se han dado de manera anecdótica.

Del mismo modo, estos testimonios pueden ayudar a salvar los sesgos que pueden existir en ensayos clínicos que buscan un listado de efectos adversos común a toda la población (como fiebre, dolor en el lugar del pinchazo o cansancio) pero no específicos según el sexo (como menstruación irregular). Por ejemplo, este artículo científico publicado en Nature Communications evidenciaba que solo el cuatro por ciento de los artículos que investigan enfoques terapéuticos para el tratamiento del coronavirus informaron explícitamente de un plan para incluir el sexo o el género como variable analítica. Esta noticia de la Agencia SINC cuenta más sobre este problema.

Por su parte, la profesora colaboradora del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la UGR Enriqueta Barranco critica, en declaraciones a laSexta, que “no se han diferenciado los hombres y las mujeres en cuanto al padecimiento de los efectos secundarios”.

Por último, recordamos que el Sistema Español de Farmacovigilancia tiene un portal disponible para ciudadanos y profesionales sanitarios donde se pueden notificar reacciones adversas para cualquier medicamento, también de las vacunas contra la COVID-19. Este sistema es un organismo de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y recoge notificaciones de efectos adversos para determinar si guardan relación con el fármaco o se han dado por otras circunstancias.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes el maldito Vicent Carmona.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

*Este artículo se ha actualizado el 09/08/2021 para incluir la información del último comunicado del Comité de Farmacovigilancia de la EMA sobre casos de menstruación irregular reportados tras la vacunación.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.


Primera fecha de publicación de este artículo: 27/07/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.