MENÚ
MALDITA CIENCIA

Las afirmaciones falsas o sin pruebas sobre las vacunas COVID-19 de la carta dirigida a la presidenta del Colegio de Médicos de Valencia

Publicado viernes, 23 julio 2021
Comparte
Categorías
Salud
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

Una carta con desinformación sobre la vacuna contra el coronavirus y la pandemia ha sido enviada supuestamente a la presidenta del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia. Os desmontamos las principales desinformaciones en que se basan para "llamar la atención" sobre las vacunas COVID-19.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

La Comunitat Valenciana afirma que "es imposible" que un 10% de los casos que entran en Urgencias sean personas vacunadas con efectos secundarios graves

La carta afirma que no se está permitiendo reportar a la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) casos de "personas vacunadas con efectos secundarios graves" que entran en Urgencias. Arroyo considera "rigurosamente incierto" que el 10% de los pacientes que entran en Urgencias sean personas vacunas con "efectos secundarios graves" y que no se esté permitiendo informar de estos hipotéticos posibles efectos secundarios graves.

La Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública de la Comunitat Valenciana afirma a Maldita.es que "es imposible" esa cifra del 10% de efectos secundarios graves en Urgencias y señalan que los datos de junio de 2021 de la tasa de efectos adversos notificados tras la vacunación fue del 0,24%. Este 0,24% incluye posibles efectos secundarios en su gran mayoría leves como fiebre y no significa que la causa sea la vacuna, añaden.

Como explica la AEMPS, al igual que con el resto de medicamentos, las agencias de medicamentos ponen en marcha sistemas de farmacovigilancia que permiten identificar "reacciones adversas que sean muy poco frecuentes o que excepcionalmente puedan ocurrir" tras haber administrado la vacuna. Esta notificación la pueden realizar tanto los profesionales sanitarios como las propias personas vacunadas en esta web. La conselleria valenciana también afirma que es falso que no se pueda notificar los efectos secundarios a la EMA y niega que haya ninguna orden en ese sentido.

Fruto de estas notificaciones de posibles efectos secundarios (relacionados o no con la vacunación) son los informes de farmacovigilancia sobre vacunas COVID-19. Gracias a los reportes de posibles efectos secundarios, se han ido incorporando a las fichas técnicas de estas vacunas posibles efectos secundarios y contraindicaciones que no se detectaron en los ensayos clínicos por el menor número de personas que participaron.

A 30 de mayo de 2021, en España se han notificado 24.491 acontecimientos adversos tras la vacunación, sin que eso implique que la causa sea la vacuna o tenga relación con ella.

Las vacunas aprobadas no están en fase de experimentación sino en la última fase que viven todos los medicamentos

Las vacunas contra el coronavirus "aún en fase de experimentación, se está administrando indiscriminadamente a todo el mundo sin prescripción médica". Este es un bulo habitual que reproduce la carta se basa en que la vacuna está en su fase 4 pero en realidad todos los medicamentos y las vacunas tras aprobarse pasan por fase 4 o de estudios de seguimiento, también las del coronavirus. Se trata de la última fase por la que pasan todos los medicamentos. La fase 4 es la última fase de ensayo clínico y ocurre cuando está ya comercializada y se usa a gran escala. El objetivo de esta fase es monitorizar los efectos secundarios del fármaco, sobre todo los más raros, que pueden observarse sólo cuando el medicamento es utilizado a gran escala.

La vacuna la prescriben las autoridades sanitarias

También se afirma que la vacuna se administra "indiscriminadamente a todo el mundo sin prescripción médica". En realidad, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) incluye en los prospectos de las distintas vacunas las contraindicaciones que tienen.

En el caso de la vacuna de Moderna y de Pfizer/BioNTech, no se recomienda a personas con hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes de la vacuna. Además, la AEMPS indica que las personas que han experimentado previamente episodios de síndrome de fuga capilar no deben vacunarse ni con AstraZeneca ni con Janssen.

Rosa Arroyo, vicepresidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), aclara a Maldita.es que "la prescripción médica la emiten las autoridades sanitarias porque estamos en pandemia".

Además, aunque con las vacunas es cierto que un médico no tiene por qué prescribirla para que se la administre, "esto no es algo nuevo en el ámbito de las vacunas. El protocolo de vacunación de la gripe también dice que la vacunación se realiza como consecuencia de una decisión de la autoridad sanitaria en materia de salud pública, por lo que no requiere diagnóstico ni prescripción previa", aclara a Maldita.es José Luis Barranco, portavoz de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH). Ocurre igual, por ejemplo, con el calendario vacunal infantil.

Pero Barranco niega que esto anule la función del médico, como afirma la supuesta carta: "Los médicos estamos para que nuestros pacientes, inmunodeprimidos, alérgicos o no, nos pregunten sobre la vacuna. Que no tengamos que escribir con el bolígrafo el nombre del paciente y de la vacuna no elimina la función del médico".

Arroyo señala también que no se firman consentimientos informados "porque en España la vacunación no es obligatoria y hacerlo burocratizaría" el proceso. La médica concluye que "se respeta la libertad individual".

Maldita.es ha contactado con el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia para conocer si la carta es real y si han dado respuesta al escrito pero no nos han respondido.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.