Maldita Ciencia
15/09/2020

Qué diferencia hay entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente y qué pasa si te comes algo pasado de fecha

Nos habéis preguntado por diferencia entre la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente de los alimentos y qué hacer si se tiene en la nevera algo pasado de fecha. Los huevos, la leche, la carne envasada o las legumbres son solo algunos de los alimentos que llevan en su envase una u otra fecha. Os explicamos cuál es la diferencia entre ellas y cuándo puede ser peligroso consumir comida cuando ya han pasado.

El dietista-nutricionista Daniel Ursúa explica a Maldita Ciencia que la “diferencia entre ambas fechas está en lo que sucede en el alimento una vez pasado ese tiempo”. “En el caso de la fecha de caducidad, el alimento puede desarrollar microorganismos patógenos, por lo que su consumo puede ser peligroso”, afirma. 

En el caso de la fecha de consumo preferente, pasado ese tiempo, “no se puede asegurar que el alimento mantenga todas las propiedades organolépticas (por ejemplo su sabor, textura, olor o color)”. En este caso, una vez vencida la fecha, el alimento “pierde calidad pero sigue siendo seguro y puede consumirse sin riesgos”, según cuenta a Maldita Ciencia la dietista-nutricionista Beatriz Robles. 

¿Qué se debe hacer si se tiene en la nevera alimentos cuya fecha ya ha vencido? Si se trata de la de caducidad, “debes tirarlo independientemente de qué alimento sea y del tiempo que haya pasado (aunque, lógicamente, te la estarás jugando más si lo comes tres semanas después que si solo han pasado 24 horas)”, explica Robles.

Si se trata de la fecha de consumo preferente y no está abierto, “puedes consumirlo posteriormente con excepción de los huevos, que deben desecharse ante el riesgo de sufrir una intoxicación”. 

“Y ojo, que esas fechas se mantienen hasta que el envase se abre”, advierte Robles. En ese momento, entra en juego la “caducidad secundaria”. Hay alimentos que solo duran unos días una vez abiertos. Por ejemplo, explica que algunos envases dan información sobre esta caducidad secundaria con frases como “una vez abierto, conservar en el frigorífico y consumir en 3 días”.

¿Qué alimentos llevan la fecha de caducidad y cuáles la de consumo preferente? El tecnólogo de los alimentos Miguel Ángel Lurueña afirma que los huevos son el único alimento donde está estipulado legalmente la fecha que debe llevar la bandeja: “Fecha de consumo preferente de 28 días desde la puesta”. 

Con el resto, se sigue el criterio del fabricante, que “debe realizar un estudio de vida útil para determinar el tipo de fecha y la duración”. Según cuenta, la empresa debe hacer esto para cada uno de los tipos de productos que elabora porque tienen unas características diferentes. 

“Por ejemplo, no es lo mismo un yogur natural que un yogur con frutas. Y tampoco es lo mismo el yogur fabricado por la empresa A que por la empresa B. En algunos yogures podemos ver fecha de caducidad y en otros fecha de consumo preferente, pero lo más adecuado sería fecha de consumo preferente porque, por lo general, no es un producto que suponga un riesgo inminente una vez vencida la fecha”, afirma Lurueña, que insiste en que aún así siempre es recomendable respetar ambas fechas.

Entre los alimentos con fecha de caducidad, Robles menciona carnes y pescados frescos envasados, algunos lácteos (leche pasteurizada, postres lácteos…), cremas frescas (gazpachos o salmorejos que encontramos refrigerados…) o ensaladas de 4ª gama (las que vienen lavadas en una bolsa).

Mientras tanto, las conservas, legumbres secas, arroz, pasta secas, bebidas envasadas o salsas “llevan fecha de consumo preferente”. Y hay algunos alimentos exentos de indicar la fecha de duración mínima. Es decir, no llevan ni fecha de caducidad ni consumo preferente. Por ejemplo, las frutas y hortalizas frescas, los vinos, el vinagre o la sal.

Otros artículos de Maldita.es