Maldita Ciencia
03/04/2020

El coronavirus y las teorías conspiratorias: las vacunas, los 'chemtrails' y el 5G

Está circulando por la red, y nos habéis preguntado en nuestro servicio de WhatsApp (655 198 538) por él, un post de Facebook que comienza diciendo que "Todos los chinos recibieron vacunas obligatorias el otoño pasado" y en el que se cuenta que esas vacunas habrían sido activadas gracias al 5G utilizando el polvo inhalado que lanzan los chemtrails. Se trata de una suma de distintas conspiraciones de las que ya hemos hablado en Maldita Ciencia.

Hemos consultado con Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología y Jefe de la Sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública canario, que nos ha dicho que este texto es "terroríficamente mentiroso". También hemos hablado con Alberto Nájera, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS) que opina que "cuesta creer que el texto haya sido escrito con un mínimo de información".

"Si todos los chinos hubieran sido 'vacunados' por ese preparado mágico, capaz de ser controlado por radiaciones de 60 GHZ (frecuencia que el 5G no utiliza) todos estarían afectados", explica Nájera y añade que, aunque hay muchos casos, el virus no tiene tanta incidencia.

Recuerda que aquí puedes leer nuestro especial sobre el coronavirus. En situaciones de crisis como la que estamos viviendo proliferan especialmente los bulos y los mensajes alarmistas sin base real. Fíate solo de fuentes oficiales y contrastadas no compartas nada de lo que no estés seguro.

Las vacunas son seguras, a pesar de las conspiraciones

Las vacunas son uno de los grandes avances de la medicina moderna y uno de los inventos que más vidas han salvado en la historia. Gracias a ellas se han erradicado enfermedades como la viruela, otras están a punto de desaparecer como la poliomelitis y muchas han reducido drásticamente su incidencia como el sarampión, la tos ferina o el sarampión.

Son también uno de los grandes protagonistas de muchas conspiraciones y bulos de salud que se niegan a desaparecer, especialmente uno que relaciona su aplicación con un mayor riesgo de padecer autismo. No hay evidencias de esta supuesta relación, como ya os contamos detalladamente aquí. Este bulo surgió por motivaciones económicas de su autor, y a pesar de haber sido desmentido en numerosas ocasiones sigue sin desaparecer.

De hecho, el bulo ha ido mutando y la supuesta relación de las vacunas con el autismo se ha ido atribuyendo a distintas supuestas causas, ninguna demostrada. Una de las más rocambolescas subconspiraciones dentro de este tema es la que asegura que las vacunas contienen ADN humano proveniente de fetos abortados. Dentro de esta teoría se mezclan explicaciones sesgadas con mentiras. Aquí te lo explicamos detalladamente.

Miedo a los efectos del 5G sobre la salud, de los que no hay evidencias

La segunda conspiración que aparece en este mensaje es la que involucra a las redes 5G, a las que se les atribuyen efectos perjudiciales para la salud para los que, de nuevo, no hay hasta la fecha ninguna evidencia.

Hemos hablado de este tema varias veces en Maldita Ciencia, la última vez aquí dentro de nuestra colaboración con el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud. Ahí podéis leer más sobre qué es exactamente el 5G y cómo funciona, pero como resumen, a día de hoy no hay evidencias ni se han encontrado pruebas de que este tipo de ondas pudiesen repercutir en nuestro organismo.

Otra versión de esta conspiración asegura que Wuhan fue la primera ciudad china en implantar redes 5G y que la en enfermedad que causa el coronavirus es resultado de un exceso de exposición a esas ondas. Tal y como ha explicado FullFact, medio de factchecking británico, no hay evidencias de que fuese así. En octubre de 2019 tres empresas estatales de telecomunicaciones chinas anunciaron la instalación de tecnología 5G en varias ciudades, y en la noticia publicada por Reuters en aquel momento se decía que otras grandes ciudades como Pekín o Shangai ya estaban cubiertas.

'Chemtrails', estelas supuestamente peligrosas en el cielo (que tienen una explicación científica)

La tercera pata conspiranoica de este post es la que se refiere a los chemtrails, estelas supuestamente peligrosas en el cielo que dejan en el ambiente sustancias desconocidas con oscuras intenciones: desde el control del clima hasta el control mental o provocar enfermedades en la población.

También hemos hablado de los chemtrails aquí, donde os explicamos qué hay detrás de esta supuesta conspiración y por qué no hay ninguna evidencia de que sea real. Podéis leer más en ese post, pero ya os adelantamos que la comunidad científica descarta esta teoría conspiratoria y explica el fenómeno dentro de dos posibilidades: o bien son contrails, estelas de vapor de agua condensado que dejan los aviones y cuyo aspecto y duración varía y depende de la altura del vuelo y de las condiciones atmosféricas en cada momento; o bien son cirros, un tipo de nube que puede tener aspecto de estelas.

Sobre la cadena de WhatsApp, Nájera concluye que es una selección magnífica de todas las conspiranoias. "Echo en falta los unicornios, los extraterrestres y el terraplanismo para que estuviera completo", bromea.

Fact-checkers de 41 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN. También puedes compartir este artículo utilizando el hashtag #CoronavirusFacts.

Otros artículos de Maldita.es