MENÚ

La demanda de Iberdrola a Repsol por ‘greenwashing’: preguntas y respuestas

Publicado
Claves
  • Iberdrola ha demandado a Repsol por “competencia desleal y publicidad engañosa por greenwashing
  • La energética acusa a la petrolera de vulnerar tres artículos de la ley española de competencia desleal en varias campañas sobre combustibles sintéticos, hidrógeno y promociones con varias fuentes energéticas
  • Repsol opina que la demanda revela un “nerviosismo” por parte de Iberdrola porque está creciendo como su competidora en el mercado de electricidad y gas
Comparte

El greenwashing consiste en mostrar algo como favorable para el medioambiente o la crisis climática cuando, en realidad, es mentira o no se puede demostrar. Tomando esta definición, la empresa energética española Iberdrola ha presentado una denuncia contra Repsol, otra energética y también petroquímica española, alegando que está incurriendo en publicidad engañosa y competencia desleal basándose en este blanqueamiento ecológico. Contamos los detalles del caso y el contexto sobre otras prácticas cometidas por ambas empresas.

¿Por qué Iberdrola ha demandado a Repsol y qué exige?

Iberdrola ha presentado una demanda contra Repsol por “competencia desleal y publicidad engañosa por greenwashing”, indicando que la petrolera estaría incumpliendo tres artículos de la Ley de Competencia Desleal de España: actos de engaño (artículo 5), omisión engañosa (artículo 7) y publicidad ilícita (artículo 18).

El escrito de la demanda, de 107 páginas, es confidencial. A él tuvieron acceso El Confidencial y Cinco Días el lunes 18 de marzo y confirmaron su contenido Europa Press y EFE. Se presentó en el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Santander, donde la filial de luz y gas de Repsol (Repsol Comercializadora de Electricidad y Gas, SL) tiene su domicilio social.

EFE indica, citando fuentes de Iberdrola, que la web de Repsol tiene 15 referencias que constituirían greenwashing y tres campañas publicitarias que también harían este blanqueo: 'Biocombustibles avanzados, una alternativa para la movilidad' (enero 2023), 'Hidrógeno renovable' (enero 2023) y 'Conectar energías' (marzo 2023).

Así, la demanda pide que se retiren esas campañas, que se destruya su material que pueda llegar a consumidores (cartelería, folletos, vídeos, grabaciones…), que se prohíba publicar contenidos similares a los denunciados en el futuro y que, si el asunto acaba en una sentencia condenatoria, Repsol publique la sentencia en su web y canales de comunicaciones (publicidad en medios y redes sociales de la empresa).

¿Qué pruebas aporta Iberdrola en la demanda contra Repsol?

Iberdrola ha entregado dos informes periciales, en uno de ellos analiza el negocio de Repsol y en el otro su publicidad, según quienes han accedido al escrito. La eléctrica acusa a Repsol de haber omitido en sus mensajes “la actividad principal de la compañía y los verdaderos efectos para el medio ambiente de sus productos y servicios”, según recoge Cinco Días. Según el informe de auditoría de Repsol, la actividad que más ingresos generó en 2023 es la industrial, que incluye el refino de petróleo y el transporte de combustibles fósiles. 

En paralelo, Iberdrola argumenta que Repsol fue la empresa española que más gases de efecto invernadero emitió en 2022: 12,43 millones de toneladas de CO2 equivalente, según el Informe Descarbonización 2023, del Observatorio de Sostenibilidad y la agencia GrandMother.

Por último, recuerdan que Repsol ha sido sancionada en dos ocasiones por prácticas de greenwashing por la Autoridad de Normas Publicitarias de Reino Unido (ASA, siglas en inglés).

¿Qué responde Repsol?

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, apunta que la demanda “carece de fundamento jurídico” y que busca “limitar la competencia y el crecimiento de un operador emergente como es Repsol”.

Aunque Repsol es más conocida como empresa petrolera, lo cierto es que ambas compañías compiten en la comercialización de electricidad y gas. Así, Repsol aumentó en 2023 su cartera de clientes en 246.104 suministros, mientras que Iberdrola la redujo en 188.172, según datos de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). A pesar de esto, Iberdrola sigue siendo la compañía con mayor tasa de mercado, contando con el 33,7% de los suministros del país (más de 10,18 millones de clientes a cierre de 2023), mientras que Repsol cuenta con el 5,1% (más de 1,54 millones de clientes).

¿Qué dice el Gobierno?

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, indica que en esta demanda se mantiene “absolutamente neutra”, pero agrega que se posiciona a favor de “una agenda verde que no puede inducir a confusión ni a error”. El día posterior a las noticias de esta demanda (lunes 18 de marzo), Ribera publicaba en su cuenta de Twitter (ahora X) el siguiente tuit: “Y llega a los tribunales el hartazgo por el #greenwashing”.

Ribera también dice que esta cuestión judicial es “una novedad” porque no solo se aborda desde una posible publicidad engañosa, sino también desde el punto de vista de que la acción de una compañía “puede distorsionar las condiciones del mercado”.

El precedente: sanciones por ‘greenwashing’ a Repsol en Reino Unido

Hasta la fecha, ASA ha sancionado dos campañas de publicidad que Repsol ha hecho en Reino Unido, que ha obligado a retirar.

Anuncios de Repsol retirados tras sanciones de la ASA.

La primera, de junio de 2023, consistía en una promoción sobre biocarburantes y combustibles sintéticos con el reclamo “en Repsol, estamos desarrollando biocombustibles y combustibles sintéticos para alcanzar las cero emisiones netas”. ASA consideró que el anuncio omitía información y era engañoso.

Repsol defendió que la publicidad incluía botones para aportar más información, que dirigían a la web del grupo y explicaban en profundidad el proyecto. También alegaban que no existe una solución única para la sostenibilidad y que los combustibles “renovables” son uno de los elementos clave de la compañía para alcanzar el cero neto de emisiones en 2050. Por último, apuntaban a que están comprometidos en actuar éticamente y que eliminarían el anuncio de inmediato, cosa que la ASA aplaudió.

La segunda, de octubre de 2023, era un anuncio que decía: “En Repsol, estamos comprometidos con el hidrógeno renovable como fuente de energía que ofrece diferentes usos, como la producción de combustibles sintéticos de cero emisiones netas”. ASA consideró que se trataba de un reclamo medioambiental sin justificar y que podría ser engañoso al omitir información significativa. Al igual que el primer caso, el anuncio dirigía a la web corporativa de la compañía donde aportaban más información sobre su negocio.

Contexto: prácticas de ‘greenwashing’ por parte de Iberdrola

Usando una de las fuentes que incluyen en su escrito, el Informe Descarbonización 2023, la propia Iberdrola aparece como la octava empresa española que más gases de efecto invernadero emitió en 2022: 2,95 millones de toneladas de CO2 equivalente. Además, en torno a la mitad de la energía que produjo Iberdrola en España en el año 2023 vino de fuentes no renovables, según datos que aportó a la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV). 

A pesar de este pleito iniciado contra la petrolera española, Iberdrola colabora con petroleras de otros países en la instalación de parques eólicos marinos

Por último, Iberdrola cerró sus últimas centrales de carbón en España en 2017. Con posterioridad a ese hito, la filial de Iberdrola en México inauguró en 2019 cuatro nuevas plantas de ciclo combinado de gas en este país.

Créditos de imagen destacada: Luis García/Wikimedia.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.