MENÚ
MALDITO BULO

¿Qué sabemos sobre la ivermectina, el medicamento antiparasitario que supuestamente mata al coronavirus en 48 horas?

Publicado martes, 26 octubre 2021
Claves
  • La ivermectina es un medicamento antiparasitario que se utiliza por ejemplo contra la malaria.
  • Algunos estudios preliminares han dado buenos resultados reduciendo la carga viral en casos moderados de COVID-19 pero hacen falta más investigaciones que confirmen esos resultados.
  • La FDA no ha aprobado su uso contra la COVID-19.
  • En Australia sí que ha habido fallecidos por COVID-19, a pesar de los contenidos que aseguran que tomando ivermectina se ha vuelto a la vida normal si que haya muertos ni contagiados.
Comparte
Categorías
Social

Durante la primera ola de la pandemia de COVID-19 nos preguntasteis mucho por una serie de titulares que aseguraban que se había descubierto "un fármaco que mata al coronavirus en 48 horas".  Se referían a un medicamento llamado ivermectin o ivermectina y el hallazgo lo habían realizado científicos australianos.

Desde ese momento, la ivermectina ha seguido apareciendo de vez en cuando en cadenas de WhatsApp y otros contenidos que aseguran que es un medicamento casi milagroso contra el coronavirus, que protege de la infección, que la FDA (la administración estadounidense que regula los medicamentos) de Estados Unidos ha aprobado su uso contra la COVID-19 y que en Australia, donde su uso supuestamente se ha extendido, no hay víctimas de la enfermedad a pesar de que nadie usa mascarilla ni sigue otras medidas de seguridad.

Os contamos lo que sabemos de todo esto.

El estudio australiano sobre la ivermectina: resultados in vitro

La ivermectina es un medicamento antiparasitario que se utiliza tanto en medicina humana, por ejemplo contra la malaria, como en veterinaria y que dependiendo del tratamiento se toma en comprimidos o se aplica sobre la piel en forma de crema.

Efectivamente, científicos australianos del Instituto Discovery de Biomedicina de la Universidad Monash, en Melbourne, y del Instituto Peter Doherty de Infecciones e Inmunidad de la Universidad de Melbourne publicaron en abril de 2020 un estudio en el que reflejaban que la ivermectina detiene la replicación del SARS-CoV-2, el coronavirus causante del COVID-19 y es capaz de matar al virus en un periodo de 48 horas.

Sin embargo, es importante señalar que estos resultados se obtuvieron en cultivos celulares en el laboratorio, es decir, in vitro. Las condiciones de estos cultivos pueden ser muy diferentes de las que se den en los tejidos del organismo de un ser vivo y, concretamente, de las de los seres humanos.

Lo más habitual es que los virus sean más vulnerables en un cultivo y por tanto sea más sencillo acabar con ellos ahí de lo que es hacerlo en un ser vivo. En este caso, los propios autores del estudio reconocían que la misma sustancia analizada "ha demostrado ser efectiva in vitro contra un amplio espectro de virus que incluye el VIH, el virus del dengue, el de la gripe y el del zika".

Por eso, aunque los resultados sean positivos, faltan aún varias fases de investigación importantes antes de poder extraer conclusiones sólidas en lo que se refiere al posible uso de este medicamento en personas afectadas de COVID-19.

Otro ensayo español da conclusiones preliminares “prometedoras”

En enero de 2021, la ivermectina volvió a ser noticia porque un ensayo clínico realizado en España concluyó que, en casos de COVID-19 moderada, tiende a reducir la carga vírica y con ello la transmisión así como la duración de algunos síntomas. Pero de nuevo, eran resultados preliminares alcanzados con un reducido grupo de pacientes y serán necesarios más estudios y más amplios para confirmar esos resultados positivos. Puedes leer más información sobre este estudio en la Agencia Sinc.

Estudios favorables con errores que han sido retirados **

En noviembre de 2020 se publicaron los resultados de un ensayo realizado con humanos en Egipto. Se publicó como preprint (que no había sido revisado por pares) y aseguraba que la ivermectina era efectiva para prevenir la COVID-19 en una fase temprana de la infección por coronavirus. Pero el estudio tenía "varias irregularidades" como incluir a pacientes que habían fallecido antes de comenzar el ensayo y el estudio ya ha sido retirado.

En una carta publicada en septiembre de 2021 en Nature Medicine, además de señalar los fallos en el estudio de Egipto, científicos de Australia encontraron motivos de preocupación en los datos de otro ensayo favorable a la ivermectina hecho en Irán. Los autores de la carta señalan que "varios otros estudios que afirman un beneficio clínico de la ivermectina son igualmente preocupantes, y contienen cifras imposibles en sus resultados, desajustes inexplicables entre las actualizaciones de los registros de los ensayos y los datos demográficos de los pacientes publicados, supuestos plazos que no son coherentes con la veracidad de la recogida de datos, y debilidades metodológicas sustanciales".

Además, una revisión Cochrane publicada en julio de 2021 no encontró evidencias que apoyen el uso de la ivermectina para tratar o prevenir la COVID-19. **

La FDA no ha aprobado la ivermectina contra la COVID-19

Algunos contenidos que circulan sobre este fármaco aseguran que la FDA, la administración estadounidense encargada de regular el uso de medicamentos, lo ha aprobado para "limitar la carga viral" de COVID-19.

Sin embargo, la última actualización que se puede encontrar en la web de la FDA sobre la ivermectina, del 16 de diciembre de 2020, solo reconoce su aprobación como antiparasitario, tanto en personas como en animales, pero no su uso como tratamiento o prevención de la COVID-19.

Posteriormente, en mayo de 2021, la FDA publicaba en su página web un artículo titulado "Por qué no deberías utilizar ivermectina para tratar o prevenir la COVID-19" en el que insiste en que no se recomienda el uso de este medicamento contra la COVID-19, en que solo está aprobado como antiparasitario y en que su consumo en dosis altas puede ser peligroso y causar daño a la salud.*

Sí hay casos y muertos por COVID-19 en Australia

Mucha de la desinformación que circula sobre la ivermectina asegura que en Australia la población consume este fármaco de forma habitual y por eso no hay apenas casos y nadie ha fallecido a causa del coronavirus a pesar de que no se utilizan medidas de seguridad como las mascarillas o el mantenimiento de la distancia personal. Nos hemos puesto en contacto con el Ministerio de Salud australiano para que nos aclare si el medicamento se está consumiendo de forma generalizada y si es cierto que no se han implementado esas medidas. Actualizaremos esta pieza cuando tengamos una respuesta.

Pero sí sabemos que en Australia si hay casos de COVID-19 y sí está falleciendo gente por esta causa. Según la web de seguimiento de la incidencia de la COVID-19 que actualiza a diario la Universidad Johns Hopkins, a 30 de agosto de 2021 se han confirmado en el país 52.611 casos y han fallecido 1.003 personas.*

Las ventajas de la ivermectina

Tanto los científicos australianos como los españoles reconocen que hacen falta más estudios antes de convertir la ivermectina en un medicamento contra la COVID-19. De ser así, este medicamento contaría con una gran ventaja a su favor: puesto que ya se está utilizando a día de hoy con otros fines, se conocen sus niveles de seguridad.

Además, está incluido en el listado de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud y, por tanto, está disponible en todo el mundo. Esto quiere decir que, en caso de que las investigaciones continúen y se confirme su idoneidad como tratamiento ante el coronavirus, será factible hacer llegar el medicamento a todos los pacientes que lo necesiten, estén donde estén. 

*Actualizado el 30 de agosto de 2021 para incluir el enlace al artículo de en la web de la FDA y para reflejar las cifras actuales de afectados y fallecidos por la COVID-19 en Australia.

** Actualizado el 26 de octubre de 2021 para incluir nuevos estudios e información adicional.


Primera fecha de publicación de este artículo: 08/04/2020