MENÚ
MALDITO BULO

Ni la mascarilla favorece el cáncer ni tiene vínculos con la vacuna contra la COVID-19: bulos que relacionan el cáncer con las medidas de control y protección contra el coronavirus

Publicado jueves, 24 junio 2021
Comparte
Categorías
Cáncer
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

En los últimos meses de crisis pandémica desde Maldita.es hemos desmentido múltiples bulos y desinformaciones virales que relacionan las medidas de control y protección contra el coronavirus con el cáncer. Os explicamos que no hay ninguna evidencia científica que relacione la vacuna contra la COVID-19 con un mayor riesgo de cáncer de mama. También que no debe preocuparte que algunos hisopos que se usan para hacer las PCR se esterilicen con óxido de etileno —un gas que sólo es cancerígeno a partir de ciertos niveles y si la exposición es habitual— y que las mascarillas no provocan acidez en la sangre ni la acidez es causa del cáncer. 

No, no hay ninguna evidencia científica que relacione la vacuna contra la COVID-19 con un mayor riesgo de cáncer de mama

“Mujeres vacunadas de COVID están mostrando efectos secundarios típicos de cáncer de mama (...). Los médicos han observado inflamación de los ganglios linfáticos en las mamografías de detección de mujeres que se vacunaron recientemente contra COVID-19”. Esta es una parte del texto con el que se difunde que las mujeres que se han vacunado frente al coronavirus SARS-CoV-2 están presentando síntomas de cáncer de mama. 

Pero no hay ninguna evidencia científica que relacione la vacuna contra la COVID-19 con un mayor riesgo de cáncer de mama. La inflamación de los ganglios linfáticos (también conocida como adenopatía o linfadenopatía) de las axilas está entre los posibles efectos secundarios reportados tanto por la vacuna de Moderna como por la de Pfizer

Aunque una inflamación de este tipo está entre los síntomas del cáncer de mama, estos ganglios pueden inflamarse cuando se produce en el cuerpo una reacción inmune como la que genera una vacuna, tal y como confirmaba a Maldita.es José Ignacio Chacón, oncólogo y miembro de la Junta Directiva del Grupo Español de Investigación del Cáncer de Mama (GEICAM). 

De hecho, esta inflamación también está entre los posibles efectos secundarios de otras vacunas como la BCG contra la tuberculosis o la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola. Pero no hay evidencias de que haya una relación entre la inflamación de estos ganglios y el desarrollo de cáncer de mama.

No, no debe preocuparte que algunos hisopos que se usan para hacer las PCR se esterilicen con óxido de etileno

Un vídeo viral afirma que "los hisopos del test PCR poseen un potente cancerígeno". Pero en Maldita.es ya os hemos explicado por qué no debe preocuparos que algunos hisopos que se usan para hacer las PCR se esterilicen con óxido de etileno. Esta sustancia es un gas usado para esterilizar y sólo es cancerígeno a partir de ciertos niveles y si la exposición es habitual. 

Primero debemos aclarar que no todos los hisopos que se usan en las PCR se esterilizan con óxido de etileno. José Manuel Bautista, catedrático de Biología Molecular que coordinó el laboratorio de detección COVID-19 de la Universidad Complutense de Madrid, aclaraba a Maldita.es que los hisopos que usan en su laboratorio han sido esterilizados por ejemplo con radiación y no con esta sustancia.

El vídeo incluye una captura de la web del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos sobre el óxido de etileno en la que se explica que es "un eficaz agente para esterilización, pero esa capacidad da cuenta de su actividad como causante de cáncer". Lo que ocurre es que el vídeo omite que el riesgo de cáncer se da principalmente por "exposición ocupacional" (exposición de trabajadores durante un largo período de tiempo).

El Ministerio de Sanidad explicaba a Maldita.es que "el óxido de etileno es una sustancia que se usa habitualmente en la esterilización de productos sanitarios”. Pero la normativa garantiza que los niveles de óxido de etileno en los productos sanitarios estén dentro de los límites de seguridad.

No, las mascarillas no provocan acidez en la sangre ni la acidez es causa del cáncer

"Máscaras. Respirar el propio anhídrido carbónico [dióxido de carbono o CO2] por más de dos horas produce acidez en la sangre. Otto Heinrich Warbug PREMIO NOBEL de medicina 1931 'La principal causa del cáncer es la acidez en el organismo”, indica una imagen viral. Pero es un bulo. 

La mascarilla no hace que volvamos a inhalar el dióxido de carbono ni que este aumente su concentración en nuestra sangre al entrar de nuevo en nuestros pulmones. Los tejidos de los que están hechas dejan pasar el gas. En este caso, el dióxido de carbono.

Además, en el caso de las personas sanas, ni hay ningún problema en usarla ni se acidifica el cuerpo. Olga Mediano, coordinadora de área de ventilación mecánica y cuidados respiratorios críticos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) explicaba a Maldita.es que, para llegar a sufrir una acidosis respiratoria, un paciente con una enfermedad respiratoria importante o con insuficiencia respiratoria crónica tendría que llevar la mascarilla de forma muy prolongada o realizar mientras tanto un esfuerzo muy importante. 

Entre las posibles complicaciones de la acidosis respiratoria, se podría dar un mal funcionamiento de determinados órganos, insuficiencia respiratoria o un shock, según los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU (NIH, por sus siglas en inglés). Pero no hay evidencia alguna de que esta acidosis esté relacionada con el riesgo de desarrollar ningún tipo de cáncer.

No, no hay evidencias de que las mascarillas para niños que estén homologadas provoquen cáncer

Se ha viralizado una imagen de una mascarilla supuestamente para niños con una etiqueta que dice en inglés "AVISO: Cáncer y daño reproductivo". La mascarilla es real: es una mascarilla de poliester para niños con patrones impresos elaborada por Kipp Brothers. Estos avisos existen y se refieren a una ley aprobada en referéndum en California (Estados Unidos) en 1986. 

Pero esto no quiere decir que en general las mascarillas para niños provoquen cáncer. El epidemiólogo de ISGlobal y coordinador del Grupo de Cooperación Internacional de la Asociación Española de Pediatría Quique Bassat explicaba a Maldita.es que "las mascarillas homologadas (y tengo mis serias dudas de que esta lo esté) están hechas con materiales testados y son seguras para su uso en humanos, sin tener problemas de seguridad relacionados con un riesgo de cáncer o trastornos de la fertilidad". En Maldita.es también te hemos contado cómo se puede saber si una mascarilla cumple la normativa y está homologada en España.

No, un estudio no ha probado que el uso de mascarillas a largo plazo genera microbios que se infiltran en los pulmones y “contribuyen al cáncer de pulmón en estadio avanzado”

También se ha compartido en redes sociales un contenido publicado en la web Tribooka.com con el titular “ESTUDIO: El uso de mascarillas a largo plazo genera microbios que se infiltran en los pulmones y contribuyen al cáncer de pulmón en estadio avanzado. También lo ha difundido en su canal de Telegram Natalia Prego Cancelo, cofundadora de la asociación 'Médicos por la Verdad'. Pero es un bulo.

El estudio en cuestión, que fue publicado en noviembre de 2020 en la revista Cancer Discovery, se hizo entre marzo de 2013 y octubre de 2018 y ni siquiera incluye la palabra “mascarilla”. Según el artículo científico, el enriquecimiento de los pulmones con microbios comensales orales se asoció con una enfermedad de etapa avanzada, peor pronóstico y progresión del tumor en pacientes con cáncer de pulmón. Es decir, que la presencia de algunos microbios en los pulmones se correlaciona con una peor progresión del cáncer de pulmón. 

Leopoldo Segal, coautor del estudio y profesor asociado de Medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos), confirmaba a Maldita.es que "no hay razón para relacionar nuestros hallazgos con nada relacionado con el uso de mascarillas". Tal y como os acabamos de explicar, las mascarillas no incuban o producen cáncer

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.