MENÚ
MALDITO BULO

No, no es cierto que aerolíneas hayan recomendado a los vacunados contra la COVID-19 no viajar en avión por el riesgo de sufrir trombos en los vuelos

Publicado martes, 8 junio 2021
Comparte
Categorías
Salud
Social
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Está circulando una cadena de WhatsApp que dice que no se va a permitir volar a personas vacunadas contra la COVID-19 y que las aerolíneas están advirtiendo a sus clientes del "gran riesgo" de sufrir trombos por las vacunas de ARN mensajero (o ARNm) en los vuelos. Nos la habéis enviado a nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 229 319), pero es un bulo. En los viajes de avión largos sí existe el riesgo de sufrir trombosis, pero se trata de un fenómeno asociado con la inmovilidad prolongada y no tiene que ver con los casos de trombos vinculados con la vacunación contra la COVID-19.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

Desde la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) aseguran a Maldita.es que no tienen constancia de que ninguna aerolínea esté considerando no dejar volar a los pasajeros vacunados contra la COVID-19 por el supuesto riesgo de padecer coágulos de sangre. "Abogamos porque las personas que hayan sido vacunadas tengan libertad para viajar sin restricciones", señalan. Además, tampoco tienen constancia de que los trombos que se han asociado a la vacunación contra la COVID-19 tengan algún impacto en los viajes aéreos.

En Europa, desde la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) de la Unión Europea (UE) nos dicen que no existe "ninguna recomendación para que las personas vacunadas no viajen en avión". De hecho, apuntan que el pasado 25 de marzo publicaron un boletín de información de seguridad en el que recomendaban que la tripulación aérea fuera vacunada contra la COVID-19. "Como agencia de seguridad, obviamente no recomendaríamos que los estados miembros den prioridad a las tripulaciones aéreas para la vacunación si no pudieran volar de manera segura después de ser vacunados", manifiestan.

Desde la asociación Airlines for Europe (A4E), que representa al 70% del tráfico europeo, aseguran que no se están llevando a cabo discusiones entre las aereolíneas "para prohibir o evitar que viajen pasajeros vacunados". Desde A4E señalan que "las vacunas son una parte fundamental de la gestión de la pandemia, y el aumento de los niveles de vacunación permite el regreso gradual de la libre circulación, incluidos los viajes en avión". También apuntan que "los certificados de vacunación, así como el certificado digital COVID en Europa, ya están desempeñando un papel importante para permitir viajes seguros, y se utilizarán cada vez más a medida que más países comiencen a aliviar las restricciones de viaje".

No se ha descrito el riesgo de sufrir trombos como un efecto secundario de las vacunas contra la COVID-19 de ARNm

La cadena que está circulando apunta que las aerolíneas están avisando a los clientes que se han vacunado de que tienen un "gran riesgo" de padecer "coágulos de sangre por el suero experimental de ARNm". Pero, por un lado, las vacunas contra la COVID-19 no son experimentales.

Por otro lado, el riesgo de sufrir trombos no aparece como posible efecto secundario en el prospecto de las vacunas de ARNm aprobadas en la UE, la de Pfizer y la de Moderna, como sí ha sido el caso de las vacunas basadas en vectores de adenovirus, la de AstraZeneca y la de Janssen. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha afirmado que existe "un posible vínculo" entre estas vacunas de adenovirus y casos muy raros de trombos que se dan junto a un nivel bajo de plaquetas en sangre y en lugares poco habituales, como senos venosos cerebrales y venas esplácnicas. Pero la agencia sigue recomendando su uso ya que los beneficios de estas vacunas superan a los riesgos de hospitalización y muerte asociados a la COVID-19.

Según indica el último informe de farmacovigilancia sobre las vacunas de la COVID-19 publicado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), el comité de seguridad de la EMA (PRAC) está vigilando si las vacunas de ARNm (Pfizer y Moderna) pueden estar también relacionadas con casos de trombos con trombocitopenia. Pero, según el informe, se han notificado pocos casos y en una frecuencia menor de la que ocurriría en personas no vacunadas. Además, estos casos "no parecen presentar el patrón clínico específico" que sí se ha observado con las de AstraZeneca y Janssen. "El PRAC considera que la evidencia actual no constituye una señal para las vacunas de ARN mensajero. Este asunto seguirá bajo estrecha vigilancia", concluye la AEMPS.

En este sentido, Ramón Lecumberri, doctor experto en trombosis y vocal de la Sociedad Española de Hematología (SEHH), asegura a Maldita.es que "no hay ningún dato" que sugiera que hay un mayor riesgo de trombosis asociado a las vacunas de ARNm. *

El riesgo de sufrir trombos en los viajes largos en avión que no tiene ninguna relación con la vacuna contra la COVID-19

Según indica el Ministerio de Sanidad a Maldita.es, en la cadena se está confundiendo los trombos que se han asociado a la vacunación con la trombosis que se pueden dar en vuelos muy largos, a lo que se le denomina "síndrome de la clase turista". En este documento publicado por el Ministerio de Sanidad en 2012 sobre los viajes internacionales y la salud, se explica que la inmovilidad prolongada - como cuando una persona está sentada en un avión durante muchas horas - es uno de los factores que puede provocar trombosis venosa profunda (TVP). De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha investigado el riesgo de sufrir este tipo de trombos y su relación con los viajes en avión.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos explican que las personas que viajan durante más de cuatro horas, ya sea en avión u otro medio de transporte, corren el riesgo de sufrir trombos en las venas profundas de las piernas "porque uno se queda sentado durante períodos prolongados y en un espacio reducido". Además, apuntan que "se puede producir un grave problema de salud cuando una parte del coágulo se desprende, se desplaza a los pulmones y crea un bloqueo. Esto se llama embolia pulmonar y puede ser mortal".

Pero los trombos que se pueden dar en las piernas (trombosis venosa profunda) o en el pulmón (embolia pulmonar) por la inmovilidad durante un viaje de larga distancia no tienen nada que ver con los trombos que se han vinculado con las vacunas de AstraZeneca y Janssen, que se dan junto a un nivel bajo de plaquetas en sangre y en lugares poco habituales senos venosos cerebrales y venas esplácnicas.

Como apunta el doctor Lecumberri, las trombosis asociadas a los vuelos de larga distancia están relacionadas con el "estancamiento" de la sangre en las venas de la pantorilla que favorece la posición que tomamos en el asiento del avión. "Nada que ver con las trombosis relacionadas con las vacunas basadas en vectores de adenovirus, que se relacionan con un efecto de autoinmunidad frente a las plaquetas, que provoca su activación", aclara el experto. *

Esta desinformación también ha circulado en otros idiomas y países europeos y ha sido verificada por DPA y AFP Factual, agencias que forman parte del International Fact-Checking Network (IFCN) al igual que Maldita.es.

cadena desmentida por maldita.es
"[Reenviado de RESURGENTE 2020] 😂💉😂"EN ESTE MOMENTO, LAS COMPAÑIAS AÉREAS ESTÁN AVISANDO A LOS CLIENTES QUE SE HAN VACUNADO Y DEL GRAN RIESGO DE QUE CONTRAIGAN COÁGULOS DE SANGRE POR EL SUERO EXPERIMENTAL DE ARNm. 💥👉Desde hace muchos años, la política es que las personas con mayor riesgo de sufrir coágulos sanguíneos sólo deben volar bajo estricta supervisión. Se recomienda que estas personas no vuelen, si es posible, a menos que haya una situación que ponga en peligro su vida.

Las aerolíneas están ahora discutiendo su responsabilidad y qué hacer con los vacunados ya que no pueden volar por ser un riesgo para la salud. Estas discusiones acaban de empezar, pero parece que no se permitirá volar a nadie que esté vacunado.

Los no vacunados, en cambio, podrán embarcarse tranquilamente".

*Este artículo se ha actualizado el 9/06/2021 para incluir las declaraciones de Ramón Lecumberri, doctor experto en trombosis y vocal de la Sociedad Española de Hematología (SEHH).

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.