MENÚ
MALDITO BULO

Bulos sobre el voto por correo con los que te la intentarán colar en las elecciones catalanas del 14F

Publicado martes, 9 febrero 2021
Comparte
Recursos utilizados
Material producción propia

Se acercan las elecciones al Parlamento de Cataluña del 14 de febrero y con ellas vuelven los bulos sobre supuestos fraudes electorales y “pucherazos”. Estas desinformaciones se mueven en forma de vídeos, imágenes o audios alertando a la población sobre engaños en el voto y sembrando dudas sobre la fiabilidad y seguridad del sistema electoral español, tal y como ya comprobamos en Maldita.es durante las elecciones del 28 de abril de 2019 y en las del 10 de noviembre de ese mismo año.

En esta ocasión, el miedo al contagio del coronavirus ha disparado el voto por correo, lo cual puede ser un caldo de cultivo para que los desinformadores arrojen bulos sobre posibles fraudes en esta forma de voto. Por ello, en Maldita.es recopilamos algunos de los bulos que ya hemos desmentido y con los que es posible que te la intenten colar. 

No, no hay un fraude electoral porque "la gente que aparece en el voto por correo aparece también en las listas de voto presencial": esos electores aparecen identificados para que no puedan votar dos veces

Durante las elecciones del 28 de abril de 2019, circuló por redes sociales un mensaje que alertaba de un fraude electoral porque "la gente que aparece en el voto por correo aparece también en las listas del voto presencial". Además decía que era “la primera vez que se hace así”. Sin embargo, ni era la primera vez que la gente que solicita el voto por correo aparece en las listas de voto presencial ni eso supone ningún fraude. 

Las personas que reciben el certificado para votar por correo sí aparecen en las listas de voto presencial, pero al lado de sus nombres aparece una C para identificarlas y que no puedan votar dos veces, tal y como lo afirmó a Maldita.es tanto la Junta Electoral Central como el Instituto Nacional de Estadística (INE), organismo del que depende la oficina del censo electoral. También el INE aseguró que no es la primera vez que en las listas de los colegios electorales aparecen los nombres de los votantes por correo acompañados por una C para identificarlos, sino que "hace bastantes procesos electorales que se viene haciendo".

No, no es una novedad que no te pidan el DNI al emitir tu voto por correo: Correos te pide el DNI al solicitarlo y recogerlo pero la ley electoral nunca ha exigido que se pida al emitirlo

Meses más tarde, en las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, circularon una serie de vídeos y otros contenidos en redes sociales que decían o insinuaban que el hecho de que no te pidan el DNI en Correos al emitir el voto por correo es parte de un "pucherazo" y que es algo nuevo para favorecer el fraude electoral. Se trataba de un bulo.

Desde 1985, la Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General (LOREG) no exige que se pida el DNI al entregar el voto en Correos, algo que en 1991 la Junta Electoral Central también acordó. Además, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura de 2003 dictaminó que era legal no identificar a quien entrega el voto por correo. Además, Correos afirmó a Maldita.es que se rigen por la LOREG y que ya identifican dos veces al elector: cuando pide la solicitud del voto por correo y cuando se le entrega la documentación del mismo.

No, los votos por correo no se han dejado de contabilizar "por separado" respecto a los presenciales: se contabilizan al mismo tiempo desde que se aprobó la LOREG

También en las últimas elecciones generales se viralizó un vídeo que alertaba de un supuesto fraude electoral llevado a cabo por Pedro Sánchez por el que se habrían dejado de contabilizar "por separado" los votos por correo y los presenciales para alterar los resultados. Pero era un bulo: los votos por correo se introducen en las urnas junto con los presenciales cuando cierran los colegios electorales y se contabilizan ambos al mismo tiempo. Esto ha sido así desde que se aprobó la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) en 1985.

La LOREG establece en su artículo 88 que, después de anunciar a las 20:00 que se va a concluir la votación, el presidente de la mesa electoral "procede a introducir en las urnas los sobres que contengan las papeletas de voto remitidas por correo". Esto no es nada nuevo, puesto que ya se establecía así en la ley original de 1985.

No, Indra no hace el recuento de votos en las elecciones en España

Un bulo recurrente que vuelve cada vez que se producen unas elecciones en España es el que afirma que se está produciendo un fraude electoral. En estas desinformaciones se acusa directamente a la empresa Indra, la encargada de transmitir los datos provisionales en la mayoría de las elecciones desde la democracia. Sin embargo, el recuento de votos no depende de Indra sino de los miembros de la mesa electoral: presidente y vocales.

Los bulos se centran en la capacidad que tendría Indra de manipular el número de votos obtenido por un partido político tras el cierre de las urnas, a las 20:00 horas, pero esto no es posible porque la empresa no se encarga de contar esos votos. Cuando los colegios cierran, son los presidentes y vocales de las mesas electorales quienes cuentan los votos, bajo la más que atenta supervisión de interventores y apoderados de los partidos que estén acreditados. 

El conteo obtenido se hace constar en las actas de escrutinio y de sesión y de estas se entrega una copia a los representantes de la Administración, a los representantes de candidatura, interventores o apoderados, dos copias al Juzgado de Primera Instancia o de Paz y otra a un empleado de Correos. Estos resultados provisionales son enviados por los representantes de la Administración de manera telemática al centro de datos de la empresa que haya ganado la licitación que, en este caso, sería Indra.

No, no hay "fraude en el voto por correo" usando el voto CERA (Censo Electoral de los Residentes Ausentes)

También durante los comicios del 10 de noviembre de 2019, se compartió un vídeo que comparaba el aumento del voto por correo desde las elecciones generales del año 2000 hasta las elecciones generales de abril de 2019 con la bajada en votos a partir de 2011 del voto CERA (Censo Electoral de los Residentes Ausentes, aquellos que residen fuera de España por más de un año) pese al aumento del número de electores CERA. Con este argumento, se afirmaba que en abril de 2019 se produjo un fraude en el voto por correo, asegurando que había personas votando por correo en lugar de los electores en el extranjero. Era un bulo.

Tal y como se especifica en el artículo 31 de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG), existen dos censos electorales distintos: el censo de los residentes en España y el censo de los electores residentes-ausentes que viven en el extranjero. Como ya explicamos en Maldita.es, nadie en el censo CERA puede pedir el voto por correo normal y nadie que aparezca en el censo CERA está en el censo de la mesa donde introducen el voto por correo normal en la urna. Los electores CERA pueden votar en urna en el consulado o por correo postal a ese consulado. Si opta por votar por correo al consulado, ese voto se considera CERA al igual que los votan en urna en el consulado y no voto por correo normal.

El vídeo que habla de un pucherazo en las elecciones generales por el voto por correo y no cuenta el aumento de más de 2 millones de votantes

En las elecciones generales de abril de 2019, una persona difundió un vídeo señalando un supuesto "pucherazo". En este vídeo hacía un cálculo sobre un trasvase de votos y llegaba a una conclusión: las cuentas no salían y la razón era que el voto por correo estaba manipulado. Sin embargo, se trataba de un error en los cálculos

En su supuesto fraude electoral se presuponía erróneamente que en 2016 y 2019 votaron la misma cantidad de gente y buscaba un ajuste de trasvase de votos de unos partidos a otros, por lo que, obviamente, no salían las cuentas. El problema era que se había olvidado de tener en cuenta la participación ya que en abril de 2019 hubo más de 2 millones de nuevos votos que en las anteriores elecciones. Por lo que no hubo ninguna manipulación en el voto por correo. 

El bulo del vídeo de la "mujer de izquierdas" pillada con un taco de solicitudes de voto por correo”: es de 2015 y está relacionado con el PP de Melilla

También se movió en los comicios de abril del 2019 un vídeo relacionado con el voto por correo. Se difundió como si hubiese ocurrido durante esas elecciones con el siguiente texto: “pillan a una mujer de izquierdas con un taco de solicitudes de voto por correo”. Sin embargo, ni el vídeo era del 28 de abril ni tenía que ver “con la izquierda”. Era de 2015 y estaba relacionado con el Partido Popular de Melilla.

En las imágenes se veía a una mujer increpando a otra por supuestamente entregar “un tocho de votos” a una funcionaria de Correos. En ese momento, seguidores de Coalición por Melilla acusaron a miembros del PP de haber depositado “40 o 50 votos” en Correos y de intentar “una compra masiva de votos por correo”. Sin embargo, el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, el popular Juan José Imbroda, afirmó que lo que se hizo fue “depositar votos legalmente que habían sido previamente depositados en la sede del Partido Popular”. 

Este vídeo también circuló durante las elecciones del 10 de noviembre de 2019.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.