MENÚ
MALDITO BULO

La teoría de la conspiración sobre el adrenocromo: partidarios de QAnon defienden que esta droga se extrae de niños torturados en túneles subterráneos

Publicado sábado, 23 enero 2021
Comparte

Los partidarios de la teoría de la conspiración QAnon, que nació en 2017 en Estados Unidos, defienden que existe una red de pedofilia en la que estaría involucrada una élite de políticos y estrellas de Hollywood. Una teoría de la conspiración que ha ganado popularidad desde que comenzase la pandemia de coronavirus.

Entre las ideas sin pruebas que difunden los partidarios de QAnon está la fabricación de adrenocromo: una droga supuestamente extraída de los “miles” de niños secuestrados por esa red pedófila. Según esta teoría, los niños serían retenidos en túneles secretos, donde los someterían a abusos y torturas para mantener en ellos unos niveles altos de adrenalina. Así obtendrían el adrenocromo a través de la sangre de los menores, puesto que en teoría cuanto mayor sea el nivel de adrenalina, mejor será el resultado de esa sustancia.

Estas teorías conspiratorias han cruzado las fronteras estadounidenses y se difunden también en otros países, incluido España. En esta imagen puedes ver algunos ejemplos de cómo se mueve esta teoría en español en redes sociales:

Ejemplos de post que publican teorías conspiratorias sobre el adrenocromo.

Pero, ¿qué es el adrenocromo y de dónde surge esta teoría de la conspiración? Os lo contamos.

El adrenocromo existe y el mito de sus efectos como droga circula desde hace años

En primer lugar, el adrenocromo (adrenochrome, en inglés) sí existe. Se trata de un compuesto producto de la oxidación de la adrenalina, un metabolito que se produce en el cuerpo en situaciones de estrés y terror.

Nilson Custodio, presidente del Instituto Peruano de Neurociencias, dijo en declaraciones a Verificador, la unidad de verificación de La República, miembro de International Fact-Checking Network a la que también pertenece Maldita.es, que el adrenocromo "es un metabolito normal del cuerpo humano que se produce a través de la adrenalina". Y añade que los efectos de esta sustancia "son momentáneos. Acabado el momento de estrés, regresa todo a la normalidad. Eso (el adrenocromo) no queda en el cuerpo por horas".

En la misma línea, Omar Francisco Carrasco Ortega, jefe del departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo al medio Animal MX que el adrenocromo se genera en el cuerpo de los mamíferos cuando se enfrentan a circunstancias que puedan suponer una amenaza para su supervivencia.

Por su parte, Custodio niega que el adrenocromo pueda ser sintetizado en casa, fuera de un laboratorio de investigación, como sí ocurre por ejemplo con la cocaína. "La existencia de adrenocromo como droga es un mito: no existe", señala.

La fama de esta supuesta droga llegó con la publicación en 1971 del libro Miedo y asco en Las Vegas, del periodista H.S. Thompson, y su posterior adaptación a la pantalla en la película del mismo nombre de 1998, en la que el protagonista experimenta con los alucinógenos.

Con el tiempo, se han difundido teorías conspiratorias que relacionan la fabricación de este compuesto con ritos satánicos. Por ejemplo, existe la teoría de que es una droga consumida por los Illuminati, la supuesta secta secreta que conspira para crear un nuevo orden mundial.

QAnon ha reavivado esta teoría de la conspiración que ya circulaba hace años

Como decimos, las teorías alrededor del adrenocromo no son nuevas. Pero con el auge de QAnon y sus teorías sobre una red secreta de pedofilia empezó a circular la idea de que esa red ha construido miles de kilómetros de túneles subterráneos que conectan mansiones y otros edificios de políticos, magnates y estrellas de Hollywood. La supuesta red de túneles estaría conectada para contar con un lugar secreto en el que someter a los menores a todo tipo de torturas. Pero todo esto se comparte sin aportar ninguna prueba o con imágenes que no tienen nada que ver con lo que se narra.

Además, la expansión del coronavirus también fue aprovechada para propagar estas ideas. Así, en el mes de mayo, con la llegada de dos barcos medicalizados a los puertos de Nueva York y Los Ángeles (Estados Unidos) para descongestionar los hospitales saturados por los casos de COVID-19, se difundió que hubo "miles de niños rescatados de túneles subterráneos" en ambas ciudades. Según el contenido que se compartía entonces, tanto los barcos como un hospital de campaña instalado en el neoyorquino Central Park eran en realidad centros en los que trataban a los niños rescatados. Sin embargo, se trataba de una teoría conspiratoria sin pruebas que compartían partidarios de QAnon.

Otro contenido que ha circulado en el 2020 aseguraba que dos años antes, en 2018, habían "rescatado a 2 millones de mujeres y niños en túneles encontrados bajo el Museo Getty de Los Ángeles". En esta ocasión el contenido aseguraba que la red de túneles conectaba la mansión Playboy con cuatro casas de "celebridades" de Hollywood y con la isla privada de Jeffrey Epstein. Esto quiere decir que se habrían construido miles de kilómetros de túneles y muchos de ellos tendrían que pasar bajo el mar.

Ejemplo de una desinformación sin pruebas sobre túneles subterráneos y adrenocromo.

Otra desinformación que no aporta ninguna prueba. De hecho, las imágenes que usan no se corresponden con lo que cuentan y tampoco encontramos ninguna referencia a esos rescates que, de haber tenido lugar, habría sido noticia en todo el mundo.

También se difundió un vídeo en el que se puede ver cómo sacan a cuatro mujeres y seis niños del compartimento de un camión cisterna. Según los comentarios con los que se compartía, habían desmantelado a una red de tráfico de personas que los llevaba a los supuestos túneles subterráneos, gracias a la "Alianza Q" (en referencia a QAnon) en países árabes. Pero la realidad es que se trata de un grupo de mujeres y niños que intentaba salir de manera clandestina de un campamento para refugiados en Siria.


Primera fecha de publicación de este artículo: 03/11/2020


Primera fecha de publicación de este artículo: 03/11/2020

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.