Con mucha frecuencia nos preguntáis por anuncios y webs en las que se ofrecen descuentos en supermercado, ofertas de trabajo o incluso inversiones millonarias a cambio de rellenar un formulario con tus datos.

En la mayoría de estos casos hemos podido comprobar que se trataba de phishing. Es decir, que sólo querían tus datos para mostrarte publicidad o incluso hacerse con tu dinero. Sin embargo, hay veces en las que la naturaleza de esas supuestas promociones no es tan clara, por lo que en Maldita.es no os podemos decir si son reales o falsas.

Pero sí que podemos hacerte una recomendación: si dudas, no pinches.

Estos son los distintos tipos de fraude que hemos detectado a lo largo de los últimos meses:

Falsas ofertas de trabajo que sólo buscan aprovecharse de ti

Es posible que si buscas trabajo hayas pinchado alguna vez sobre una oferta de trabajo que hayas recibido a través de WhatsApp. Algunas son reales, pero hay otras que no sólo no te van a proporcionar una oportunidad laboral, sino que van a intentar hacerse con tus datos.

Una de las que más ha circulado es esta oferta falsa de Carrefour en la que se dice que tienen 1.587 vacantes abiertas. Para postularte a una de ellas, te piden que pinches sobre el enlace.

Una vez dentro de la web te piden que rellenes un formulario con tus datos, incluida la dirección de correo electrónico, y que compartas la oferta a través de Facebook.

Si buscas trabajo fíate sólo de los portales de empleo oficiales de esas empresas o ponte directamente en contacto con ellas si dudas de la autenticidad de una oferta. Fíjate también en que la mayoría de estos anuncios suelen ofertar exactamente las mismas vacantes.

Si no lo ves claro, también puedes hacérnosla llegar a nuestro servicio de WhatsApp al 655198538.

Falsas promociones y cheques regalo

Otro tipo de fraude con el que tienes que ir con ojo es el de supuestos cheques regalo o promociones por el aniversario de una empresa concreta.

El modus operandi es el mismo: te llega a través de una cadena de WhatsApp o un tuit que incluye un enlace sobre el que tendrás que pinchar para beneficiarte de esa supuesta oferta.

Al igual que en las falsas ofertas de trabajo, en la mayoría de casos sólo buscarán hacerse con tus datos, así que siempre que recibas estas cosas confirma que la promoción sea real antes de proporcionar información.

Estos son algunos trucos que te pueden ayudar a discernir lo que es una promoción real de lo que es un timo:

  • ¿Cómo está escrita la oferta? Muchas veces estas promociones falsas están plagadas de faltas de ortografía y erratas. Esto no es concluyente de por sí, pero es una buena pista de que la oferta que has recibido podría ser falsa ya que la promoción real de una gran empresa difícilmente estará mal escrita.
  • ¿La web parece real? Estas ofertas falsas suelen estar alojadas en páginas web cutres que denotan poca profesionalidad. Asegúrate que en la página se da información de la empresa y compárala con el portal real.
  • Fíjate en la URL. es posible que el enlace que te ponen en la cadena tenga apariencia real, pero a veces cuando pinchas te redirigen a una página cuya dirección URL no tiene nada que ver con la oficial.
  • ¿Sigues dudando? Si dudas de la autenticidad de una promoción siempre puedes ponerte en contacto con el departamento de atención al cliente de la empresa. Ello sabrán decirte si lo que te han enviado es real.

Falsas promociones que te prometen dinero rápido y fácil

Son las más peligrosas porque no sólo quieren tus datos, también buscan tu dinero. El gancho suele ser la historia de un famoso que supuestamente se ha hecho millonario de la noche a la mañana tras haber realizado una inversión muy sencilla. Con esto lo que pretenden es darle credibilidad e intentar colártela para que tú también inviertas.

Mucho ojo.

Estos son algunos consejos que te pueden ser de utilidad a la hora de evitar estos timos:

  • ¿Quién publica la oferta? Antes de dar tus datos es imprescindible que mires quién está detrás de la supuesta promoción. Busca siempre el nombre de la empresa en Google para conocer las opiniones de otros clientes y comprobar si algún portal especializado la ha tachado de fraude.
  • El aspecto de las webs: en la mayoría de casos utilizan colores llamativos e incluyen algunos detalles para presionarte a hacer la inversión. Por ejemplo, te meten prisa con banners en los que cuentan que la oferta es limitada y que si no inviertes antes de unos pocos minutos perderás la oportunidad. No te precipites.
  • Testimonios falsos: a veces también te la intentarán colar con declaraciones falsas de expertos inversores y clientes satisfechos. No te fíes.
  • Acude a un asesor financiero: un especialista será capaz de descifrar si la oferta que has recibido es de fiar o no.
  • Denuncia si has sido víctima: si te han timado y has perdido dinero a través de estas ofertas falsas es importante que acudas a la policía e interpongas una denuncia. Ellos sabrán asesorarte.

Nadie te va a dar dinero a cambio de nada, así que infórmate bien antes de dar tus datos personales y bancarios.