Un vasito de agua caliente por la mañana es muy recomendable para desintoxicarnos y para ayudarnos a perder peso, dice un bulo muy extendido por la red. ¿Y es verdad? Pues no.

Por un lado, ya hemos hablado en Maldita Ciencia de que el concepto detox en ciencia es un timo y todo lo que lo rodea también. La única desintoxicación real que hay en medicina es la que se realiza en un hospital cuando alguien ha ingerido o entrado en contacto con algún producto tóxico, y si ese es el caso, un vaso de agua caliente por las mañanas no va a ayudar.

Lo único parecido a un efecto ‘detox’ que tiene el agua caliente es que, igual que cuando bebemos una sopa caliente o una infusión, favorece la sudoración y con eso nos ayuda a exudar toxinas y a limpiar los poros de la piel.

Sobre que beber agua caliente favorece la pérdida de peso, es obvio que si ese es todo tu desayuno engordar no vas a engordar, pero tampoco hay mucho donde sustentar la afirmación de que adelgaza.

Sí que hay evidencias de que beber agua contribuye al esfuerzo de perder peso, probablemente por varias vías: por ejemplo, al beber el estómago se llena, consiguiendo que en conjunto la ingesta calórica sea menor; por otro lado, beber agua contribuye a que el cuerpo regule mejor su temperatura (la llamada termogénesis), algo que hace quemando calorías. En cualquier caso, siguen siendo necesarios más estudios al respecto, y no hay evidencias de que la temperatura a la que se bebe el agua tenga ningún efecto concreto.

Te necesitamos para luchar contra la desinformación y la mentira en el discurso público. Contigo es más difícil que nos la cuelen. Te necesitamos: Hazte [email protected] y recibe nuestra newsletter con el maldito resumen de la semana.

HAZTE MALDITA