Maldita Ciencia
26/09/2020

Por qué beber alcohol no provoca que el cuerpo "entre en calor" sino el efecto contrario

Nos habéis preguntado si es cierto que el alcohol “calienta” el cuerpo. No es verdad. De hecho, puede proporcionar una falsa sensación de calor pero en realidad favorece su pérdida.

Nuestro cuerpo tiene sus propios mecanismos para regular la temperatura y el alcohol interfiere en ellos, según el dietista-nutricionista Daniel Ursúa. Ante una situación de frío, “el cuerpo va a priorizar mantener la temperatura de los órganos internos”. 

“El mecanismo más evidente es que, cuando tenemos frío tiritamos y temblamos. De esta forma, nuestro cuerpo conserva o aumenta la temperatura central”, afirma. Pero el alcohol “actuaría eliminando este mecanismo, por lo que nos expone más a una bajada generalizada de temperatura”.

Otro de los mecanismos que utiliza nuestro cuerpo para mantener la temperatura de los órganos internos consiste en “reducir el caudal sanguíneo en las zonas más expuestas”. Es decir, las manos, los pies o la cara. 

Ursúa explica que el alcohol “abre ese caudal a los miembros externos dándonos la sensación de aumento de temperatura”. Este aumento “no es real, puesto que se está bajando la temperatura central del cuerpo, lo que puede acabar en hipotermia”. 

Esto ocurre porque el alcohol es vasodilatador. Dilata los vasos sanguíneos periféricos, lo que hace que se pierda calor (si no sentimos frío es por el efecto sedante sobre el sistema nervioso).

“El signo más evidente de esto es que una persona puede estar sonrojada y hasta sudando a pesar de que esté en un ambiente frío y esto se debe al efecto del alcohol”, afirma Ursúa.

El Ministerio de Sanidad explica en su web que aunque el alcohol produce una sensación momentánea de calor al dilatar los vasos sanguíneos y dirigir la sangre hacia la superficie de la piel, "en poco tiempo la temperatura interior del cuerpo disminuye y se siente más frío". "Por eso, en situaciones de embriaguez hay que abrigar y proporcionar calor a la persona y nunca intentar espabilarla con duchas frías", indica.

Primera fecha de publicación de este artículo: 27/08/2020.

Otros artículos de Maldita.es