Este 2018 ha sido el año de nacimiento de Maldita Ciencia, con la que intentamos ayudaros a distinguir qué información científica y de salud es fiable y cuál es pura desinformación. Sabemos que a veces no es fácil, y que en algunos casos la desinformación científica no es que sea falsa, sino que es imprecisa, incompleta o está malinterpretada.

Aquí tienes varios ejemplos, 10 noticias de este 2018 que no han sido exactamente como contaban los titulares.

1. Un asteroide extraterrestre

Posiblemente sea una de las noticias científicas virales del año. Oumuamua es un objeto interestelar que entró nuestro sistema solar sobre el que “científicos de Harvard especulan sea una antigua nave extraterrestre” o “podría ser enviado desde otra civilización”, como pudimos leer en algunos titulares.

El origen de la noticia fue una prepublicación científica en arXiv, un repositorio para leer de forma anticipada artículos científicos aprobados para ser publicados en revistas científicas. El artículo estaba firmado por dos científicos del Centro de Astrofísica Harvard Smithsonian, y en él planteaban algunos posibles motivos de un comportamiento extraño del asteroide: una aceleración imprevista de causa desconocida. 

Una de las posibilidades que planteaban era que ese exceso de aceleración estuviese causado por la presión de radiación solar, es decir, la presión que los rayos del sol ejercían sobre la superficie de Oumuamua. Pero los autores del artículo no se limitaron a proponer una causa natural sino que fueron más allá y, “considerando un origen artificial”, proponían que fuese una especie de nave espacial impulsada por la presión de radiación solar. Planteaban también un “escenario más exótico”: que fuese una sonda totalmente operativa enviada a propósito a las inmediaciones de la Tierra por una civilización extraterrestre.

Se trataba por tanto de meras hipótesis sin ninguna prueba, una especie de ejercicio intelectual sin que sea posible de forma fehaciente comprobarla y, por tanto, descartarla.

2. Cada vez somos más tontos

"Tontos y más tontos: por qué cada vez nos estamos volviendo menos inteligentes" era el titular que dio The Times a una noticia, parte de la cobertura mundial que se dio a un estudio científico que, supuestamente, analizaba la evolución de la inteligencia humana en el tiempo y concluía, de nuevo supuestamente, que después de décadas con un aumento constante y generalizado del cociente intelectual (el llamado efecto Flynn), este progreso está empezando a revertirse.

via GIPHY

 En realidad, el estudio lo que hacía era analizar las posibles causas tanto del aumento en el cociente intelectual como su descenso y terminaba concluyendo que ambas tendencias se debían a una mezcla de factores genéticas y ambientales. Sus observaciones sobre el descenso en la inteligencia se basaban en datos de 730.000 pruebas hechas en Noruega a jóvenes de 18 años entre 1962 y 1991. 

Sin embargo, científicos de todo el mundo en seguida señalaron que la evolución de la inteligencia humana a nivel global es un tema demasiado complejo como para extrapolar una conclusión así de simple ("los humanos somos cada vez más tontos") de un conjunto de datos amplio pero concretos, tildando incluso de "insensato" el intento de extraer conclusiones sobre la población mundial. 

3. Agua en Marte, otra vez

En julio de este año conocíamos la existencia de un lago de agua salada líquida bajo el hielo de Marte. El descubrimiento se había hecho gracias a un radar a bordo de la sonda europea Mars Express.

Encontrar agua en Marte, y más agua líquida, siempre ocupa titulares porque es la antesala de lo que realmente nos interesa: encontrar rastros de vida, presente o pasada, en nuestro planeta vecino. 

Pero incluimos la noticia en este listado porque, de hecho, raro es el año que no hay una noticia de este tipo: agua helada, moléculas que dejaron antiguos lagos, huellas de la erosión causada por ríos y torrentes... Aquí puedes leer un resumen de todas las veces que hemos encontrado agua en Marte. 

4. Un etiquetado que puntúa peor el aceite de oliva que los refrescos sin azúcar

Este ha sido el año en el que en España hemos conocido el NutriScore, un sistema de etiquetado basado en colores y letras que busca ayudar a los consumidores a elegir lo que compran y comen según su valor nutricional. En principio, busca hacer sencillo lo complicado: lo verde es mejor que lo amarillo y lo amarillo es mejor que lo rojo.

El problema es que a veces es difícil simplificar lo complejo sin caer en contradicciones, y comparar cosas que no se parecen da resultados un poco estrambóticos. Uno de ellos, que ocupó muchos titulares, era que según este sistema, el aceite de oliva virgen extra recibiría, supuestamente, peor puntuación que la Coca-Cola Zero, ya que su aporte calórico por cada 100 gramos sería mayor.

Poco después el desconcierto quedaba en nada cuando el Ministerio de Sanidad aclaraba que el etiquetado se aplicará a los productos alimentarios que lleven más de un ingrediente, y no a los que solo tienen uno como el propio aceite de oliva, la miel o los huevos. 

5. Intersticio, un nuevo órgano del cuerpo humano

En abril surgieron un montón de titulares anunciando a bombo y platillo el descubrimiento de un nuevo órgano del cuerpo humano. Pero, ¿dónde? ¿Es que tenemos sitio dentro para algo más que nos había pasado desapercibido hasta ahora?

No exactamente: el nuevo órgano, el intersticio no era un órgano como tal, como los pulmones o el hígado, sino en realidad se llamaba así al espacio que hay entre las células de nuestro cuerpo, un espacio lleno de tejido conectivo y un fluido llamado líquido intersticial.

via GIPHY

Pero en cualquier caso, no se trataba de un nuevo descubrimiento. Los que decían los autores del estudio que dio origen a la noticia, publicado en la revista Scientific Reports, era que “la anatomía y composición del espacio intersticial entre las células se entiende cada vez mejor”. El origen de los titulares estuvo en la nota de prensa que el servicio de información científico Eurekalert, que utilizaba la expresión "un órgano nuevo" quizá con intención metafórica que los periodistas de todo el mundo convirtieron en literal.

6. El acuerdo por el clima de Polonia

Ha sido menos sonada que la de París de 2015, pero este 2018, hace unas semanas, se celebró una nueva Cumbre del Clima en Polonia que se cerró con otro acuerdo. Entre otras cosas, el acuerdo incluye el compromiso de que la temperatura global del planeta no aumente más 1,5 grados respecto a la temperatura de la época preindustrial.

via GIPHY

Claro que esto, en realidad, de noticioso tiene poco. Por un lado, porque ese mismo compromiso se incluye ya en acuerdos anteriores, y por otro porque según los informes del Panel Internacional sobre Cambio Climático, las consecuencias de que la temperatura suba esos 1,5 grados serán lo suficientemente graves como para que poner ahí el límite suponga realmente un avance o una noticia a celebrar.

7. Sangre joven para la salud eterna

Otro ejemplo de lo que es venirse muy arriba con los titulares: "La sangre joven podría ser el secreto para la salud eterna", contaban algunos medios en septiembre, ilustrando convenientemente los artículos con fotos de vampiros. Todo muy sutil.

via GIPHY

El origen de esta noticia era un estudio publicado en la revista Nature en la que una serie de expertos en envejecimiento analizaban lo que se sabe y lo que no sobre cómo combatir el envejecimiento y las enfermedades que conlleva. En medio del estudio (que tiene 20 páginas) se podía leer la siguiente frase: "Las transfusiones de sangre o plasma y de proteínas de plasma de cordón umbilical humano han demostrado recientemente que pueden rejuvenecer la función del hipocampo en ratones ancianos".

De esa línea, que no habla de beber sangre y que se limita a efectos en ratones, surgieron todos esos titulares. Pero hay que aclarar que a día de hoy no hay evidencia de que ese efecto ocurra también en humanos, y desde luego nada indica que beber sangre revierta el envejecimiento.

8. Los primeros humanos editados genéticamente

Ha sido probablemente la noticia científica del año: el nacimiento en China de dos bebés gemelas que son los primeros seres humanos cuyo genoma ha sido editado utilizando la técnica CRISPR para protegerlas de la infección por el virus del VIH. La noticia, protagonizada por el genetista chino He Jiankui, estuvo envuelta en polémica desde el principio porque muchos expertos en este campo opinan que Jiankui se ha saltado olímpicamente el debate ético que rodea al tema.

Pero había más detalles que merece la pena explicar. Para empezar, que el anuncio de He se hizo de una manera más que atípica: en un video de Youtube, en vez de un artículo en una revista científica con su correspondiente revisión por pares, por lo que junto a la polémica, la noticia fue acogida con escepticismo por quienes no tenían del todo claro que esto hubiese ocurrido realmente.

Por otro lado, la edición genética no se puede considerar a día de hoy una técnica segura ni eficaz. En las dos niñas sujeto de este experimento el resultado ha sido diferente (en una de ellas solo uno de los dos genes objetivo de la modificación se ha modificado), no está claro que haya conseguido hacerlas inmunes al virus del sida y además esta modificación puede dar como resultado problemas de salud futuros que ahora no podemos prever.

9. Pulpos extraterrestres

La próxima vez que estés a punto de comer pulpo, piensa en este titular: "33 científicos afirman que los pulpos son seres extraterrestres". Se difundió en junio, a partir de un estudio publicado en la revista Progress in Biophysics and Molecular Biology, que exploraba el argumento de la panspermia: que el origen de la vida en la tierra sea material orgánico llegado en un meteorito desde otro planeta. Se basaban en los pulpos como ejemplo por sus peculiares capacidades y ADN.

via GIPHY

Pero esta noticia estaba basada en el mismo caso que el supuesto meteorito extraterrestre con el que abríamos esta lista, el de una suposición algo alocada hecha en forma de hipótesis que es imposible de demostrar: que en el periodo cámbrico la biodiversidad se incrementó enormemente, y proponen que eso pudo ocurrir porque llegaron a la Tierra virus, o sus antecesores, procedentes de otro planeta.

Así que podemos especular sobre si los pulpos son o no aliens, pero desde luego, nadie a día de hoy puede "afirmarlo".

10. Stephen Curry no cree que llegásemos a la Luna

Este verano, Iker Casillas estaba de cena con unos amigos y se le ocurrió trasladar el debate entre copas a su cuenta de Twitter: ¿llegó realmente el hombre a la Luna en 1969 o no? Aun sin saber si nos estaba troleando o no, escribimos este artículo con datos y pruebas para convencerle.

Hace unas pocas semanas, otro famoso deportista abría para nuestro desmayo el mismo debate: Stephen Curry, jugador de los Golden State Warriors, comentaba en un podcast que él tampoco se creía la supuesta llegada a la Luna. Fue lo que más interesó a los medios de ese podcast y sus palabras fueron replicadas el titulares en EEUU y también en España.

Él mismo aclaró poco después que se trataba de una broma, que sí creía en la llegada del hombre a la Luna y que no se esperaba el follón que se había formado. Aprovechó la aclaración para hacer una defensa del pensamiento crítico y el conocimiento, y aceptó la oferta de la NASA para visitar su sede y aprender más sobre aquel hito histórico.