Toda Maldita.es se ha volcado con el equipo de Maldito Dato para realizar la verificación en directo de los dos debates electorales de los candidatos a la Presidencia del Gobierno y contaros qué han dicho los políticos y no es cierto. Y algunas les hemos pillado...

COLABORACIÓN: no hemos estado solos. En los dos debates hemos trabajado junto al equipo de eldiario.es con el que colaboramos habitualmente para la publicación de nuestras verificaciones en ‘El Detector de Mentiras’. Y, además, en el primero de los debates, que tuvo lugar en RTVE, Maldita.es también colaboró con el equipo de RTVE y en el postdebate contamos verificaciones realizadas a todos los candidatos.

La preparación de cada debate

Los compañeros de Maldito Dato, expertos en verificación política, lideraron el equipo ambas noches. Ellos son los que escuchan cada día las intervenciones de los políticos, por lo que son los que mejor conocen los temas de los que suelen hablar los candidatos y los datos que suelen utilizar –falsos o no–, y tienen bases de datos preparadas para agilizar todo lo posible la verificación.

La reunión de preparación del primer debate

Días antes de los dos debates, nos pusimos en contacto con los gabinetes de prensa de todos los cuatro partidos políticos para contarles qué es lo que íbamos a hacer e invitarles a que, durante el debate, nos pudieran aclarar o dar sus puntos de vista sobre las declaraciones del candidato. El único partido que accedió a nuestra petición fue Unidas Podemos.

¿Cómo hemos hecho la verificación?

Lo primero de todo, como siempre, escuchamos atentamente lo que dicen los políticos para coger al vuelo sus declaraciones. Cuando detectamos una cifra o una afirmación que nos huele raro o que ya hemos escuchado anteriormente, el coordinador de Maldito Dato asigna esa declaración a un redactor y este la transcribe literalmente en una hoja de cálculo y comprobamos si es verificable.

Entre los dos debates detectamos más de 250 afirmaciones verificables de los candidatos. Seguimos trabajando en algunas de ellas para chequear las mentiras que nos han podido colar y que requieren más tiempo, por eso no podemos daros todavía una estadística de las mentiras que cada candidato ha dicho.

Una vez que se ha transcrito literalmente la frase y observamos que se puede comprobar, comenzamos el proceso de verificación. Un miembro del equipo investiga la posible desinformación. Con datos, hechos y argumentos demuestra la falsedad o la veracidad de la declaración del candidato. Durante el proceso, consultamos las fuentes primarias, verificamos el origen de las informaciones y contrastamos con las bases de datos oficiales. Si fuera necesario, además, nos ponemos en contacto con expertos en el tema en cuestión para aclarar las dudas que puedan surgir al respecto y con los partidos políticos para conocer su enfoque o punto de vista.

Si los datos y hechos demuestran que la afirmación del candidato es falsa o necesita contexto, el redactor escribe la información aportando todas las fuentes y nivel de detalle posible. Una vez se considera que queda demostrada la falsedad o la necesidad de contexto de la declaración del candidato, el redactor otorga una de las tres posibles categorías con las que trabaja Maldito Dato: “falso”, “falso pero…” o “verdadero pero…” tal y como está definido en nuestra metodología.

Esa verificación se envía al coordinador de Maldito Dato, que realiza una segunda verificación, solicita las aclaraciones oportunas y modifica aquello que sea necesario, incluso la categoría del fact. Después, esta pieza se envía al jefe de redacción que realiza una tercera y última verificación con las mismas características que la anterior.

Cuando los tres niveles de verificación se han completado y el equipo está conforme, el fact está listo para publicarse.

Si detectamos una declaración que es verdad durante este proceso sin necesidad de aportar contexto o información adicional, se envían todos los detalles al coordinador de Maldito Dato que, en el caso de que no haya errores, otorga la categoría de “verdadero” internamente y se continúa con la escucha del debate porque no publicamos las declaraciones que son verdaderas ya que presuponemos que los políticos, por norma, tienen que decirnos la verdad.

La redacción al completo de Maldita.es participó en la verificación en directo

Además, el equipo de redes de Maldita.es estuvo bien atento durante las dos noches. A través de @MalditoDato y de la Maldita App, miles de personas siguieron nuestra verificación a los candidatos, ¡y no solo desde España!

Llegamos a tener más de 2.500 personas conectadas a la Maldita App desde toda España y algunos puntos de Europa

Dos noches muy intensas de trabajo en equipo durante los debates electorales. Dos noches de colaboración; con otros medios, con compañeros y compañeras periodistas que nos escribían avisándonos de posibles falsedades y lo más importante con vosotros malditos y malditas viralizando y dándonos ánimos; porque solo juntos, logramos que sea más difícil que nos la cuelen