maldita logo cuadrado VOLVER A MALDITA
Síguenos en:
HAZTE MALDITO

MENÚ

“El Gran Reemplazo”, la teoría de la conspiración que afirma que existe un plan secreto de las élites para sustituir a la población occidental

Publicado
Comparte

El 14 de mayo de 2022, un joven de 18 años asesinó a diez personas en un supermercado en la ciudad de Buffalo (Nueva York). Entró armado, con chaleco antibalas y disparó a sangre fría, causando la muerte de al menos una decena de personas de la comunidad negra de Buffalo que se encontraba en el establecimiento. Horas antes, el atacante había publicado un documento en sus redes sociales, donde hablaba de la teoría del gran reemplazo, a la que tuvieron acceso algunos medios estadounidenses como la cadena NBC

Según esta teoría sin pruebas, existe un complot de las élites para sustituir a las poblaciones blancas de origen cristiano-europeo por pueblos no europeos. Esto se conseguiría, según afirman, fomentando la inmigración masiva, y parte de la idea de que esta nueva generación migrante sería más fácilmente manipulable por los gobiernos.

En Maldita.es ya hemos visto la rapidez con la que se propagan este tipo de teorías, casi siempre a través de las redes sociales. Te contamos lo que sabemos sobre el gran reemplazo. 

¿De dónde surge la teoría de la conspiración del gran reemplazo?

Estos días, muchos usuarios de redes sociales han compartido varios tuits acerca de la teoría del gran reemplazo. Esta conspiración no es nueva y, al igual que la teoría QAnon, culpabiliza a una supuesta élite de una conspiración secreta, como te contamos en Maldita.es. En este caso se cree que tiene como fin “sustituir a las personas blancas de origen europeo” afirmando que “la próxima generación de europeos serán prácticamente de origen musulmán”.

Arsenio Cuenca, investigador especializado en extrema derecha y radicalismo online de la Escuela Práctica de Altos Estudios de París, afirma a Maldita.es que “hace ya más de un siglo que existe un temor por parte de ciertos sectores blancos-occidentales a ser reemplazados y, a día de hoy, el problema es que una parte importante de la clase política y mediática internacional se hace eco de esta teoría”.

Una de las personas que ha difundido estas ideas ha sido el francés Renaud Camus a través de su libro de 2011 El gran reemplazo. La teoría se basa en una novela distópica de Jean Raspail llamada El desembarco en la que se narra una “toma de control del mundo occidental por parte de personas de países en desarrollo”.

“Las conversiones al Islam se multiplican en Francia —afirma Camus en su libro— Jóvenes franceses y francesas que profesan el Islam; es una clara muestra de que se está acelerando y enfatizando el gran reemplazo”. 

En Maldita.es, ya hablamos de un contenido sin pruebas que circuló con el incremento de llegadas de migrantes a las islas Canarias en 2020 afirmando que había un supuesto tratado entre los Gobiernos de España y Marruecos con el fin de traer a España personas migrantes y regularizarlas “para ellos perpetuarse en el poder”. 

El supremacismo blanco, la teoría sin base científica en la que se apoya el gran reemplazo

En Maldita.es ya explicamos que el concepto de raza ha sido descartado por la comunidad científica hace años, ya que entre humanos no existe una diferencia genética bien definida entre razas, como sí ocurre con algunos animales. Esta teoría desactualizada ha servido para nutrir la ideología del supremacismo blanco, que defiende que la raza blanca es genéticamente superior al resto y que, por ello, debe ser la dominante y no mezclarse con otras. Uno de sus creadores fue Samuel Morton, padre del “racismo científico”, quien según un estudio de la Universidad de Pensilvania publicado en PLOS Biology aseguraba que las razas podían diferenciarse según el tamaño de sus cráneos.  Según su teoría, los caucásicos tenían el cerebro más grande y, por tanto, eran los más inteligentes, al contrario que las personas negras o “etíopes”, cuyo cráneo era mucho más pequeño, según él. 

Christchurch, El Paso, Poway y Buffalo: los últimos ataques del supremacismo blanco

El atacante del tiroteo en Buffalo, identificado por las autoridades como Payton S. Gendrom, condujo más de 320 kilómetros con la intención de atacar un supermercado de una zona con población mayoritariamente afroamericana. Según The Guardian, el ataque fue retransmitido a través de Twitch, y Gendrom ya había avisado de sus planes en su cuenta de Discord desde diciembre de 2021. Además, las últimas investigaciones realizadas por Discord afirman, según la CNN, que había enviado incluso un enlace a 15 contactos 30 minutos antes del ataque para que pudieran verlo en directo. 

La policía encontró entre sus pertenencias un documento de 180 páginas donde aseguraba ser “un supremacista blanco y un fascista”. Las consecuencias de la proliferación de estas teorías de la conspiración, lejos de parecer inofensivas, han causado múltiples muertes: además del atentado de Buffalo, Estados Unidos ha sufrido recientemente también ataques contra comunidades latinas y judías, y en Nueva Zelanda. The Economist publicó en 2019 una infografía basada en una investigación de la Universidad de Maryland en la que se demostraba el aumento de los ataques de extrema derecha en países occidentales.

El FBI expresó en una declaración de 2019 que “las personas que se adhieren a la ideología del extremismo violento por motivos raciales han sido responsables de los incidentes más letales entre terroristas domésticos en los últimos años”.

¿Qué dicen los datos sobre migración en España y a nivel global?

Según afirma la politóloga e investigadora especializada en migraciones en la fundación Hay Derecho Alicia G. Rodríguez-Marín en España, “si observamos las cifras de la inmigración procedente de Sudamérica o incluso de la propia UE, estas superan con creces el total de la migración procedente de África”. 

Según los datos de 2020, que pueden consultarse en la página oficial del Instituto Nacional de Estadística (INE), de los 415.150 inmigrantes con nacionalidad extranjera llegados a España en 2020, últimos datos disponibles desagregados por país de origen, 145.159 procedían de Sudamérica, (35%) seguido por personas procedentes de Europa (29,7%) y África (15,5%), que se encuentra en el tercer lugar. Además, si miramos en los datos de 2019, año con unos valores no afectados por la pandemia de la COVID-19, vemos que de las 666.022 personas migrantes de nacionalidad extranjera que llegaron a España, la mayoría también procedían de Sudamérica (37,2%), seguidos de Europa (25%) y, en tercer lugar, el continente africano (15,6%). 

Según datos de la Organización de Naciones Unidas, en 2020 el 3,5% de la población mundial era migrante internacional, es decir, fuera de las fronteras de sus países. De todos los migrantes internacionales, Asia es el continente que más personas ha acogido (31%), seguido por Europa (31%), las Américas (26%), África (10%) y Oceanía (3%). Un total de 275 millones de personas, de las cuales 164 millones son trabajadores migrantes. Además, según los datos de la Organización Mundial para las Migraciones (OIM) de Naciones Unidas, el país con mayor porcentaje de recepción de migrantes internacionales en 2020 fue Emiratos Árabes Unidos, donde más del 88% de la población son migrantes internacionales. 

De la misma forma, según el World Data Report de 2020 de la OIM, la mayoría de los migrantes proceden de Asia, especialmente de la India, Bangladesh, Pakistán, Filipinas y Afganistán. Le siguen México y la Federación Rusa, como países con mayor número de personas que emigran hacia otros países. Además, según el Portal de Datos Mundiales sobre Migración, el número de migrantes internacionales se ha mantenido relativamente estable entre 1990 y 2020, concretamente en un rango del 2,8% al 3,6% de incremento anual. 

A pesar de esto, entre 2019 y 2020, año este último en el que comenzó la pandemia de la COVID-19 y se restringió la movilidad entre países, el número de migrantes internacionales sufrió un descenso de dos millones a nivel global. 

QAnon, otra de las teorías de la conspiración más famosas que circulan por internet

No es la primera vez que se acusa a las élites de estar detrás de algún plan secreto para dañar a la población. En Maldita.es ya os hemos hablado de QAnon, que defiende que Donald Trump está en una guerra secreta contra una supuesta élite que explota sexualmente a miles de niños. 

Esta teoría surgió en 2017 en un foro de internet en la que un usuario denominado “Q Clearance Patriot” aseguraba tener acceso a documentos clasificados del Gobierno de Estados Unidos. Según esta persona, el expresidente estaba luchando contra una red de pederastia en la que estaban involucrados desde políticos hasta estrellas de Hollywood. 

Esta teoría de la conspiración ha provocado incidentes violentos relacionados con las creencias de los grupos QAnon. De hecho el FBI también ha calificado esto como “amenaza terrorista doméstica”.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.