MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

Maldito Dato
18/06/2019

Moncloa no hizo pública la reunión entre el presidente y el embajador de Arabia Saudí en plena polémica por la desaparición del periodista Khasshogi y la venta de armas a ese país

La agenda oficial de Pedro Sánchez no reflejó una reunión en Moncloa con el embajador de Arabia Saudí el 11 de octubre de 2018, que el Gobierno finalmente ha confirmado a Maldita.es tras intentar no contestar a una petición de transparencia . En la fecha de la reunión, se criticó la actitud del Ejecutivo ante la desaparición del periodista Jamal Khasshoggi en el consultado de Arabia Saudí en Estambul y el posicionamiento ante la venta de armas a ese país.

Khasshoggi, columnista de The Washington Post, desapareció el 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudí en Turquía. Unos días antes, los grupos parlamentarios de Unidos Podemos y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) habían solicitado la comparecencia del presidente del Gobierno en el Congreso para que explicara el mantenimiento de la venta de armas a Riad, después de la crisis desatada por la paralización de los contratos por parte de la ministra de Defensa.

El PSOE tardó una semana en anunciar que Pedro Sánchez daría explicaciones en la cámara baja. Concretamente, el 9 de octubre, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, confirmó que el presidente acudiría para informar a los diputados. Dos días después, se produjo en Moncloa una reunión entre Pedro Sánchez y el príncipe Mansour Khalid A. Alfarhan Al-Saud, embajador de Arabia Saudí. Un encuentro que no aparecía en la agenda del Gobierno y que el Ejecutivo ha tardado meses en confirmar.

Una reunión fuera de agenda y que se ha intentado ocultar

El mismo día de la reunión, la agencia de noticias saudí (SPA), informaba de una reunión en Moncloa entre el embajador de ese país con el presidente del Gobierno en la que el diplomático había entregado supuestamente una carta del rey de su país a Sánchez que trataba “sobre las relaciones bilaterales entre los dos países amigos”.

Sin embargo, en la agenda del presidente del Gobierno no hubo ni rastro de este encuentro. De hecho, los únicos actos de Pedro Sánchez para ese día, 11 de octubre, fueron el acto conjunto con Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, para el apoyo de este al proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2019, y presidir el Consejo de Ministros que se celebraba ese día.

Maldita.es, a través de una solicitud de información pública, pidió conocer los detalles de esa reunión y el contenido de la carta. Sin embargo, en un primer momento, la Vicesecretaría General de la Presidencia del Gobierno se negó a ofrecer ningún tipo de detalle. Tras una reclamación al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, este organismo instó al Gobierno a remitir los “datos de la reunión o reuniones mantenidas entre el Presidente del Gobierno y el embajador de Arabia Saudí: fecha, hora y lugar de celebración”.

La Vicesecretaría, en una comunicación posterior, confirmó que Pedro Sánchez y el embajador de Arabia Saudí se habían reunido el 11 de octubre de 2018 en Moncloa.

Polémica por la posición de España en el caso Khasshoggi

Dos días después de que Pedro Sánchez se reuniera con el embajador de Arabia Saudí sin que este evento apareciera en su agenda oficial, el presidente de Estado Unidos, Donald Trump, el 13 de octubre, aseguró, en referencia al caso de la desaparición del periodista Khasshoggi, en una entrevista en la cadena CBS (min. 1:44): “Vamos a llegar hasta el final de esto y habrá un castigo severo”.

Al día siguiente, los ministros de Asuntos Exteriores de Alemania, Reino Unido y Francia emitían un comunicado conjunto en el que solicitaban “una investigación creíble”, aseguraban que trataban este “incidente con la mayor gravedad" e instaban al gobierno saudí a “ofrecer una respuesta completa y detallada”.

El ministerio de Asuntos Exteriores español no se adhirió a este comunicado y al día siguiente emitió una breve nota en la que se sumaba “a la preocupación internacional por la desaparición del periodista” y esperaba una investigación que ofreciera “urgentemente resultados”. Además, en este texto, “España reivindica como valores fundamentales las libertades de expresión y de prensa y la imprescindible protección de los periodistas”. Unas palabras muy similares a las que utilizó ese mismo día la ministra Portavoz en el Consejo de Ministros Extraordinario de ese día, en el que añadió, además, que el Gobierno exigía “una investigación transparente y urgente” pero que “en relación a lo demás, no vamos a especular. Vamos a ir, paso a paso”.

En los días siguientes, Alemania anunció que suspendía la venta de armamento a Arabia Saudí y solicitó al resto de países de la Unión Europea a que hicieran lo mismo. En España, partidos como el PSOE, el PP o Ciudadanos defendieron la “prudencia” del Gobierno, pero otros como PDeCAT, ERC, Unidos Podemos y Compromís presentaron varias propuestas en el Congreso para paralizar la venta de armas a ese país.

Además, organizaciones de la sociedad civil como la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) exigieron al Gobierno que respaldara e impulsara la propuesta de los relatores de la ONU para que se llevara a cabo una investigación internacional y que actuara también utilizando “la presión económica y comercial, para que ese crimen no quede impune”.

Transparencia en las reuniones y en las agendas

Gracias a una solicitud de información pública se confirma que el presidente del Gobierno recibió esos días al embajador de Arabia Saudí en Moncloa sin reflejarlo en la agenda oficial, pero no se ha remitido ningún tipo de información sobre el contenido de la supuesta misiva que el rey de ese país hizo llegar a Pedro Sánchez.

No es la primera vez que el presidente no hace públicos eventos importantes de su agenda a pesar de que cuando era líder de la oposición pedía transparencia en las agendas oficiales.

[scribd id=413747057 key=key-FzDGFyV1gnVZvhYP0BUe mode=scroll]

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO