MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

🔴Hazte maldito, hazte maldita. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]

Maldito Dato
29/01/2020

Cómo son las inspecciones de sanidad a las piscinas madrileñas: se necesitan 10 puntos para suspender

Para que una piscina o balneario suspenda en las inspecciones sanitarias de Madrid Salud se suman sus incumplimientos en todas las categorías evaluadas y se valora si ha tenido infracciones graves en otras inspecciones en los últimos años. Cada incumplimiento supone una puntuación y si llegan a los 10 puntos se les califica de desfavorables, según rige el procedimiento de inspección de aguas recreativas de Madrid Salud [pág. 29].

Que falten duchas o escaleras, por ejemplo, son tres puntos, unas malas condiciones de limpieza y mantenimiento, cinco, y la falta de socorristas, ocho. Madrid Salud suma todos estos puntos y califica a la piscina o balneario en la inspección según la puntuación total.

Fuente: Procedimiento de inspección de aguas recreativas de Madrid Salud [pág. 29]

Por ello, una piscina puede, por ejemplo, estar sucia y sumar cinco puntos debido a eso (incumplimiento de malas condiciones de limpieza y mantenimiento), pero obtendría un resultado favorable si no tiene más fallos ni ha tenido grandes infracciones en años anteriores. Hay muchos incumplimientos que no tienen porqué ocasionar que el resultado final de la inspección sea desfavorable. Esto hace que mientras que el 23,78% de las inspecciones acabaron en un suspenso entre enero de 2018 y octubre de 2019, en el 31,91% de los casos se encontraron problemas de higiene.

Según explica Madrid Salud, los incumplimientos que detectan de forma más habitual son, entre otros, la existencia de escaleras inseguras o insuficientes, las malas prácticas higiénicas por parte de los usuarios, la mala limpieza y mantenimiento de las instalaciones, el tratamiento inadecuado del agua o la escasa protección de la piscina cuando no está permitido el baño.

A pesar de que Maldito Dato ha solicitado a través de la Ley de Transparencia los datos detallados de cada inspección para conocer qué incumplimientos concretos hubo en cada piscina, Madrid Salud no lo ha aportado alegando que su sistema no permitiría extraer esta información de forma automatizada.

Este organismo municipal en algunas ocasiones incluso toma muestras de agua en las piscinas o spas y las analiza en laboratorio. En 2018 más de la mitad suspendieron el análisis físico-químico que se le realizó, según recoge la memoria anual de Madrid Salud [pág. 93]. Entre los motivos principales de ese suspenso: un valor de pH fuera de los límites establecidos o una concentración de agente desinfectante insuficiente o fuera de los límites.

No todas las piscinas se inspeccionan: hay algunas que no han sido evaluadas desde 2018

Hay piscinas y balnearios sobre los que ni siquiera se puede solicitar los incumplimientos concretos que tuvieron en cada categoría porque no han sido inspeccionados. O al menos no lo han sido desde el 1 de enero de 2018, fecha a partir de la que Maldita.es ha obtenido los datos de Madrid Salud.

Para ver cuáles no fueron inspeccionadas, hemos comprobado aquellas piscinas que figuran en el censo de locales. En Madrid hay al menos otras 104 piscinas adicionales a las 799 que sí ha visitado Madrid Salud. Aunque puede haber muchas más que ni siquiera estén registradas en el censo. La mayoría de estas 104 que sí lo están y no han sido inspeccionadas son piscinas de uso público (41 de temporada y 25 climatizadas), mientras que sólo 15 son de comunidades de vecinos.

Al igual que pasa con los bares y restaurantes, las piscinas se inspeccionan con mayor o menor frecuencia según la categoría de riesgo a la que pertenezcan. Se les da una categoría u otra dependiendo del riesgo de actividad con el que los hayan calificado los inspectores de Madrid Salud y de si su último resultado en una inspección fue favorable o desfavorable.

Fuente: Procedimiento de inspección de aguas recreativas de Madrid Salud [pág. 29]

Esta normativa, regulada en el 'Procedimiento de inspección de actividades con incidencia en la salud pública de la Ciudad de Madrid basado en el riesgo' [pág. 50], se rige también por una puntuación. Por ejemplo, la puntuación para calificar el riesgo de actividad de una piscina es mayor si es climatizada que si no lo es o si es de uso público en lugar de privada. Todas las piscinas municipales, sin embargo recibieron al menos una inspección.

A pesar de esta categorización, las piscinas que registran más inspecciones son las de temporada de las comunidades de vecinos, debido a que son las más numerosas. De las inspecciones realizadas en 2018, incluyendo las de las piscinas que se han visitado más de una vez, más de la mitad de las realizadas fueron a las piscinas de comunidades.

Eso sí, casi todas las inspecciones a estas piscinas comunitarias se hicieron cuando llega el calor. Algo que no sucede en el caso, por ejemplo, de los spas y balnearios o las piscinas climatizadas, que son inspeccionadas de forma indistinta durante todo el año.

Accede al resto de artículos sobre piscinas:

Otros artículos de Maldita.es

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO