MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

Maldito Bulo
08/11/2019

No, el nuevo decreto de administración digital no autoriza a cerrar directamente páginas webs ni redes sociales

Ha habido todo tipo de reacciones a la aprobación del decreto-ley que amplía la capacidad del Gobierno para intervenir en Internet. Algunas inexactas y otras que directamente no son reales: en un vídeo con 65.000 visualizaciones se dice que la nueva norma es "censura pura y dura de las redes" sociales y que el Gobierno "puede intervenir cualquier canal de Internet y cualquier medio". Es un bulo.

Aitor Guisasola, el autor del vídeo, se refiere a un apartado del texto que modifica la ley de Telecomunicaciones y amplía los supuestos en los que el Gobierno puede actuar para gestionar una red o servicio de comunicación electrónica. Pero esto no quiere decir que se puedan cerrar directamente medios o sitios web.

Ayer, en Maldita te explica, desgranamos el texto del decreto punto por punto, pero en este artículo te explicamos por qué no es correcto afirmar que el Gobierno podrá cerrar páginas web o tu canal de YouTube, como dicen en este vídeo.

El decreto no se refiere al contenido de redes sociales

Guisasola, concretamente, dice en su vídeo que “sin audiencia te pueden cerrar un canal de Internet, un canal de YouTube, una página web, lo que quieran".

No es verdad: la normativa no afecta a una plataforma como YouTube, a apps, cuentas de Twitter, blogs, etc., sino a la propia infraestructura que da soporte a Internet. Por ejemplo, al sistema de redes propagadas por antenas que hace posible que llamemos por teléfono.

Sergio Carrasco, jurista e ingeniero de Telecomunicaciones, explica a Maldita.es que el decreto está pensado “para redes de autoprestación que pudiesen desarrollar las comunidades autónomas”. Y pone de ejemplo la red de fibra de la Generalitat de Cataluña, es decir, los canales por los que presta Internet a ciertas administraciones públicas. “La interrupción de esos servicios (redes sociales, por ejemplo, o blogs personales) requiere la aplicación de otra ley, la de la Sociedad de la Información”, aclara.

La propia ley de Telecomunicaciones especifica en el primero de los artículos que quedan excluidos de su aplicación “los contenidos audiovisuales tramitados a través de las redes, los medios de comunicación social de naturaleza audiovisual”, así como los "servicios que suministren contenidos transmitidos mediante redes y servicios de comunicaciones electrónicas, las actividades que consistan en el ejercicio del control editorial sobre dichos contenidos y los servicios de la Sociedad de la Información”.

Es decir, que se están confundiendo las infraestructuras que permiten que Internet tenga señal, tanto física como digitalmente (antenas, sistemas de fibra, cableado), o las redes que gestionan las comunicaciones telefónicas, por ejemplo, con contenido de la red o sitios web concretos.

“Lo que permitiría es la interrupción de servicios, cortar la red, cortar los teléfonos…”, explica Carrasco. Se trata de evitar que algunas administraciones “estuvieran prestando servicios a servidores de manera que no los pudiera cortar España. Podrían llegar a intervenir la red, pero no estarían dentro del contenido".

Artículo 1 de la Ley 9/2014, de 9 de mayo, General de Telecomunicaciones

El Gobierno ya podía hacer esta intervención, el decreto solo amplía los supuestos

El jurista consultado por Maldita.es asegura que, quedando excluido este tipo de contenido y limitado el decreto a servicios de telefonía móvil o servicios de redes, también se produce una “injerencia en los derechos fundamentales”, pero que “no es lo que la gente interpreta”. Según dice, el principal problema de la redacción del decreto-ley y que está causando tanta confusión es que “lo han hecho a un nivel tan, tan abstracto que no quedan bien delimitados los supuestos ni te dice hasta dónde llegaría”.

Pero lo cierto es que esa es una capacidad con la que ya contaba el Gobierno, según constaba redactado en la Ley de Telecomunicaciones de 2014 que procedía a esta última modificación, y que ya explicamos aquí, en una explicación más detallada sobre las claves del decreto: cambios en la "ley Mordaza", intervención en infraestructuras digitales y datos alojados en suelo europeo (y español).

No es la primera vez que Maldito Bulo desmiente un difundido de Guisasola, que ya dedicó otro vídeo a criticar una medida de Pedro Sánchez con datos falsos. En este nuevo caso, habla de “censura pura y dura en las redes” para criticar el decreto aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO