MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

🔴Hazte maldito, hazte maldita. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]

Maldito Bulo
14/02/2020

¿Franco creó la Seguridad Social? Evolucionó durante todo el siglo XX, también durante el franquismo, hasta lo que conocemos hoy

Seguramente hayas oído alguna vez que Franco creó la Seguridad Social. ¿Es verdad? ¿Es mentira? Os lo explicamos pero primero hay que explicar qué prestaciones incluye hoy en día la Seguridad Social. Son, entre otras, las pensiones de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad, auxilio por defunción, incapacidad temporal, prestaciones por nacimiento y cuidado de menor e indemnizaciones por lesiones.

Aunque a nivel popular el acceso a la sanidad pública se asocia a la Seguridad Social, a partir de la Ley General de Sanidad de 1986 se empezó a desligar la financiación de la sanidad de las cotizaciones a la seguridad social. Posteriormente en la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud de 2003 fijaba como principio general "el aseguramiento universal y público por parte del Estado" de los servicios del Sistema Nacional de Salud.

Teniendo esto en cuenta analizamos a continuación la evolución histórica de las diferentes prestaciones asociadas a las cotizaciones que hoy son parte de la Seguridad Social.

En 1900 se creó la Ley de Accidentes de Trabajo

Como explica la actual Seguridad Social en su web, el origen de esta se encuentra en la Ley de Accidentes de Trabajo de 1900, que instituía el derecho a indemnizaciones para los trabajadores heridos "con ocasión ó por consecuencia del trabajo" que "produzcan una incapacidad de trabajo absoluta ó parcial, temporal ó perpetua". La indemnización fijada era de la mitad del jornal diario para las incapacidades temporales, de dos años de salario para las incapacidades permanentes y absoluta para todo trabajo, de 18 meses para las incapacidades de su profesión habitual que no impiden otro tipo de trabajos.

Ese mismo año se aprobó una ley que daba derecho a las mujeres en el octavo mes de embarazo a "solicitar el cese en el trabajo, que se le concederá si el informe facultativo fuese favorable, en cuyo caso tendrá derecho a que se lo reserve el puesto que ocupa" y a las mujeres con hijo en período de lactancia a una hora al día "para dar el pecho a sus hijos".

En 1908 se creó el Instituto Nacional de Previsión

La propia institución de la Seguridad Social tiene su antecedente en el Instituto Nacional de Previsión creado en 1908 para, entre otros fines, "administrar la mutualidad de asociados" y "estimular y favorecer" la práctica de pensiones de retiro. Es decir, el antecedente de las pensiones de jubilación.

Durante la dictadura de Primo de Rivera se crea el seguro obligatorio de maternidad

En 1929, durante la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), se estableció el seguro obligatorio de maternidad, que daba derecho a asistencia médica en el embarazo, parto y posparto, así como a una indemnización obligatoria durante las seis semanas posteriores al nacimiento.

Seguro obligatorio de accidentes de trabajo durante la II República

Durante la Segunda República, en junio de 1931 la ley fijó como obligatorio el seguro de accidentes de trabajo para los trabajadores agrícolas y en 1932 se convirtió en obligatorio en la mayor parte de sectores de la actividad económica, según este artículo de la profesora de Historia Económica de la Universidad de Sevilla Jerònia Pons Pons.

La ley de 1932 fijaba una remuneración de tres cuartas partes del salario diario del trabajador accidentado desde el mismo día del accidente para las incapacidades temporales y de la mitad de su salario si la incapacidad era permanente y absoluta.

El golpe de Estado de Franco truncó un proyecto de unificar los seguros sociales ya existentes

En el período de 1932 a 1935, el gobierno de la II República encargó al Instituto Nacional de Previsión la elaboración de un proyecto de unificación y coordinación de los seguros sociales preexistentes, que no se aplicó por el golpe de Estado de Franco y la posterior guerra civil como explica Mercedes Samaniego Boneu, profesora titular de Historia Contemporánea en la Universidad de Salamanca y titular de la Cátedra Jean Monnet de Historia de la integración Europea. Dicho proyecto contemplaba un sistema de Seguridad Social laboral de carácter integrador y gestión participada, según la web de la Seguridad Social.

En la zona controlada por los golpistas se decretó el Fuero del Trabajo en marzo de 1938 que fijaba el "descanso dominical como condición sagrada en la prestación del trabajo" y una retribución del trabajo "como mínimo, suficiente para proporcionar al trabajador y su familia una vida moral y digna", entre otros derechos y deberes.

En 1942 se creó el seguro obligatorio de enfermedad

Durante el franquismo, en 1942, se aprobó la ley que creaba el seguro obligatorio de enfermedad. Como reconoce la propia ley, este seguro de enfermedad estaba ya "establecido en muchos países de Europa" y "no se había implantado en España" por lo que definía la propia ley como "las luchas imperantes entre los diversos partidos políticos". Esta ley fijaba una prestación de asistencia sanitaria en caso de enfermedad y de maternidad de carácter obligatorio para "todos los productores económicos débiles". También se beneficiaban de este seguro los familiares que vivieran con los aseguradores "a sus expensas".

En 1947 se aprobó el seguro obligatorio de vejez e invalidez

Posteriormente, en 1947 se creó el seguro obligatorio de vejez e invalidez, que transformaba el antiguo retiro obrero, y se aprobó la Ley de Accidentes de Trabajo de 1956. Esta legislación laboral marcaba un pago de tres cuartas parte del salario diario al trabajador con incapacidad temporal desde el día siguiente al accidente y del 100% de su salario si la incapacidad era permanente y absoluta como renta vitalicia.

En 1963 se aprobó la Ley de Bases de la Seguridad Social que benefició a los trabajadores y sus familiares

La Ley de Bases de la Seguridad Social se publicó el 28 de diciembre de 1963. Según la web de la Seguridad Social, esta ley junto con otra de 1966 y la Ley General de la Seguridad Social de 1974, "se unifican e integran los distintos seguros sociales y emerge un nuevo sistema de Seguridad Social que reordena la acción protectora desde parámetros eminentemente contributivos hacia el colectivo de los trabajadores por cuenta ajena y sus familias, y sólo parcialmente compartida por otros sectores profesionales de menor capacidad contributiva". El 1 de enero de 1967 comienza el nuevo sistema de Seguridad Social.

Bajo este sistema, quienes tenían acceso a los beneficios de la Seguridad Social eran principalmente los trabajadores por cuenta ajena o propia, funcionarios y estudiantes, por lo que sólo se beneficiaban los trabajadores que cotizaban, sus familiares y estudiantes.

Campo de aplicación de la Seguridad Social franquista según la Ley de Bases de la Seguridad Social de 1963.

La Constitución de 1978 fija un régimen público de Seguridad Social "para todos los ciudadanos"

Tras la muerte de Franco, en noviembre de 1978, se publicó el Real Decreto-ley sobre gestión institucional de la Seguridad Social, la salud y el empleo, que establecía la creación del Instituto Nacional de Empleo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Tesorería General de la Seguridad Social, el Instituto Nacional de Salud y el Instituto Social de la Marina.

Además, la Constitución española de 1978 establece que "los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo" que según la web de la Seguridad Social "diseña el actual modelo de Seguridad Social".

Por consiguiente, aunque la concepción de la Seguridad Social que tenemos hoy en día no se corresponde con la del franquismo, se ha ido conformado con la evolución de seguros, leyes y prestaciones desde 1900 pasando por la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República, el franquismo, la transición y la aprobación de la Constitución democrática de 1978.

Otros artículos de Maldita.es

Hazte Maldito, hazte Maldita

Maldita.es está aquí para ayudarte a luchar contra la mentira: identificar la desinformación y controlar el discurso político, pero sólo con tu apoyo será posible. Sólo juntos es más difícil que nos la cuelen. Ayúdanos en esta batalla con tus conocimientos, con tus superpoderes o colabora económicamente para que Maldita.es sea sostenible e independiente. Un medio de comunicación sin ánimo de lucro y libre de publicidad.

Hazte [email protected] y únete a esta lucha contra la mentira.

HAZTE MALDITO