MENÚ
MALDITO BULO

El supuesto aviso de Hacienda sobre declarar el dinero en metálico que nos regalen en Navidad: el ministerio niega haber hecho esa advertencia aunque legalmente habría que tributar por ello

Publicado
Actualizado
Comparte
Categorías
Política
Legislación
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales
Hablar con la fuente involucrada
Expertos
Superpoderes
Legislación

Se acercan las Navidades y con ellas los regalos que familiares y amigos realizamos de forma tradicional mutuamente. En muchas ocasiones no es un objeto concreto lo que recibimos, sino una cantidad de dinero en efectivo y, con motivo de estas fechas, varios medios de comunicación han hablado acerca de un supuesto aviso del Ministerio de Hacienda sobre este dinero en metálico que recibimos como regalo en Navidad. Según afirman medios y usuarios en redes sociales, la cartera que dirige María Jesús Montero habría “advertido” de que el dinero que se reciba durante estas fiestas debe ser declarado, sea cual sea la cantidad. Este contenido se ha difundido en redes como Twitter, Instagram o TikTok.

¿Quiere decir esto que Hacienda me reclamará y se quedará con parte de los 30 euros que mi tío me ha regalado por Año Nuevo? ¿O que, dejando a un lado las fiestas navideñas, si mi vecina me regala 100 euros con motivo de mi boda tengo que declararlos? Según expertos en derecho tributario y el propio sindicato de trabajadores y técnicos de Hacienda, en la práctica, estas cantidades no se declaran ni se reclaman por parte de las administraciones. Además, el Ministerio de Hacienda niega que haya realizado ningún aviso o indicación sobre la tributación de este impuesto.

Cualquier regalo, sea dinero en efectivo o no, es considerado según la ley como una donación por lo que, formalmente, tendría que declararse, pero Hacienda no ha realizado ningún “aviso”

En primer lugar, hay que aclarar que formalmente cualquier regalo (sea dinero en efectivo o no), a ojos de la ley, es una donación. En su artículo 618, el Código Civil estipula que la donación es “un acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta”. 

Captura del artículo 618 del Código Civil. Fuente: BOE.

Por tanto, ese regalo (o donación, según la ley) debería declararse, según lo establecido en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, ante las administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas (al tratarse de un impuesto cedido, su cobro corresponde a las administraciones regionales y no a la Agencia Estatal de Administración Tributaria). Además, este impuesto no establece ninguna cantidad mínima a partir de la cual no es necesario declarar una donación, por lo tanto, explican desde el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) a Maldita.es, “no se puede decir que por ser una cantidad pequeña se está exento de tributación”. 

Esto es lo que la norma estipula, pero ¿significa entonces que la administración tributaria de tu comunidad autónoma te va a reclamar la declaración de los 50 euros que tu abuela te ha regalado por Navidad? Según aclara el presidente de Gestha, Carlos Cruzado, y expertos en derecho tributario y financiero, no. 

Además, hemos preguntado al Ministerio de Hacienda sobre si han realizado algún “aviso” para la tributación de este impuesto tal y como afirman varios medios de comunicación. Sin embargo, según indican desde su departamento de prensa, no se ha producido “ninguna indicación sobre ello”. Tampoco han emitido ningún comunicado o nota de prensa en la que aborden la tributación de los regalos de dinero en efectivo durante la Navidad.

Respuesta del Ministerio de Hacienda a Maldita.es.

De hecho, aunque los titulares de varios medios mencionan que Hacienda "ha avisado sobre ello", en el interior del texto no hacen mención a ningún aviso e incluso señalan que Hacienda no recurre ante ello "al ser una tarea muy difundida popularmente" y porque "la cuantía a declarar por ese regalo es mínima". 

En la práctica, las administraciones admiten estos regalos de pequeñas cuantías y no reclaman que se tributen

Consultado por Maldita.es, Rafael Sanz, profesor de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), afirma que tanto las normas civiles como las tributarias están pensadas, en términos de donaciones, para cantidades de determinada relevancia. “Pensemos que, si lleváramos esto al extremo, invitar a alguien a comer sería una donación en especie y tendría que tributar, pero podemos considerar que existe una regla no escrita por la cual las pequeñas donaciones no tributan, aunque es cierto que con la ley en la mano sí que tendría que pagarse el impuesto”, recalca Sanz.

En este mismo sentido se pronuncia Carlos Cruzado, presidente del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), que nos explica que “hay una tradición” por la cual estos regalos de pequeñas cuantías (navideños, en bodas o cualquier otra celebración que imaginemos) “son admitidos por la administración”. Estas donaciones, indica Cruzado, ni se declaran, ni la administraciones de las comunidades autónomas las persiguen salvo que sean de cuantías importantes o regalos de valor considerable como un inmueble, una vivienda o un vehículo. “Desde luego esos 20, 50 o 100 euros que nos regale un familiar ni se está persiguiendo, ni se va a hacer”, asegura el presidente de Gestha recordando, igualmente, que, según ley, al no estar establecido un mínimo para tributar por donaciones, en principio, cualquiera estaría sujeta al impuesto.

Asimismo, en conversación con Maldita.es Rafael Sanz apunta a dos cuestiones claves por las que Hacienda no reclama este tipo de pequeñas “donaciones”. En primer lugar, señala que la administración central no tiene la capacidad para detectar todos estos pequeños regalos ya que no le llega la información. “En caso de grandes cantidades (por ejemplo, los bancos tienen que comunicar ingresos en efectivo de más de 3.000 euros) sí es posible que se inicie un procedimiento y se pida que se justifique el origen del dinero, pero no con pequeñas cuantías”, señala. También Luis Do Campo, profesor de Derecho Tributario y subinspector de Hacienda jubilado, asegura a Maldita.es que, aunque teóricamente es correcta la afirmación de que cualquier cantidad regalada constituye una donación y está sujeta a tributación, los regalos en efectivo entre familiares y amigos son casi indetectables para Hacienda. 

Pero, incluso aunque Hacienda tuviera esa información, explica Sanz, en muchos casos el coste de cobrar la deuda (lo que supondría calcularla, ponerse en contacto con la persona que recibió el regalo, pedirle que pague e incluso embargarle si no lo hace) superaría a la cantidad que la administración podría recaudar. 

Esto mismo nos cuenta la asesora fiscal y maldita que nos ha prestado sus superpoderes Maite Fandos. Según nos dice, es cierto que "en puridad" cualquier regalo es una donación y que no hay ningún límite exento de tributación. Sin embargo, explica Fandos que es "absolutamente imposible" que el órgano recaudador (en este caso, las administraciones tributarias de las comunidades autónomas) pueda, en primer lugar, detectar regalos en efectivo y, en segundo lugar, querer perseguirlos. "Lo que podría recaudar sería tan ínfimo y absurdo que de ninguna manera se va a poner a hacerlo", recalca.*

En definitiva, aunque según la ley, cualquier regalo (sea dinero en efectivo o no) es considerado como una donación y, por lo tanto, debería declararse en las administraciones tributarias de las comunidades autónomas, en la práctica, estas cantidades no se declaran ni se reclaman por parte de las administraciones, según aclaran Gestha y expertos en derecho tributario y financiero. Además, el Ministerio de Hacienda niega que haya realizado ningún aviso sobre el tema.

*Este artículo se ha actualizado el 14/12/2021 para añadir las declaraciones de la asesora fiscal Maite Fandos a Maldita.es.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes el profesor de derecho tributario y subinspector de Hacienda jubilado Luis Do Campo y la asesora fiscal Maite Fandos.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.


Primera fecha de publicación de este artículo: 10/12/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.