MENÚ
MALDITO BULO

No, el contrato entre Pfizer y la Comisión Europea no dice que la farmacéutica es "propietaria" de un "dispositivo electrónico" que se le ha insertado a los vacunados contra la COVID-19

Publicado viernes, 26 noviembre 2021
Comparte
Categorías
Salud
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Se ha difundido por Telegram un mensaje que señala que la farmacéutica Pfizer "es propietaria del dispositivo electrónico colocado a las personas que se han inoculado". Supuestamente, esto se reconoce en el Acuerdo de Compra Anticipada (APA) que la Comisión Europea (CE) firmó con Pfizer y BioNTech para la adquisición de vacunas contra la COVID-19. Pero es un bulo.

En el contrato no se hace referencia a ningún dispositivo electrónico, sino que trata sobre los derechos de propiedad intelectual de la vacuna desarrollada por Pfizer-BioNTech. Desde la CE aseguran a Maldita.es que las vacunas contra el coronavirus no contienen ningún dispositivo y que han sido evaluadas de forma rigurosa por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Además, como ya os hemos explicado en Maldita.es, las vacunas no llevan ningún "dispositivo rastreador" ni "microchip".

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

La Comisión Europea (CE) y Pfizer firmaron un Acuerdo de Compra Anticipada (APA) en noviembre de 2020 para el suministro de la vacuna contra la COVID-19. El documento fue publicado por la CE con tachones que ocultaban parte del contenido. Lo mismo ocurrió con el contrato que se firmó con AstraZeneca, del que ya os hablamos en Maldita.es.

No obstante, el programa de investigación Report, de la cadena italiana Rai, publicó los acuerdos que se alcanzaron con Pfizer y Moderna sin tachones en abril. Esta es la versión que se comparte por Telegram.

En concreto, la captura que se ha difundido es del apartado I.11 del acuerdo, referente a la "Explotación de los resultados del APA". La mayor parte de contenido aparece oculto en el documento publicado por la CE, pero no en la versión publicada por Rai:

Según el mensaje de Telegram, en este apartado se establece que Pfizer "será el único explotador de los derechos IP". Y añade lo siguiente:

"¿A qué IP se refiere? ¿Puede estar hablando de la famosa IP asociada al bluetooth, detectada en las personas vacunadas? (...) Esto es absolutamente DELIRANTE. ¡ESTÁ RECONOCIENDO QUE PFIZER ES PROPIETARIA DEL DISPOSITIVO ELECTRÓNICO COLOCADO A LAS PERSONAS QUE SE HAN INOCULADO!"

Sin embargo, esto no es cierto. En el contrato podemos leer el término 'Vaccine IP Rights', pero "IP" significa "propiedad intelectual" por sus siglas en inglés.

Si traducimos el texto del apartado al español, podemos comprobar que trata sobre los derechos de propiedad intelectual de la vacuna de Pfizer y no se hace referencia ni a direcciones IP, ni a la tecnología Bluetooth, ni a un "dispositivo electrónico":

"La Comisión reconoce y acepta que el Contratista será el único propietario de todos los derechos de propiedad intelectual generados durante el desarrollo, fabricación y suministro de la Vacuna o relacionados con la Vacuna, incluidos todos los conocimientos técnicos (en conjunto, los 'Derechos de PI de la Vacuna'). El contratista tendrá derecho a explotar exclusivamente dichos derechos de propiedad intelectual sobre vacunas. Salvo que se establezca expresamente en este APA, el Contratista no otorga a la Comisión, por implicación, preclusión o de otro modo, ningún derecho, título, licencia o interés sobre los Derechos de PI de las Vacunas. Todos los derechos no otorgados expresamente por el Contratista a continuación están reservados por el Contratista."

Desde la Comisión Europea indican a Maldita.es que la CE "no está autorizada" a revelar la información sobre las partes del contrato que no son públicas (como el apartado del que hablamos), pero aseguran que las vacunas no contienen ningún "dispositivo electrónico". "Fueron evaluadas muy rigurosamente por parte de la Agencia Europea de Medicamentos, incluyendo la evaluación de las plantas de fabricación", señalan.

Además, en Maldita.es ya hemos desmentido en varias ocasiones que las vacunas contra la COVID-19 lleven un microchip o algún dispositivo rastreador. Tampoco es cierto que los vacunados puedan ser detectados por Bluetooth, es una desinformación que ya ha sido desmentida por otros verificadores como Full Fact, medio que forma parte de la International Fact-Checking Network (IFCN) al igual que Maldita.es.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.