MENÚ
MALDITA CIENCIA

No, Bill Gates no ha confirmado que van a "implantar chips" en las vacunas de la COVID-19 y otros bulos que relacionan coronavirus y tecnología

Publicado jueves, 8 abril 2021
Comparte
Categorías
COVID-19
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

Desde el inicio de la pandemia se han compartido múltiples bulos y desinformaciones que relacionan coronavirus y tecnología. Por ejemplo, es falso que Bill Gates haya confirmado que van a "implantar chips" en las vacunas de la COVID-19 y que el primer paquete de vacunas contra la COVID-19 que llegó a España llevara el logo de una empresa de microchips. Además, no hay ninguna evidencia científica de que el coronavirus esté causado por la tecnología 5G y tampoco hay pruebas de que se haya encontrado un “nanorobot” en la prueba PCR del coronavirus.

No, no hay pruebas de que se haya encontrado un “nanorobot” en la prueba PCR del coronavirus

Se ha viralizado un contenido que afirma que se ha “encontrado un nanorobot” en una prueba PCR. Pero no hay pruebas de que sea cierto. En el artículo no se da ningún detalle de cuándo ni dónde se ha descubierto supuestamente este nanorrobot. 

Además, en el contenido se da las gracias por la información a Patricia Callisperis, una médica boliviana que difundió la desinformación de que el dióxido de cloro es una supuesta cura contra la COVID-19. Pero es falso que el dióxido de cloro sirva contra la COVID-19 (o contra cualquier patología). 

Desde Maldita.es no hemos encontrado ningún registro del supuesto hallazgo de nanorrobots ni declaraciones de Callisperis al respecto. Además, la foto que ilustra el contenido circula en Internet al menos desde el año 2005

Esta desinformación ha sido desmentida por los verificadores de AFP Factual, miembro de la International Fact-Checking Network (IFCN) a la que también pertenece Maldita.es. La investigadora Eder Lilia Romero, directora del Centro de Investigación y Desarrollo en Nanomedicinas (CIDEN) de Argentina, negó a los verificadores de AFP Factual que existan los nanorrobots como los de la imagen. 

Además, según la experta, si los supuestos nanorrobots pudieran fabricarse, “serían inoperantes" porque no podrían desplazarse por nuestro cuerpo. Los verificadores peruanos de Verificador, miembro de la IFCN, también han desmentido este contenido.

No, Bill Gates no ha confirmado que van a "implantar chips" en las vacunas de la COVID-19

Se ha difundido una imagen en la que se afirma que “Bill Gates confirma que van a implantar chips en las vacunas del SARS-CoV-2". Gates supuestamente declaró esto el 1 de agosto de 2020. Pero es un bulo que viene de meses atrás, cuando Gates ofreció una sesión de preguntas en la red social Reddit en la que habló de "certificados digitales", pero no de microchips en las vacunas.

En dicha sesión, que tuvo lugar el 19 de marzo de 2020, uno de los usuarios pregunta por los cambios que se tendrían que hacer en la forma en que operan las empresas para mantener la economía y proporcionar distanciamiento social. Gates respondió que “la cuestión de qué empresas deberían continuar es complicada”. “Ciertamente, el suministro de alimentos y el sistema de salud (...) Eventualmente tendremos algunos certificados digitales para mostrar quién se recuperó o se hizo la prueba recientemente o, cuando tengamos una vacuna, quién la recibió", señaló.

Esta fue la respuesta completa, sin ninguna mención a microchips ni nanobots, pero que se sacó de contexto para servir de soporte a diferentes teorías de la conspiración. Preguntado por este tema en una conferencia en junio, Gates dijo que nunca ha estado involucrado con ningún tipo de microchip: “Es incluso difícil negar esto porque es muy estúpido o extraño".

Este bulo ha circulado en diferentes formas. Por ejemplo, en junio de 2020 el cantante Miguel Bosé indicó en un hilo de Twitter que Gates "habló reiteradamente de más, sobre su proyecto de vacunas que portasen microchips o nano bots, para obtener todo tipo de información de la población mundial con el solo fin de controlarla". Esto tampoco es cierto, tal y como os contamos entonces en Maldita.es.

No, el primer paquete de vacunas contra la COVID-19 que llegó a España no llevaba el logo de una empresa de microchips

Se ha viralizado una imagen del primer paquete de vacunas contra la COVID-19 que llegó a España el pasado 26 de diciembre y en el que aparece el logo de la empresa Softbox. Esta foto va acompañada de una captura de la búsqueda en Google de una web denominada softboxsilverskin en la que aparecen las palabras "electrónica y microchips". Pero es un bulo que el paquete lleve un logo de una empresa de microchips.

El logo que aparece en el paquete de vacunas es el de la empresa Softbox, que se dedica al envasado con control de temperatura. En Maldita.es ya os hemos contado que la vacuna de Pfizer y BioNTech, que es la que llegó el 26 de diciembre a nuestro país, debe almacenarse a -70 grados centígrados, por lo que se ha transportado en contenedores térmicos.

La web que aparece en la imagen que se está moviendo es la de SilverSkin, que es la marca de Softbox especializada en la venta de cubiertas protectoras térmicas para el transporte de mercancías. Entre sus productos, cuentan con cubiertas térmicas para dispositivos electrónicos y microchips. Pero ni Softbox ni SilverSkin son marcas de "electrónica y microchips", sino de embalaje y contenedores. 

No, no hay ninguna evidencia científica de que el coronavirus esté causado por la tecnología 5G

En los últimos meses han circulado todo tipo de contenidos que vinculan la tecnología 5G y el coronavirus. Una de las publicaciones que se han compartido en redes sociales afirma que el coronavirus no es un virus, sino un "exosoma influido por la contaminación electromagnética". Pero no hay evidencias de que los campos electromagnéticos afecten a la salud ni estén relacionados con la COVID-19.

También se han viralizado múltiples contenidos que aseguran que Wuhan fue la primera ciudad china en implantar redes 5G y que la enfermedad que causa el coronavirus es resultado de un exceso de exposición a esas ondas. 

Como ya os contamos en Maldita.es y como ha explicado FullFact, medio de factchecking británico, no hay evidencias de que fuese así. En octubre de 2019, antes de que comenzara la pandemia, tres empresas estatales de telecomunicaciones chinas anunciaron la instalación de tecnología 5G en varias ciudades, y en una noticia publicada por Reuters en aquel momento se decía que otras grandes ciudades como Pekín o Shangái ya estaban cubiertas.

Otros contenidos indican que existe una correlación entre la incidencia de COVID-19 y la ubicación de redes 5G. En Maldita.es analizamos hace unos meses la relación entre los 10 países con más presencia de esa tecnología y los 10 países con mayor mortalidad por la enfermedad y no hay ninguna correlación entre ambos factores.

Además, algunas publicaciones señalan que la tecnología 5G puede agravar los casos de COVID-19 e “irá acompañada de un aumento de una variedad de patologías, desde infertilidad a enfermedades neurológicas y cáncer". Sin embargo, las evidencias disponibles actualmente, que son abundantes (unos 25.000 estudios científicos en los últimos 30 años según la Organización Mundial de la Salud) indican que la exposición cotidiana a los campos electromagnéticos de baja intensidad no parece tener efectos sobre la salud.

Una revisión publicada en el boletín de la Organización Mundial de la Salud concluye que no hay evidencias de que la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia de estaciones base de telefonía móvil provoque daños en el organismo. 

El físico Alberto Nájera, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS), lo confirmaba: “Si miramos otros estudios, siempre revisiones sistemáticas y metaanálisis, a día de hoy no existe un trabajo que concluya que a los niveles habituales de exposición se produzcan efectos sobre humanos de ningún tipo”.

En Maldita.es también os hemos hablado de muchos otros bulos que intentan relacionar el 5G con la COVID-19. Por ejemplo, os hemos contado que no es cierto que haya un componente con la marca 'COV-19' en los circuitos electrónicos de las torres 5G o que una antena con forma de cactus no es de 5G ni tiene nada que ver con la COVID-19.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.