MENÚ
MALDITO BULO

No, el Parlamento Europeo no debatirá la creación de un fondo de compensación para las “víctimas de la vacuna contra la COVID-19” propuesto por la eurodiputada francesa Virginie Joron

Publicado viernes, 5 noviembre 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales
Hablar con la fuente involucrada
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)
Legislación

“El Parlamento Europeo debatirá sobre la creación de un fondo de compensación para las «Víctimas de las vacunas contra la COVID-19»”. Este es el titular que se difunde a través de Diario 16 y redes sociales. El contenido afirma que el Europarlamento va a debatir la creación de un fondo para compensar a las supuestas víctimas de las diferentes vacunas aprobadas contra la COVID-19.

Es un bulo. La propuesta de resolución, tal y como aclara el Parlamento Europeo a Maldita.es, la presentó una eurodiputada a título individual. De hecho, desde el departamento de prensa de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (a la que se remitió la iniciativa mencionada) indican que el pasado 27 de octubre se decidió no dar curso ni seguimiento parlamentario.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

La presentación de una propuesta de resolución por parte de una eurodiputada no significa que la Eurocámara vaya a debatirla

El texto difundido comienza afirmando que el Parlamento Europeo “tiene sobre la mesa” una propuesta de resolución para evaluar la creación de un fondo que compense a las “víctimas” de las vacunas contra la COVID-19. Esta propuesta de resolución, indica el texto, la presentó la eurodiputada francesa Virginie Joron, miembro del grupo Identidad y Democracia. Concretamente, Joron pertenece al partido francés Agrupación Nacional (dirigido por Marine Le Pen) que se integra dentro del mencionado grupo europeo. 

Sin embargo, tal y como remarcan desde la Eurocámara a Maldita.es, la iniciativa la presentó Joron a título individual. En el documento de sesión, se especifica que la propuesta de resolución se presenta “de conformidad al artículo 143 del reglamento interno del Parlamento Europeo”. Este artículo recoge que “todo diputado podrá presentar una propuesta de resolución sobre un asunto que entre en el ámbito de actividad de la Unión Europea” y, en caso de que cumpla con los apartados requeridos, el texto será publicado en la página web del Parlamento, se anunciará en el Pleno y el presidente la remitirá a la comisión competente. Este proceso, cabe destacar, no significa que se inicie un debate en el Europarlamento ya que, tras ello, la comisión competente debe decidir si la iniciativa sigue o no los trámites parlamentarios.

Artículo 143 que regula las propuestas de resolución. Fuente: Parlamento Europeo

Según la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, no se ha dado seguimiento a la propuesta de resolución de Virginie Joron

Volviendo a la propuesta de resolución a la que nos referimos, esta se anunció en el Pleno del pasado 21 de octubre llevado a cabo en Estrasburgo y se remitió a la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI, por sus siglas en inglés) ya que cumplía con los apartados requeridos [punto 4, art. 143]. 

Sin embargo, contactados por Maldita.es, desde el departamento de prensa de esta comisión indican que “los coordinadores políticos acordaron en su última reunión del 27 de octubre no dar curso” a la referida propuesta. Es decir, esta comisión ha decidido no dar seguimiento legislativo a la iniciativa. “Se espera que el procedimiento de esta propuesta cierre en breve, concretamente, durante la próxima reunión de ENVI prevista para el 18 de noviembre”. 

Los datos mencionados en la propuesta de resolución son "presuntos efectos secundarios" que no están probados

En la propuesta de resolución presentada por Virginie Joron se hace referencia a una serie de supuestos datos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) sobre efectos secundarios y muertes causadas, en teoría, por las diferentes vacunas aprobadas contra la COVID-19. Joron pide que se cree un fondo de compensación para las “víctimas” argumentando que “la Agencia Europea de Medicamentos ya tiene catalogados alrededor de un millón de casos de reacciones adversas tras la inyección de vacunas contra la COVID-19 [...], que la vacunación contra la COVID-19 ha tenido un desenlace mortal para unas 5.000 personas y que la Comisión Europea negoció los contratos de compra y no deseó que se estableciese la responsabilidad de los laboratorios farmacéuticos”. Estos mismos datos los recoge y difunde el contenido antes mencionado. 

En Maldita.es ya hemos explicado que, según indicó a este medio la Agencia Europea del Medicamento (EMA), los datos registrados en EudraVigilance, la base de datos de farmacovigilancia del Espacio Económico Europeo (EEA) y dependiente de la EMA, son “presuntos efectos secundarios”. Es decir, son “eventos médicos” que se han dado tras el uso de las vacunas contra la COVID-19, pero que “no están necesariamente relacionados o causados por el medicamento”. "La información sobre presuntos efectos secundarios no debe interpretarse como que el medicamento o el principio activo producen el efecto observado ni como que su uso no es seguro", indican.

De hecho, en la propia página web de la base de datos europea de informes de presuntas reacciones adversas se avisa de que "sólo una evaluación detallada y una valoración científica de todos los datos disponibles permiten llegar a conclusiones sólidas sobre los beneficios y riesgos de un medicamento".

Captura de la información pública en la base de datos europea de informes de presuntas reacciones adversas.

En definitiva, es un bulo que el Parlamento Europeo vaya a debatir la creación de un fondo de compensación para las “víctimas de la vacuna contra la COVID-19”: como explica la Eurocámara a Maldita.es, la propuesta de resolución la presentó a título individual una eurodiputada y desde la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (a la que se remitió el documento mencionado) afirman que se decidió no dar curso ni seguimiento parlamentario a la iniciativa.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.