Nos habéis preguntado mucho a través nuestro servicio de WhatsApp en el sobre una imagen que está circulando en la que se compara lo que percibe una persona de 55 años con pensión de invalidez total permanente que ha cotizado toda su vida con lo recibido por una persona refugiada a través de la supuesta “renta básica aprobada en Valencia para refugiados”.

Según la imagen, un pensionista en la situación descrita ingresa 420,20€ al mes frente a los 532€ mensuales que reciben los refugiados.

No podemos decir directamente que esto sea verdadero o falso. Hace falta algo de contexto.

La pensión por incapacidad permanente total para mayores de 55 años

Desde la Secretaría de Estado de la Seguridad Social nos explican que no hay una norma que fije en 420,20€ la pensión por incapacidad permanente total para mayores de 55 años “que llevan toda su vida cotizando”. La cantidad varía en función de las contribuciones de cada persona, y tiene en cuenta otras variables como la de personas a su cargo.

Además, la pensión para mayores de 55 años aumenta en un 20% en caso de que presenten dificultades para “obtener empleo en actividad distinta de la habitual”.

¿Hay una renta básica “para refugiados” en la Comunidad Valenciana?

La renta valenciana de inclusión no es una ayuda exclusiva para refugiados. Se pueden beneficiar de ella “todas las personas con residencia en la Comunitat Valenciana que se encuentren en situación de exclusión social o de riesgo de exclusión social” y que cumplan una serie de requisitos.

Uno de ellos es haber estado empadronado en la Comunidad Valenciana durante al menos doce meses. Es cierto que los refugiados están exentos de cumplir dicho requisito, pero también lo están las “víctimas de violencia de género o de explotación sexual o trata”.

Desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana nos explican que la percepción de dos prestaciones con el mismo fin es incompatible y que, por tanto, los refugiados que reciban algún tipo de ayuda estatal deben agotarla “antes de poder acceder a la renta valenciana”.

Por otro lado, también nos dicen que la renta valenciana de inclusión sí es  “compatible y complementable” con las pensiones no contributivas. Dado que la pensión de invalidez total permanente para mayores de 55 años es una pensión contributiva, alguien que la cobre no podría beneficiarse de la renta valenciana de inclusión.

Por lo tanto, no es verdad que la pensión de invalidez total permanente para mayores de 55 años esté fijada en 420, 20€, ni que exista una renta valenciana de inclusión exclusivamente para refugiados, como se asegura en la imagen.

Te necesitamos para luchar contra la desinformación y la mentira en el discurso público. Contigo es más difícil que nos la cuelen. Te necesitamos: Hazte [email protected] y recibe nuestra newsletter con el maldito resumen de la semana.

HAZTE MALDITA