En los últimos días varios medios de comunicación han asegurado en sus titulares que en Bélgica van a derribar un puente del siglo XIII para que puedan pasar barcos de mayor tonelaje, pero aunque es cierto que el Ayuntamiento de Tournai (Bélgica) aprobó en enero esa medida, sólo van a ser derribadas las partes que fueron construidas entre 1946 y 1948, no las de la época medieval.

La decisión fue recibida con rechazo por algunos de los vecinos de este municipio fronterizo con Francia e incluso más de 20.000 personas firmaron una petición en Change.org en contra de la obra, pero la semana pasada dio comienzo el derribo.

Desde entonces ha habido algo de confusión sobre la fecha de construcción del puente y cuál es la parte exacta que se va a derribar, como esta publicación en la que se decía que la estructura había "sobrevivido a la II Guerra Mundial pero no ha logrado vencer la ambición humana".

La realidad es que parte del puente no sobrevivió a la II Guerra Mundial ya que fue dinamitado en 1940 a excepción de sus dos torres, construidas en los siglos XIII y XIV, y de dos arcos que posteriormente fueron derribados también para reconstruir el puente. Las dos torres van a ser restauradas, mientras que los arcos que las unen van a ser sustituidos por otros, como se puede leer en el acta del pleno en el que se aprobó la medida.

Lo que sí va a ser derribado son los arcos del puente, construidos todos ellos tras la Segunda Guerra Mundial. Tal y como se explica en el dossier de prensa de la obra, el arco central fue dinamitado por el ejército británico en 1940. Desde Scaldis Tournai, el departamento de comunicación creado por la administración valona para informar sobre la obra, nos dicen que los dos arcos restantes fueron derribados entre 1946 y 1948, tras el conflicto, para llevar a cabo la reconstrucción del puente. Esos tres arcos son los que ahora se van a volver a derribar, no las torres medievales.

El dossier de prensa de la obra también especifica que se usarán las técnicas de trabajo "más respetuosas para no arriesgar ningún daño a las torres", que mantienen su forma original pese a que entre los años 1946 y 1948 fueron elevadas 2,4 metros, como nos aseguran desde Scaldis Tournai.


En este artículo ha colaborado con sus superpoderes Enrique García, uno de nuestros malditos.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.