En las últimas horas se ha viralizado la imagen de una circular del colegio Bienvenido Conejero Requiel (Los Alcázares, Murcia) donde se ofrece a los alumnos elegir entre la enseñanza islámica y la asignatura de valores cívicos. La imagen va acompañada de distintos textos en los que se afirma que la religión católica dejará de impartirse en dicha escuela. No es cierto.

Antes del documento que ahora se está difundiendo ya se había elaborado otro que sí incluía la asignatura de religión católica. Además, el que ofrecía la enseñanza islámica no se llegó a enviar. Desde la Consejería de Educación de la Región de Murcia nos dicen que "en ningún centro de Murcia se ofrece la enseñanza islámica" y que "absolutamente en todos se oferta la católica".

Hemos hablado con el director del centro, Fernando Mercader, quien nos cuenta que el documento que se está viralizando es sólo uno de los dos que se elaboraron sobre la elección de la asignatura de religión. Mercader asegura que previamente habían redactado otro documento dando a elegir a los alumnos entre religión católica, evangélica y valores cívicos, y que después hicieron el que incluía la opción de enseñanza islámica. Como decimos, este último no se llegó a enviar a los padres.

Desde Maldita.es hemos tenido acceso a ese otro documento a través de la Consejería de Educación:

Desde la Consejería de Educación de Murcia nos dicen que sólo se llegó a enviar el documento que ofrecía las asignaturas de religión católica. De hecho, explican que "en ningún centro de Murcia se ofrece la enseñanza islámica" y que "absolutamente en todos se oferta la católica".

En cuanto al motivo por el que se elaboró el segundo documento, aseguran que era "para ver entre sus alumnos qué opción de religión querían".

Por lo tanto, no es cierto que vaya a "desaparecer" la asignatura de religión católica del plan de estudios de este centro.

Una ley de 1992 garantiza la enseñanza de la religión islámica

La presencia de la religión islámica en la enseñanza pública se aprobó en una ley de 1992, bajo el gobierno de Felipe González. El Estado firmó ese año un acuerdo con la Comisión Islámica de España en el que se detallan algunos aspectos como los contenidos o los espacios que deben ser cedidos, además del derecho de los alumnos musulmanes a recibir enseñanza islámica.

La medida no es un trato a favor del islam, pues el mismo día se firmaron acuerdos idénticos con las representaciones de la fe judía y evangélica. Sin embargo, el anuario ‘Las cifras de la educación en España’ del curso 2016-2017 (el último publicado), muestra que pese a esos acuerdos el número de alumnos que estudian las religiones islámica, evangélica o judía roza el 0% de media en España.