Se está moviendo en redes sociales un mensaje que alerta de "un pucherazo, tongo, amaño o manipulación en las elecciones generales" y que dice que "hicieron desaparecer" 1.586.135 votos, ya que según las cifras oficiales de personas con derecho a voto (36.893.976), el dato oficial de participación del 75,75% equivaldría a 27.947.186 votos y no a los 26.361.051 votos que indica la web de resultados provisionales. Pero es falso que hicieran desaparecer esos votos. Lo que ocurre es que en el cálculo oficial de ese porcentaje se excluye a los españoles que viven en el extranjero. Os lo explicamos:

El dato de 26.361.051 votos y 75,75% de participación procede de los resultados provisionales publicados por el Ministerio de Interior, que no contabilizan el voto del censo CERA (censo electoral de los españoles residentes ausentes) que viven en el extranjero.

Este porcentaje del 75,75% se realiza sólo sobre el número de electores residentes en España (34.799.107 electores) según cifras del censo de consulta publicado por el INE. Es decir, el cálculo no se hace sobre la cifra total de personas personas con derecho a voto (36.893.976), como presupone el mensaje que está circulando, porque no se incluye a los españoles residentes en el extranjero.


Resultados provisionales al Congreso - Ministerio de Interior

La cifra de 36.893.976 personas con derecho a voto viene del número total de electores del censo de consulta del INE y suma el número de electores residentes en España (34.799.107 electores) con el de residentes en extranjero (2.093.977).

El Ministerio de Interior nos ha comunicado que los resultados definitivos, que serán publicados por la Junta Electoral Central (JEC), se empezaron a contabilizar en las Juntas Provinciales el día 1 de mayo e incluirán este voto CERA.

*Este artículo se publicó en un primer momento con este titular: 'No, no se “hicieron desaparecer” más de un millón y medio de votos: el dato provisional de participación no tiene en cuenta el voto de los residentes en el extranjero'. El titular fue modificado para añadir el término 'pucherazo', con el que se estaba moviendo el mensaje.