Se ha difundido en varias webs que una madre ha denunciado ante el Defensor del Pueblo catalán (Síndic de Greuges) la expulsión de su hija de 16 años de un centro educativo de la provincia de Barcelona por hablar en español. No hay pruebas de que esa denuncia exista.

En las publicaciones se afirma que la expulsión del centro educativo tuvo lugar el pasado 3 de abril. Además, se afirma que la supuesta denuncia se interpuso el día 4.

Sin embargo, en Maldita.es nos hemos puesto en contacto tanto con el Síndic de Greuges de Cataluña como con la Síndica de Greuges de Barcelona (cargo análogo para la ciudad) y ninguno de los dos organismos tiene constancia de esta supuesta denuncia. Además, afirman que de haberse producido el día 4 de abril ya la habrían recibido.

Distintas versiones con pocos detalles

Las Voces del Pueblo, que lo publica primero, afirma que estos hechos tuvieron lugar en un colegio de educación primaria al que la menor habría ido a hacer un trabajo. Alerta digital, que publica este contenido un día más tarde, afirma que estos supuestos hechos tuvieron lugar cuando la menor se encontraba en clase de español en su instituto.

Ambos coinciden en que estos supuestos hechos tuvieron lugar el día 3 de abril. Además, ni en la publicación de Las Voces del Pueblo, ni en la de Alerta Digital, ni en Noticiero Universal, que replica el contenido de la anterior, se dice en qué centro tuvo lugar este supuesto hecho. Únicamente señalan que se trata de un centro de la provincia de Barcelona sin especificar en qué localidad.

Como ya hemos dicho, no hay ninguna evidencia de que esa denuncia se haya producido.