Es una imagen que ha circulado mucho por redes sociales en los últimos días. Corresponde a un acta de las votaciones al Congreso de los Diputados en una mesa electoral de Santander. El documento muestra 1.099 votos a candidaturas, 3 votos nulos y 11 votos en blanco emitidos por un total de 685 electores. El acta es real y los votos de esa mesa no han computado, por lo que no se trata de un fraude ni de un pucherazo.

La Junta Electoral Provincial de Cantabria nos ha explicado que los votos de esta mesa no ha computado por superar el número de votos al de electores, ya que en los comicios al Congreso de los Diputados cada votante sólo puede emitir un voto.

El artículo 105.4 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General explica que "cuando el número de votos que figure en un acta exceda al de los electores que haya en la Mesa según las listas del censo electoral y las certificaciones censales presentadas, con la salvedad del voto emitido por los Interventores, la Junta tampoco hará cómputo de ellas".

Al realizarse el recuento general el 1 de mayo, se detectó este error y esta mesa, con todos sus votos, no se ha incluido en el cómputo total.