En Maldita.es pensamos que estamos en un un momento clave en la lucha contra la desinformación. Desde el Partido Popular y ahora desde el PSOE, se apunta a la vía legislativa para luchar contra ella. Una vía, desde nuestro punto de vista, problemática por su falta de base empírica, su peligro de censura y su muy probable obsolescencia. 

Una legislación en caliente en la lucha contra los bulos, en nuestra opinión, es corta de miras y peligrosa para la libertad de expresión y prensa. Necesitamos estudiar el problema de la desinformación para poder resolverlo: comprobar quién y por qué se crea el contenido falso, cómo se viraliza y qué impacto real y medible tiene en nuestra sociedad. Ante la legislación, nosotros proponemos medidas educativas, una apuesta por una comunidad antibulos y el uso de la tecnología.

La Comisión Europea en su informe final elaborado por el grupo de expertos de alto nivel sobre ‘fake news’ (al que pertenece Maldito Bulo) hace especial énfasis en el derecho fundamental de la libertad de expresión y presenta un claro rechazo a cualquier intento de censurar contenidos, alertando de que la legislación, si en algún caso se llegara a implementar, “necesita basarse en definiciones muy precisas que aborden las causas de la desinformación garantizando el debido proceso legal junto a la responsabilidad y la proporcionalidad de las medidas”.

La desinformación es un problema multifacético, no tiene una sola causa raíz, y por lo tanto, no tiene una única solución. Por ello, queríamos lanzar una serie de preguntas a los partidos que quieren optar por la vía legislativa ante los bulos:

  • ¿Quién decidirá qué es real y qué no?
  • ¿Quién decidirá qué se comprueba y qué no?
  • ¿Qué es una “noticia falsa”? ¿Una opinión puede serlo? ¿Cómo se califica una noticia satírica que se viraliza como real? ¿Quién dirá qué es satírico o no?
  • ¿Quién ordenará la eliminación de contenidos?
  • Si es un juez, ¿quién denunciará ante la fiscalía los contenidos falsos? ¿Cualquier usuario? ¿Una institución?
  • ¿Se cerrarán webs de publicación de noticias falsas? ¿Quién lo ordenará? ¿Qué es una web de noticias falsas? ¿Qué porcentaje de ellas debe tener?
  • Si esas webs que se lucran con la publicación de noticias falsas no están en España pero están enfocadas a sus ciudadanos, ¿se prohibirá su acceso desde nuestro país?
  • ¿Cómo tienen pensando parar las imágenes falsas, las cadenas falsas de whatsapp, los pantallazos que no se corresponden con la realidad y otras formas de desinformación no directamente ligadas a un link o una web?
  • ¿Van a buscar compromisos por parte de las plataformas tecnológicas a compartir datos?
  • ¿Van a invertir en alfabetización mediática y tecnológica?
  • ¿Van a reconocer a la comunidad de verificadores y ‘fact-checkers’ como actor imprescindible para buscar soluciones a este problema?

Estaremos encantados de hablar de estos y otros temas con los diferentes partidos políticos. Y a vosotros, malditos, os mantendremos informados para que nos echéis una mano porque juntos es mucho más difícil que nos la cuelen. 

#FundaMaldita.

Te necesitamos para luchar contra la mentira. Llevamos un año detectando, comprobando, desmintiendo y viralizando la verdad con tu ayuda y queremos seguir construyendo Maldita.es contigo.

Queremos convertirnos en fundación para no ser propiedad de nadie y hemos empezado un crowdfunding. Dona si puedes y difunde en redes.

Hazte embajador/a de Maldita.es